#Educación

En defensa de las actividades extraescolares y extraprogramáticas en la escuela

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Las actividades extraescolares y extraprogramáticas tradicionalmente han ocupado un sitial secundario – a lo sumo complementario – en la escuela. Aunque parezca incomprensible, son muy pocos los proyectos educativos que entregan real importancia a este tipo de acciones a nivel nacional, por lo que no resulta exagerado afirmar que al parecer existe un desconocimiento de los múltiples impactos positivos que estas oportunidades generan en la formación integral de los y las estudiantes.

El contexto escolar actual y, en concreto, el proceso de enseñanza aprendizaje, parece estar en demasía circunscrito a un método de constante adquisición de conocimientos según áreas del saber. Así es común encontrarse con realidades en las cuáles muchos profesores y profesoras consideran que es parte de sus responsabilidades abocarse única y exclusivamente a la entrega de conocimientos especializados de acuerdo a los niveles – llámese cursos – que los educandos van superando en el tiempo, siendo estos últimos en la mayoría de los casos receptores pasivos y no activo – constructores de sus propios aprendizajes.


Las actividades extra-escolares y extra-programáticas requieren urgentemente mayor énfasis en la escuela, aunque siempre teniendo especial cuidado con no saturar en términos de tiempo a los estudiantes

Por lo expresado previamente, no es extraño apreciar y determinar que existe una excesiva “segregación disciplinaria” al interior de la escuela, dónde es cotidiano observar que profesores y directivos consideran a un estudiante “exitoso” como aquel que demuestra un buen rendimiento (notas) por asignaturas y en pruebas estandarizadas como el SIMCE o la PSU. Y lo que es peor aún: creer que un área es más importante que otra, inculcando – tal vez inconscientemente – una cultura de priorización que no es recomendable dado que los niños y niñas se encuentran en una etapa de búsqueda de motivaciones. De ser así, el quehacer docente y escolar propiamente tal sería muy limitado y retrógrado, situación que es totalmente contraproducente con el desarrollo transversal que a temprana edad debiese fomentarse. Por el contrario, sin descuidar lo disciplinario, también desde la escuela se requiere propiciar más espacios, incentivos y estímulos para que con frecuencia los educandos vislumbren habilidades, destrezas y motivaciones inter y multidisciplinarias.

¿Por qué entonces las actividades extra-escolares y/o extra-programáticas debiesen tener una posición mucho más central en el ambiente escolar y educativo? Para autores como Mahoney, Cairos y Farwer (2003), las actividades extraescolares mejoran el nivel educativo, las competencias interpersonales, y el nivel de atención del alumnado en general. Para otros especialistas como Hollway (2012) y Bauer (2003), este tipo de espacios aumentan la motivación, y estimulan el pensamiento crítico y la madurez personal, respectivamente.

En nuestro país existen muchas opciones de participación externa, así como también las propias de cada establecimiento educacional, aunque en estas últimas se aprecian bastantes desequilibrios. Lo cierto es que cada espacio es una oportunidad de notable crecimiento y desarrollo personal para estudiantes, profesores e incluso familias. Así, cualquiera sea el taller de artes, ciencias, deportes u otro que se lleve a efecto, los beneficios van a ser siempre colectivos. Misma situación para actividades que involucran contacto con el entorno, como ser el caso de Explora, Delibera, Olimpiadas de Matemática y Actualidad, Economía más Cerca (Banco Central) y muchas otras, las que en general desarrollan en sus participantes incontables repercusiones que van mucho más allá de la mera adquisición de conocimientos disciplinarios.

Finalmente, sólo decir que la experiencia personal lleva a concluir que las actividades extra-escolares y extra-programáticas requieren urgentemente mayor énfasis en la escuela, aunque siempre teniendo especial cuidado con no saturar en términos de tiempo a los estudiantes, dado que el tiempo para el ocio (tiempo libre) en una necesidad elemental. Este tipo de actividades generan un fuerte sentido de pertenencia (identidad), refuerzan ostensiblemente la autoestima, convicciones, valores y principios, propician el conocimiento del entorno y sus diversas realidades socio-económicas, permiten el contacto de los y las estudiantes con sus pares fomentando las relaciones interpersonales, desarrollan habilidades y destrezas muchas veces “ocultas” en los niños (as), involucran y comprometen a las familias (apoderados) en los procesos, mejoran las relaciones sociales entre los participantes, ayudan a gestionar de mejor forma los tiempos y generan un clima de positivismo en base al descubrimiento de motivaciones que a la larga favorecen al rendimiento escolar convencional.

Nuestro sistema educacional debe y puede avanzar hacia un equilibrio entre el currículo tradicional y las actividades extra-escolares. La educación con sentido es posible.

TAGS: #ActividadExtraescolar #EducaciónChilena

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente
+VER MÁS
#Sociedad

Crisis y superación del modelo neoliberal

El espacio de la Convención Constituyente es una gran oportunidad para la Unidad en la Unicidad, para el encuentro con los principios universales: “todo es uno y uno es todo”, para que las distancias i ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Convención Constituyente como una oportunidad

Nuevos

Ac­tual­men­te se pu­ri­fi­can dia­ria­men­te 130 mi­llo­nes de me­tros cú­bi­cos, uti­li­zan­do unas 21.500 plan­tas desa­li­ni­za­do­ras, que ope­ran en más de 130 paí­ses.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Desalinización de aguas: ¿Es una respuesta adecuada a la escasez del recurso hídrico?

La escritura es la expresión de mi alma, pero la pintura es la realización de mi espíritu. Quien quiera conocerme solo tiene que ver mis pinturas, me conocería mejor que conversando conmigo en persona.
+VER MÁS
#Cultura

La resistencia a través de la escritura y el arte

Cada septiembre tiende a repetirse la implementación de una suerte de estrategia de la desmemoria. En vez de avanzar más profundamente en verdad y justicia, no, hagamos como si no fue tanto la cosa
+VER MÁS
#Sociedad

La desmemoria como estrategia

Para los ciudadanos, la falta de democracia significa no ser escuchados, ver que las decisiones se toman sin consulta, lo cual va mucho más allá del dato ciudadano/electoral constituido en el momento úni ...
+VER MÁS
#Política

Otra democracia es posible

Popular

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

Solo reflexiono lo que la ciencia ficción de los años 30 y 50 vaticinaron y cómo la historia se encargó de hacerlo posible gracias a la supuesta emancipación. ¿Qué fue lo que triunfó?
+VER MÁS
#Política

Orwell 2021

Emulando la canción de John Lennon, de estas dos crisis debe surgir una sociedad mejor y más solidaria, con un capitalismo renovado inclusivo y sostenible. 
+VER MÁS
#Sociedad

La única forma de superar nuestros desafíos es trabajando juntos