#Desarrollo Regional

Notas ciudadanas a propósito de las transnacionales

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

En nuestro querido y amado Chile, el 50% de la inversión productiva es realizada por las transnacionales, en temas tan relevantes y estratégicos como energía, minería, salmonicultura, pesca industrial, forestales. Lo que se pensó era una estrategia post dictadura para recuperar el tiempo perdido, lleva 35 años como piedra angular de la “estrategia de desarrollo” y lógicamente algo que se estructuró como pasajero ha terminado por coartar la capacidad de superarnos a nosotros mismos y pujado para que sigamos con el actual subdesarrollo y no logremos porcentajes más altos de independencia productiva y que eternamente sigamos controlados por intereses que no nos representan. Tanto ha sido así, que somos el único país del planeta que ha privatizado su industria nacional, el agua, el mar, los minerales, la salud y la educación.


"Lo que se pensó era una estrategia pos dictadura para recuperar el tiempo perdido, lleva 35 años como piedra angular de la “estrategia de desarrollo” y lógicamente algo que se estructuró como pasajero ha terminado por coartar la capacidad de superarnos a nosotros mismos"

La inversión de las transnacionales en Chile han sido constantes y por mucho que digan lo contrario políticos y gobiernos de turno, no han sido una fuente de beneficio para buena parte de la población y se han beneficiado solamente los intermediarios, respondiendo el porqué nuestra sociedad tiene una de las mayores concentraciones financieras y una desigualdad social extrema. Si analizamos el desarrollo de las transnacionales en Chile, percibimos que son una fuente constante de agresión social, ambiental y cultural en regiones. Sus intereses producen conflictos sociales, culturales y ambientales y son la causa de mucha de destrucción territorial en cientos de comunidades, frente a la cual no pueden defenderse, al no contar con un Estado con la capacidad de defenderlos, por las relaciones asimétricas que tienen con los gobiernos de turno, con parlamentarios y con una constitución que protege los intereses de las transnacionales, a cambio que les otorguen beneficios económicos a los parlamentarios y que bajo la mesa financien gobiernos y partidos políticos.

La naturaleza de las transnacionales es distinto de lo que pretende el país ciudadano y la diferenciación se sustenta principalmente, en que las transnacionales quieren producir sin importar el costo social, cultural y ambiental. Invertir lo menos posible y ganar lo más posible, aunque signifique desarrollar proyectos con tecnologías del pasado y destruir la proyección de las regiones.

Las comunidades no son respetadas constitucionalmente y los políticos que dicen representar las regiones, su función bajo la mesa, es facilitarles la vida a las transnacionales a cambio de financiación. Como ejemplo de esta triste situación esta lo sucedido con HidroAysén; que usó como discurso de justificación, que Chile quedaría sin energía para consumo residencial si no se construía y que las ERNC eran una falacia. Contó con el respaldo de dos gobiernos; el de la Concertación de Michelle Bachelet y el de la Alianza por Chile de Sebastián Piñera y una serie de parlamentarios tanto de izquierda como de derecha. Cinco años después, las ERNC producen el 58 % de lo que pretendía producir HidroAysén y está proyectado que en otros cinco años más, el aporte de las ERNC será el total de lo que pretendía producir HidroAysén y todos estos intereses no les importaba destruir una región como Aysén con tal de favorecerse.

Las transnacionales se justifican a si mismas como sinónimo de progreso, prometiendo desarrollo productivo, transferencia tecnológica y la posibilidad de exportar productos y mejorar las condiciones de los trabajadores en comparación con las empresas locales.

Pero en la práctica nada de eso sucede y terminan manipulando la legislación vigente para sacar ventajas comparativas, propician la desigualdad social y transformándose en instrumento de presión en la fuerza de trabajo para bajar sus costos de producción. Debilitan la organización sindical, sobre explotan los recursos naturales, contaminan las regiones y son una herramienta de dominación económica y política. Se apropian de los recursos naturales para controlar los mercados exteriores, eliminan las empresas locales y hacen todo lo que no pueden hacer en su país de orígen.

En términos financieros, drenan las reservas por la excesiva remisión de las utilidades a sus orígenes, distorsionan la producción con tecnologías inapropiadas como el extractivismo y la hidroelectricidad para salvaguardar sus intereses y coartan la capacidad de darle valor agregado a los recursos naturales. Financian universidades y cursos de magíster y doctorados para imponer su ideología por un pseudo saber científico, determinando patrones de conocimiento que estimulan consumos poco adecuados y se inmiscuye en política interna.

Constitucionalmente las transnacionales en Chile no están reconocidas jurídicamente y poseen la nacionalidad de la casa matriz, utilizando con estos fines empresas de fachada para no pagar impuestos. Como ejemplo tenemos a HidroAysén que es Enel Italia; Energía Austral propiedad de GlenCore que es de origen Suizo y Origen-Energy de capitales Australianos; Alto Maipo del grupo Luksic con Aes Gener y Antofagasta Minerals y socios de Strabag de origen Austriaco.

Las transnacionales crearon el AMI (Acuerdo Multilateral de Inversiones) del cual Chile es miembro por pertenecer a la OCDE; estrategia desarrollada para favorecer la inversión extranjera en países subdesarrollados, garantizándoles a las transnacionales que sus ganancias sean intocables. Este acuerdo vigente desde 1995 en el marco de la OCDE, explican el porqué un país subdesarrollado como Chile fue incorporado a esta organización.

El AMI contempla medidas de eliminación de requisitos para los asociados y que las transnacionales no sean obligadas a contratar trabajadores locales, usar materiales nacionales y mantener las inversiones por un período mínimo de tiempo. Los gobiernos no pueden regular la entrada y salida de los capitales y dictar normas para desfavorecer la especulación financiera y los Estados no pueden expropiarse sus intereses.

Según el protocolo AMI, una ley de reducción de emisión de gases de efecto invernadero, la protección de los derechos laborales, pueden ser considerados como una expropiación de sus derechos y las transnacionales pueden demandar a los Estados por cortes eléctricos, por falta de control interno y por protestas de sus trabajadores por mejores condiciones laborales.

Chile de una manera u otra, se deben crear las condiciones para que obtengamos un relacionamiento armónico y balanceado con las transnacionales, si queremos sustentabilidad y desarrollo, y no solo crecimiento. Para ello debemos crear un marco regulatorio más certero. Si no, pasarán otros 50 años y seguiremos tan subdesarrollados como en la actualidad.

TAGS: #ModeloEconómico #Transnacionales Economía

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

29 de Abril

Mucho de lo que dice el artículo se desmiente mirando los datos reales: Somos bastante mas desarrollados ahora comparado a cuando no habían transnacionales. El bienestar de los trabajadores, desde que hay transnacionales, se ha multiplicado como nunca antes. El estado chileno es riquísimo ahora si lo compara a cuando no habían transnacionales, etc… vea los datos reales, no utópicos señor.

Las multinacionales son igual que las nacionales: sólo invierten donde haya estímulo para hacerlo, mercados atractivos, regulaciones facilitadoras, etc..

Me hizo recordar un episodio hace años, cuando empezaban a empoderarse estos antisistemicos, que hicieron un escándalo pataguino en los medios porque descubrieron nose que bacteria nociva en una hamburguesa del McDonald y que debería irse de Chile. Pero resulta que si aplicaba la misma rigurosidad al resto de las “sangucherias” locales la cantidad y variedad de bacterias era para cerrar todos los locales antes que la multinacional, que nó solo daba empleo a miles de familias sino que demostró que hace subir el estándar de la industria por la calidad en lo que hace. Una vez mas el alarido de los antisistemicos se transformó en silencio y a cambiar de tema rápido.

Podrian evitar aprender a puros porrázos si abrieran su mente y escucharan un poco.

Saludos

29 de Abril

Saludos y gracias por comentar. El debate sano y sin rencores es el unico camino.
No tengo mucho más que agregar a lo que escribí en el texto.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

La confianza de los brasileños en la democracia se ha visto seriamente dañada por la corrupción, la desigualdad y la inseguridad, socavando la representatividad de las instituciones políticas
+VER MÁS
#Política

Bolsonaro desploma a derecha tradicional brasileña

Sabemos exactamente lo que tenemos que hacer: defender la democracia. Hemos aprendido que ninguna democracia puede salvarse a sí misma sin los esfuerzos de los demócratas
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

¿Las condiciones de la República de Weimar en América Latina?

No se puede ver de forma aislada lo que sucede en Nicaragua. Para comprender lo que sucede en América Latina, no podemos observar la situación política de cada país de forma de forma aislada
+VER MÁS
#Internacional

Nicaragua: Mitos y construcción popular de la realidad en Latinoamérica

Tiempos donde tu derecho a pataleo está constreñido por las “nuevas verdades” (¿o posverdad?), nuevas verdades que se han construido en forma “express” y que en poco tiempo han conseguido una est ...
+VER MÁS
#Sociedad

Tiempos Modernos

Popular

El dispositivo SIMCE y las presiones oficiales están incentivando que las escuelas dediquen más tiempo a entrenar la prueba, priorizando solo las materias medidas y abandonando la formación integral.
+VER MÁS
#Educación

Carta abierta a apoderadas cansadas de la mala educación para el SIMCE

La educación fue quedando progresiva e irremediablemente sometida a los devenires del mercado económico
+VER MÁS
#Sociedad

Gobernar es Educar

Sabemos exactamente lo que tenemos que hacer: defender la democracia. Hemos aprendido que ninguna democracia puede salvarse a sí misma sin los esfuerzos de los demócratas
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

¿Las condiciones de la República de Weimar en América Latina?

El fascismo es sumamente ágil en canalizar los instintos más bajos de las masas: el odio a lo diferente, el miedo, el paternalismo, anti-elitismo, y sobre todo un odio profundo a los intelectuales
+VER MÁS
#Internacional

El fascismo del siglo XXI