#Educación

La epidemia de salud mental que se nos viene, un spoiler impreciso

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Los vaticinios con respecto a que se nos avecina una crisis de salud mental post pandemia, sobre todo a nivel de la infancia, parece ser una proyección bastante compartida. Los diversos organismos internacionales relacionados con el tema, así como diferentes profesionales y académicos/as especializados/as en psicopatología, nos adelantan escenarios sombríos al respecto. Esta advertencia no pasará de ser un estresor anticipatorio añadido y hasta iatrogénico, si no nos moviliza para elaborar y aplicar de forma sistemática y oportuna, estrategias de afrontamiento basadas en evidencia. Ahora, para prepararnos, resulta indispensable estimar un escenario suficientemente probable.


Parece prudente, desde el punto de vista científico, pronosticar que la respuesta socioemocional más frecuente, en nuestros niños y niñas, será la de un duelo normal o experiencia ansiosa-frustrante, directamente proporcional a la magnitud del sufrimiento experimentado

Si consideramos que esta pandemia, dado su naturaleza y alcance, no es algo que hayamos experienciado  antes, una forma de hacer proyecciones plausibles y no caer en pronóstico-ficción y psico-obviedades, es analizar las particularidades de esta situación socio-sanitaria a la luz de modelos científicos sobre la etiología de los trastornos mentales, además de los aportes de disciplinas como la neurociencia afectiva, la psicología de emergencias y la ciencia de los desastres.

Atendiendo a  lo anterior debemos reconocer que la actual pandemia, reúne las condiciones elementales para hablar técnicamente de un desastre: 1) ocasiona daños en estructuras sociales, 2) ocasiona pérdidas materiales y humanas, 3) tiene consecuencias psicológicas, y 4) no hay recursos suficientes para afrontarlo. En este mismo, sentido exhibe una serie de características que certifican su poder de impacto: ha sido relativamente inesperada, en su origen o desarrollo han tenido participación los seres humanos, la percepción de control sobre el fenómeno es baja, sus efectos se han prolongado en el tiempo y se ha experimentado su amenaza, a propósito de experiencias personales o virtuales, con nitidez, inmediatez y cercanía.

Considerando lo expuesto, es esperable que en un escenario como este, la mayoría de las personas tiendan a presentar un procesamiento preferencial de emociones negativas, fundamentalmente asociadas a miedo, tristeza y rabia. Este perfil emocional, intensificado y cronificado, se traduce en una potencial carga alostática, capaz de impactar el equilibrio psicológico y generar sintomatología de naturaleza tanto  internalizante (ansiosa-depresiva) como externalizante (impulsiva-agresiva).

Ahora, bajo la lógica de los modelos de diátesis-estrés-resiliencia, se requiere una vulnerabilidad de base para que esta ecuación termine resultando en patología. En relación con ello, conclusiones de meta-análisis sitúan las prevalencias de alteraciones mentales en torno al 20% en población adulta y 25% en población infantil. Porcentajes que seguramente se ampliarán algunos puntos contemplando los casos subclínicos.

En virtud de lo planteado, tras esta pandemia, es probable proyectar una confirmación de lo que se ha constatado tras otros desastres estudiados: la mayoría de las personas logrará recuperarse, una minoría exhibirá dificultades en lograr un funcionamiento similar al previo, y otro porcentaje, aún menor, (los que presenten vulnerabilidad de base) no lograrán estándares pre-pandemia, incluso luego de haber recibido ayuda profesional.

Parece prudente, desde el punto de vista científico, pronosticar que la respuesta socioemocional más frecuente, en nuestros niños y niñas, será la de un duelo normal o experiencia ansiosa-frustrante, directamente proporcional a la magnitud del sufrimiento experimentado. Y, por otra parte, aspecto como la comparación social, la habituación, la evolución natural, la presencia de factores protectores, la eficacia colectiva, la activación conductual y la retirada de estímulos aversivos asociados al desconfinamiento, podrían afirmar y fortalecer el sistema inmune psicológico de nuestros niños y niñas, y permitir que se sobrepongan adecuadamente, a este y otros estresores socio-sanitarios.

Ahora, con respecto a los que presentan probabilidades ciertas de exhibir sintomatología o cumplimiento de criterios diagnósticos de algún trastorno mental, se requiere proyectar programas preventivos e interventivos, de eficacia contrastada. Asociado a ello, algunas estimaciones proyectan la necesidad de doblar las plantas profesionales de apoyo psicoterapéutico y psicosocial, para hacer frente a una tarea de esta envergadura y trascendencia.

Circunscribiéndonos a la infancia y considerando la importancia de los establecimientos educacionales en la atención de salud mental infantil, conviene advertir que a las unidades educativas les corresponderá protagonizar la aplicación de programas preventivos en el ámbito de la salud mental con altos estándares de calidad. Esto será, para los equipos de convivencia escolar y duplas psicosociales, un desafío y una oportunidad para instalar en el corazón de los procesos pedagógicos, la promoción sistemática del desarrollo psicológico y el cultivo del ser, desafíos clave para alcanzar mejores niveles de bienestar, en medio de esta y futuras experiencias de incertidumbre y complejidad.

Por Ramón Jara, neuropsicólogo- director de Fundación Simonne Ramain

TAGS: #Coronavirus #Pandemia Salud Mental

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

28 de Marzo

Interesante tu análisis, se agradece la fundamentación, casi tanto como no haber leer psicología y sus derivaciones siempre con la letra p.

Dicho eso, creo que la salud mental chilena está en crisis hace décadas, por lo que los índices de prevalencia que señalas, lo siento un poco bajos, me explico.

En Chile la incidencia del machismo y la violencia intrafamiliar (en todos sus tipos y grados) por lo bajo se da en el 65% de la población, siendo un problema mucho más grave que el alcoholismo.

Por otro lado, en términos de consolidación de la personalidad, desarrollo de un autoconcepto saludable y una autoestima sin autoengaño, calculo que no más del 50% de la ciudadanía es realmente honesta consigo misma, no escondiéndose en las apariencias o sobreatendiendo al que dirán, la culpa de esto, nuestra falta de trabajo formativo en autoexploración.

Quiero dejar claro que soy cognitivo conductual, no hablo de patrañas de estructuras yoicas, sino solo a reconocernos en cada uno de nuestros roles y realizar un proceso de análisis de nuestro ser, desde una óptica existencialista y racional.

Si consideramos que en Europa la tasa de consulta alcanza el 70%, mientras que en sudamerica (exceptuando Argentina) apenas alcanzamos el 30 (y siempre como atención terciaria) quizás, solo quizás, LA PANDEMIA ES LO MEJOR QUE NOS PUDO HABER PASADO, dado que por primera vez, algo tan sencillo como el miedo y la angustia, son más importantes que los dietes y las disfunciones eréctiles) Éxito!!

28 de Marzo

Chuuu sorry por los lapsus jajaj

“no haber leer” (haber está demás).

“importantes que los dietes y las” (es dientes)

OJALÁ EL EQUIPO EDITOR DE ELQUINTOPODER, NUEVAMENTE, ME EDITE JAJAJA

ÉXITO VIEJO, GRACIAS POR PONER EL TEMA EN LA PALESTRA.

Ramón Orlando Jara Quijada

31 de Marzo

Patrick, Agradezco tu gentileza de leer y comentar. En cuanto a lo que señalas, los porcentajes proyectado son con respecto a patología, es decir los cuadros que seguro generarán cumplimento de criterios diagnósticos. Tu observación (que me parece enriquece mucho la mirada y el análisis) lo asocio a lo que algunos psicopatólogos conceptualizan, directa y llanamente, como Problemas Psicológicos, es decir todas aquellas condiciones subclínicas que impactan o condicionan la plena actualización de potencialidades psíquicas, que son muy prevalentes (significativamente más que los trastornos mentales) y que están absolutamente sub-identificados y sub-abordados, y qué con mucha seguridad se evidenciarán masivamente por este remezón pandémico. Interesante tu punto, te agradezco el haberlo compartido!!! Saludos.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

La cultura es libre como el agua y fluye como un río, su caudal es el territorio, las calles, las plazas, las comunidades, las organizaciones ciudadanas.
+VER MÁS
#Política

Tres dimensiones por la cultura en la nueva Constitución

Nuevos

El liderazgo del Presidente electo, será fundamental, ya ha demostrado su vocación de dialogo y deberá generar una propuesta lo suficientemente amplia, y atractiva, para aunar voluntades, y sumar apoyos ...
+VER MÁS
#Política

Expectativas ¿carga o motivación?

Es vital que la política educativa proponga un marco de acción donde la naturaleza y la educación al aire libre sean la base del sistema educativo, para así asegurar el mejor bienestar socioemocional d ...
+VER MÁS
#Educación

Chile se recupera y aprende al aire libre en la naturaleza

No necesitamos un Ministerio que siga siendo el jardinero de la cultura, repitiendo patrones cada estación. Necesitamos uno que trabaje en la renovación de Chile, entendiendo a la cultura como un medio de ...
+VER MÁS
#Cultura

¿Qué Ministerio de Cultura necesita Chile?

En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

Popular

China, está construyendo el mayor proyecto de control social y de vigilancia digital, gracias a modernos sistemas de reconocimiento facial, análisis de huellas digitales y perfiles de comportamiento en la ...
+VER MÁS
#Internacional

China, la potencia que actúa en total impunidad

Si no nos vacunamos, estamos poniendo en riesgo a nuestro entorno social y familiar, principalmente a los más débiles, como son los niños, ancianos y enfermos
+VER MÁS
#Salud

Novak Djokovic y su punto de quiebre en contra por antivacunas

Es importante, que, en tiempo de incertidumbre climática, las inmobiliarias confíen en la institucionalidad ambiental del país. En materia de humedales por primera vez se les han definido las reglas clar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ley de humedales urbanos, inmobiliarias y metas climáticas

Que las sirenas que quieren atraer a nuestro Presidente electo al mar turbulento con sus canciones mágicas “expertas, ponderadas y juiciosas” no sean escuchadas y permitan a Gabriel Boric hacer los cam ...
+VER MÁS
#Sociedad

Ulises y los cantos de sirenas