#Cultura

El amor es un gran invento

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Cuando tenía quince, era un dulce adolescente capaz de declamar una poesía de veinte versos frente a un colegio completo. Este acto lleno de audacia traía consigo buenísimas calificaciones, pero la total ausencia de experiencias amorosas.


Sería oficioso apelar a la eficacia de un monumental super yo cultural: el amor como fuente energía, planteado por Platón; el amor como necesidad, propuesto por Spinoza; el amor como apasionada fusión sin mediaciones, pensado por Hannah Arnedt, o del amor como resultado de prácticas sociales, señalado por Foucault

Para contextualizar, sometidos como estábamos a una dictadura brutal, los jóvenes  buscábamos vivir “el amor” a a través de dos vías: el modelo “gringo” en discos y autos (que, por cierto, llegaba a través de las salas de cine con un par de años de retraso) o el modelo “lana”, esto es, los primeros besos, avances y amores se tejían al alero de miradas asustadas en una reunión de la “Jota”, en una sede social llena de humo mientras se realizaba una peña o en una madrugada furtiva, escuchando un cassette de “Silvio y Pablo en vivo”.

Como mis sueños estaban construidos por las letras de la trascendentalista Louise May Alcott, Oscar Wilde, Henry Ibsen y Harriet Beecher Stowe; la poesía erótica de Pablo Neruda, las décimas de la Violeta Parra y Tala de Gabriela Mistral, no cabía otra posibilidad de que a pesar de mi timidez y vulnerabilidad, y, por cierto, al férreo control que mis padres ejercían sobre mí en estas materias,  terminara besando en una peña inolvidable, por primera vez, a un chico soso cuya capacidad intelectual equivalía a un niño de cinco, pero que él ocultaba muy bien declamando lugares comunes de los poemas de Neruda. Como todo “primer amor” que se precie, terminó conmigo llorando en un parque  con el corazón destrozado.

Y así, cada experiencia amorosa de mi vida ha sido remitida a aquel momento en el parque: mi mirada suplicante, su rostro cruel impasible. Syd y Nancy. He sido Syd y he sido Nancy.

La práctica de la experiencia amorosa, despojada de cualquier configuración sociocultural, la creencia de que mis afecciones han sido vividas de modo espontáneo, como si la determinación hubiese sido natural, ajena a cualquier condicionamiento de la cultura o la sociedad, me han hecho vivir el amor como un “invento”.

El surgimiento de recetas acerca de cómo “atrapar” a un hombre, la ficción del alma gemela y el sobreconsumo, han dado lugar a experiencias fundamentalmente económicas y no de este otro tipo, que pertenecen al reino de la pasión. Tengo la impresión de que muchas veces en “relaciones felices y estables” el sujeto en cuestión podría ser cambiado por “otro” y nada sustancial cambiaría.

En su lugar, sería oficioso apelar a la eficacia de un monumental superyó cultural: el amor como fuente energía, planteado por Platón; el amor como necesidad, propuesto por Spinoza; el amor como apasionada fusión sin mediaciones, pensado por Hannah Arendt, o del amor como resultado de prácticas sociales, señalado por Foucault.

Porque con todo ello convivimos, todo ello nos constituye, aunque NO hallamos leído una sola línea de dichos autores. Sólo así, queridas y queridos, la poesía hoy por la noche, no habrá cantado en vano.

TAGS: #Filosofía Amor estudios culturales

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

18 de febrero

Marcela, no me asombra, ni me asusta, que nadie haya comentado, ni mucho menos que nadie haya leído tu articulo. son pocos los que nos importamos por estos temas, criticar a los políticos, a los empresarios, es lo que vende, y no estoy diciendo que no haya que hacerlo. Vivir un amor como tu propones, como un “superyó cultural” es algo que en nuestro posmodernismo es un poco difícil, ( y no porque antes fuera más fácil) porque es “hiper- extra individualista y como tu bien dices hiper-extra consumista. Sigue escribiendo de esta manera. quizá no venda mucho, pero algunos lo vamos a apreciar. Además, estos temas nos hacen más humanos, y no tan gringos….

11 de septiembre

Acabo de leer su comentario y de tener un momento de profunda felicidad. Abrazos.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Debemos generar facilidades para que jóvenes extranjeros vengan a estudiar a Chile, sobre todo a aquellas carreras que tienen poca matrícula nacional, pero que significan un capital humano fundamental par ...
+VER MÁS
#Uncategorized

Por un nuevo trato hacia los inmigrantes

Es necesario definir un proceso de tecnología conveniente para un crecimiento más equilibrado, es decir, que supere aquella idea productivista neoliberal que no considera los indicadores políticos, socia ...
+VER MÁS
#Política

La democracia y el ´realismo` del duopolio.

Los medios han tomado la decisión de alivianar la carga. Tanto los canales de TV como los medios impresos ahora tienen su equivalente digital, con lo que pueden ofrecer contenido al minuto.
+VER MÁS
#Medios

La industria de los medios tiene salvación

Los requerimientos laborales para este Siglo 21 deben estar en coherencia con un mundo globalmente conectado
+VER MÁS
#Educación

Educación ¿Virtualizando nuestros sueños?

Popular

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

La crisis actual del Parque Cultural de Valparaíso, no es solo una crisis de presupuesto, es una crisis de modelo —como en muchos otros campos de la vida social—, de subvalorar procesos culturales comp ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Las huellas de las crisis. Repensar la gestión de espacios culturales

Producto de la “juventud” de estos nuevos actores y escenarios, la discusión jurídica, filosófica y política entorno a esta nueva generación de derechos humanos no ha sido pacífica, existiendo int ...
+VER MÁS
#Energía

Confort Térmico como derecho humano (la pobreza también es energética)

Y de esta manera, es como la manifestación de la escena artística y cultural de un país, a partir de la inserción brutal de la casta neoliberal, nos va esclareciendo la matriz de lo vivido y aprendido, ...
+VER MÁS
#Cultura

Lo mercantilizaron todo, hasta nuestra memoria