#Educación

Acerca de la eliminación de la filosofía

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

En la última semana ha trascendido la propuesta del MINEDUC para reformular la estructura curricular de III y IV medio que incluye la eliminación de la filosofía del plan común y la fusión de historia y ciencias. Este hecho ha tenido amplia cobertura y en distintos medios de comunicación se ha levantado una oposición tajante a esta medida. Se han alzado en contra académicos, estudiantes y periodistas, señalando las bondades de la filosofía para el cultivo del pensamiento crítico. Sin embargo, cabría preguntarse sobre la novedad de esta medida, pues si analizamos la historia de las reformas llevadas a cabo desde la vuelta a la democracia, la eliminación de la filosofía aparece como la consecuencia necesaria de un conjunto de prácticas llevadas a cabo por el Estado y los agentes educativos que apuntan a estructurar una educación funcional centrada fuertemente en la obtención de resultados en evaluaciones estandarizadas de carácter nacional e internacional.


Dentro de esta lógica la filosofía es innecesaria y poco funcional. Sus resultados no son medibles, al menos en el corto plazo, en evaluaciones estandarizadas. Por lo tanto, no es novedad que estas pocas horas que aún conserva en el currículo quieran ser extirpadas a fin de ser aprovechadas de manera más productiva.

A mi entender, podemos distinguir dos grandes hitos en las reformas escolares postdictadura: el primero ocurre con la reforma curricular del año 2000, cuando se articulan los planes y programas en base a contenidos mínimos obligatorios y aprendizajes esperados, implementando un modelo con escasos resultados que incluyó, entre otras cosas, la reducción de la filosofía al último año de la enseñanza media. El segundo hito lo constituye la reforma curricular del año 2010, donde la falsa dicotomía entre aprendizajes esperados y contenidos mínimos es superada por la noción de objetivos de aprendizaje y se actualizan todos los planes y programas con excepción de los de filosofía. En medio de todos estos cambios, por supuesto, hubo un conjunto de medidas complementarias: implementación de la jornada escolar completa, aumento en las horas lectivas de lenguaje y matemáticas, fusión de las artes plásticas y las artes musicales, el intento de reducción de las horas de historia (que aparece nuevamente en la fusión de esta disciplina con ciencias naturales) y el aumento de la cantidad de áreas y niveles a evaluar en el SIMCE.

En este contexto, la eliminación de la filosofía aparece como una medida que es incluso tardía desde el punto de vista de la lógica del sistema, pues si analizamos  los cambios que han habido en la legislación que regula la educación, se puede observar claramente que el objetivo del sistema es la obtención de resultados. Así pues, mientras la antigua LOCE ponía su foco en la realización de evaluaciones periódicas “a lo menos, al término de la educación básica y de la educación media”, la actual LGE señala que la Agencia de Calidad de la Educación debe elaborar planes de evaluación que incluyen la participación en evaluaciones internacionales. Ya no es entonces solo el SIMCE, ahora es también la prueba PISA.

Ha ocurrido por tanto una profundización de un enfoque positivista de la educación. Dentro de esta lógica la filosofía es innecesaria y poco funcional. Sus resultados no son medibles, al menos en el corto plazo, en evaluaciones estandarizadas. Por lo tanto, no es novedad que estas pocas horas que aún conserva en el currículo quieran ser extirpadas a fin de ser aprovechadas de manera más productiva.

Es aquí, entonces, donde viene el espacio para la autocrítica. Si la situación actual no es sorpresiva ¿Por qué permitimos que se llegue a este punto? ¿Cuál es el rol que hemos jugado como pedagogos y como practicantes de la filosofía? Al parecer nos hemos encerrado en burbujas académicas que carecen de comunicación con otras disciplinas y hemos estado ausentes de los grandes cambios que la sociedad está impulsando. Ha habido una especie de auto marginación del debate social, una especie de auto invisibilización que ha tenido como consecuencia el peligro de la desaparición de la disciplina. Es hora, por lo tanto, de cambiar nuestra forma de accionar, la pasividad y la reactividad no pueden ser más el camino a tomar. Debemos aprovechar los espacios que se han abierto a partir de esta coyuntura y tomar un rol activo en la propuesta de ideas que apunten a la construcción de la sociedad.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#EstoPasaEnChile

VER TODO
El “Apruebo” y una nueva Constitución Política para Chile, es la situación de posibilidad de lo social ante el cambiante nuevo mundo, lleno de incertidumbres, pero con muchas oportunidades.
+VER MÁS
#Política

Comunicación y Plebiscito

El pecado de la Constitución vigente es fundamentalmente de origen, y por más reformas que haya experimentado, algunas de ellas muy significativas, sigue manteniendo su sello original
+VER MÁS
#Política

El proceso constituyente (Parte IV)

Hoy ya no es tiempo de violencia, debemos respirar profundo, calmarnos y ponernos a pensar y entender que hay que dejar de gritar, es tiempo de debatir y argumentar para defender la opción Apruebo o Rechaz ...
+VER MÁS
#Sociedad

Apruebo o Rechazo, Rivales o Enemigos

Eso es lo relevante.  No dejar, una vez más, que la historia nos pase por encima.  Porque este proceso nos pertenece a todos y a todas.  A los de hoy, pero también a los de ayer. Los y las que marcharo ...
+VER MÁS
#Política

26 de abril

Popular

El “Apruebo” y una nueva Constitución Política para Chile, es la situación de posibilidad de lo social ante el cambiante nuevo mundo, lleno de incertidumbres, pero con muchas oportunidades.
+VER MÁS
#Política

Comunicación y Plebiscito

El pecado de la Constitución vigente es fundamentalmente de origen, y por más reformas que haya experimentado, algunas de ellas muy significativas, sigue manteniendo su sello original
+VER MÁS
#Política

El proceso constituyente (Parte IV)

Hoy ya no es tiempo de violencia, debemos respirar profundo, calmarnos y ponernos a pensar y entender que hay que dejar de gritar, es tiempo de debatir y argumentar para defender la opción Apruebo o Rechaz ...
+VER MÁS
#Sociedad

Apruebo o Rechazo, Rivales o Enemigos

Eso es lo relevante.  No dejar, una vez más, que la historia nos pase por encima.  Porque este proceso nos pertenece a todos y a todas.  A los de hoy, pero también a los de ayer. Los y las que marcharo ...
+VER MÁS
#Política

26 de abril

Popular

Es indudable que la partida se sigue jugando y que aunque hemos avanzado en algunos frentes y estamos mas al día y mas alertas sobre las reglas del juego y lo que se está jugando, el duelo no se ve nada d ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chile: la vida sigue después del jaque mate

Lo que justifica utilizar el término “saqueo”, es que el derecho de aprovechamiento de agua es privado y el Estado está limitado en sus facultades para decidir su gestión
+VER MÁS
#Medio Ambiente

´´No hay sequía, ¡hay saqueo`` una frase desafortunada

Es necesario incorporar en la Nueva Constitución, formas de democracia directa en la que la ciudadanía tenga la opción de participar del proceso político, en complemento a los procesos electorales que o ...
+VER MÁS
#Política

¿Cuál país?

Nuestro país presenta altos indicadores de vulnerabilidad en Salud Mental y políticas públicas precarias: aún no hay ley de Salud Mental y el gasto público destinado es cercano al 2,4% del gasto total ...
+VER MÁS
#Salud

Se nos está muriendo el alma