#Educación

En defensa de las actividades extraescolares y extraprogramáticas en la escuela

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Las actividades extraescolares y extraprogramáticas tradicionalmente han ocupado un sitial secundario – a lo sumo complementario – en la escuela. Aunque parezca incomprensible, son muy pocos los proyectos educativos que entregan real importancia a este tipo de acciones a nivel nacional, por lo que no resulta exagerado afirmar que al parecer existe un desconocimiento de los múltiples impactos positivos que estas oportunidades generan en la formación integral de los y las estudiantes.

El contexto escolar actual y, en concreto, el proceso de enseñanza aprendizaje, parece estar en demasía circunscrito a un método de constante adquisición de conocimientos según áreas del saber. Así es común encontrarse con realidades en las cuáles muchos profesores y profesoras consideran que es parte de sus responsabilidades abocarse única y exclusivamente a la entrega de conocimientos especializados de acuerdo a los niveles – llámese cursos – que los educandos van superando en el tiempo, siendo estos últimos en la mayoría de los casos receptores pasivos y no activo – constructores de sus propios aprendizajes.


Las actividades extra-escolares y extra-programáticas requieren urgentemente mayor énfasis en la escuela, aunque siempre teniendo especial cuidado con no saturar en términos de tiempo a los estudiantes

Por lo expresado previamente, no es extraño apreciar y determinar que existe una excesiva “segregación disciplinaria” al interior de la escuela, dónde es cotidiano observar que profesores y directivos consideran a un estudiante “exitoso” como aquel que demuestra un buen rendimiento (notas) por asignaturas y en pruebas estandarizadas como el SIMCE o la PSU. Y lo que es peor aún: creer que un área es más importante que otra, inculcando – tal vez inconscientemente – una cultura de priorización que no es recomendable dado que los niños y niñas se encuentran en una etapa de búsqueda de motivaciones. De ser así, el quehacer docente y escolar propiamente tal sería muy limitado y retrógrado, situación que es totalmente contraproducente con el desarrollo transversal que a temprana edad debiese fomentarse. Por el contrario, sin descuidar lo disciplinario, también desde la escuela se requiere propiciar más espacios, incentivos y estímulos para que con frecuencia los educandos vislumbren habilidades, destrezas y motivaciones inter y multidisciplinarias.

¿Por qué entonces las actividades extra-escolares y/o extra-programáticas debiesen tener una posición mucho más central en el ambiente escolar y educativo? Para autores como Mahoney, Cairos y Farwer (2003), las actividades extraescolares mejoran el nivel educativo, las competencias interpersonales, y el nivel de atención del alumnado en general. Para otros especialistas como Hollway (2012) y Bauer (2003), este tipo de espacios aumentan la motivación, y estimulan el pensamiento crítico y la madurez personal, respectivamente.

En nuestro país existen muchas opciones de participación externa, así como también las propias de cada establecimiento educacional, aunque en estas últimas se aprecian bastantes desequilibrios. Lo cierto es que cada espacio es una oportunidad de notable crecimiento y desarrollo personal para estudiantes, profesores e incluso familias. Así, cualquiera sea el taller de artes, ciencias, deportes u otro que se lleve a efecto, los beneficios van a ser siempre colectivos. Misma situación para actividades que involucran contacto con el entorno, como ser el caso de Explora, Delibera, Olimpiadas de Matemática y Actualidad, Economía más Cerca (Banco Central) y muchas otras, las que en general desarrollan en sus participantes incontables repercusiones que van mucho más allá de la mera adquisición de conocimientos disciplinarios.

Finalmente, sólo decir que la experiencia personal lleva a concluir que las actividades extra-escolares y extra-programáticas requieren urgentemente mayor énfasis en la escuela, aunque siempre teniendo especial cuidado con no saturar en términos de tiempo a los estudiantes, dado que el tiempo para el ocio (tiempo libre) en una necesidad elemental. Este tipo de actividades generan un fuerte sentido de pertenencia (identidad), refuerzan ostensiblemente la autoestima, convicciones, valores y principios, propician el conocimiento del entorno y sus diversas realidades socio-económicas, permiten el contacto de los y las estudiantes con sus pares fomentando las relaciones interpersonales, desarrollan habilidades y destrezas muchas veces “ocultas” en los niños (as), involucran y comprometen a las familias (apoderados) en los procesos, mejoran las relaciones sociales entre los participantes, ayudan a gestionar de mejor forma los tiempos y generan un clima de positivismo en base al descubrimiento de motivaciones que a la larga favorecen al rendimiento escolar convencional.

Nuestro sistema educacional debe y puede avanzar hacia un equilibrio entre el currículo tradicional y las actividades extra-escolares. La educación con sentido es posible.

TAGS: #ActividadExtraescolar #EducaciónChilena

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Ver a mujeres de diferentes orígenes, países y posiciones hablar abiertamente ha dado a muchas egipcias valor para compartir poco a poco sus experiencias de manera anónima o dando la cara.
+VER MÁS
#Género

#MeToo y #TimesUp ayudan a las mujeres egipcias a romper el silencio

La ley de pesca dejó muchos heridos y las causas judiciales por soborno, fraude al fisco y cohecho denominadas “Corpesca” y “Asipes” han dejado al descubierto lo intervenido y frágil que está el ...
+VER MÁS
#Economía

Jibia: Fin a la pesca de arrastre

La naturaleza del Petro fue muy controvertida, pues no cumple con varios elementos propios de las criptomonedas. No puede llamársele dinero virtual y tampoco se puede determinar con certeza si es un títul ...
+VER MÁS
#Economía

La CriptoVenezuela y el Petro

Poesucia, o la poesía sucia es un estilo que une la rebeldía sexual con la lucha de clases de una manera especialmente contemporánea: nada tiene que ver con el realismo socialista de otras épocas
+VER MÁS
#Cultura

¿Quién es Poesucia?

Popular

La prueba de papel y lápiz, y el dispositivo de control social que usa sus puntajes, se está comiendo la formación integral y genera un efecto de empobrecimiento curricular.
+VER MÁS
#Educación

Los resultados #SIMCE2018 que la Agencia de Calidad no te dice

Voltaire, ya nos había advertido: “Quienes creen que el dinero lo hace todo, terminan haciendo todo por dinero”.
+VER MÁS
#Ciudadanía

A mano armada: Helicópteros, caballos y nepotismo

Algo que es transversal para ambos gremialistas es que acusan que esto es producto de maniobras y aprovechamientos políticos, con ello tratando de minimizar el vacío financiero de sus comunas y normalizan ...
+VER MÁS
#Municipales

La Florida y Viña del Mar: Administrando el desfalco municipal

Se requiere de un entorno flexible (digital) y abierto que diversifique y amplifique las formas de participación efectiva de los usuarios en torno al texto escolar, garantizando libertad de uso de los recu ...
+VER MÁS
#Educación

Hacia el Texto Escolar Abierto: Nuevos antecedentes