#Ciudadanía

Bolivia en La Haya: Una gran lección de estrategia y táctica

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

A raíz de los alegatos que tienen a Chile y Bolivia sentados en el tribunal de La Haya para decidir o no la obligación de Chile de sentarse a conversar con Bolivia sobre una eventual salida suya al mar, estamos siendo espectadores y víctimas de una lección de estrategia y táctica boliviana que tiene a Chile al borde de la histeria. Lo demuestra la reacción de la cancillería y de los medios de comunicación en el curso de los últimos días en medio de los alegatos de la Haya. ¿Es adecuado que la cancillería muestre su irritación en las gradas de la CIJ cuando en realidad Chile no está en peligro de perder territorio? ¿Es posible que la tranquila aunque apasionada emocionalidad de los argumentos bolivianos los hagan salir de sus casillas?


La histeria de algunos políticos, de la propia delegación y de los medios de comunicación, lamentablemente ha venido a poner en estado de latencia la deslealtad y la sospecha.

En este escenario hay que reconocer que esta ha sido una verdadera lección boliviana de estrategia, primero por obligarnos a sentarnos con ellos a discutir esa posibilidad (solo una posibilidad porque cualquiera sea el resultado Chile no pierde absolutamente nada, que no sea soportar la pertinacia de las aspiraciones de nuestros vecinos, cuya eventual solución solo pasa por la voluntad soberana de Chile); y de táctica pura en los movimientos comunicacionales con que Bolivia se está manejando, tanto internamente como ante la comunidad internacional. De ello, dan cuenta los rituales nacionalistas con que la sociedad boliviana ha estado a la espera de los resultados, y particularmente por el uso de algunos recursos dialécticos de sus dirigentes, como el astuto exabrupto de Evo Morales a través de twitter sobre la propiedad de Antofagasta, con el solo objeto de provocar una reacción en cadena de irritación; primero en el equipo chileno de juristas encabezados por el canciller, y luego a nivel de los medios, siempre proclives a sumarse al escándalo. Un anzuelo para cazar incautos en un escenario donde Bolivia ha puesto todas sus cartas.

Táctica pura, porque Morales se las ingenió para detonar la indignación de los chilenos haciendo que sus autoridades chilenas reaccionaran mostrándose agresivas, tozudas y amenazantes; justo la imagen que Bolivia quiere transmitir a los miembros del tribunal. La imagen de un país orgulloso, y monolítico en el autoconcepto de su identidad; y de pasada, inmune a las aspiraciones de sus vecinos. Una afanosa búsqueda de la delegación del país altiplánico que, no teniendo de su lado el derecho, por el tratado de 1904, recurre a la solidaridad internacional y a los efectos emocionales, apenas apertrechada de opiniones de buena voluntad como actos pretendidamente causales de derechos, cuestión que por cierto deberá definir la Corte.

En este trance, habría que recordarle al canciller que la bandera de lucha de la delegación chilena es el tratado de 1904, de modo que reaccionar como lo ha hecho él mismo, la vocera de gobierno y otros miembros del gobierno de Chile, alegando a gritos que Chile no cederá ni un milímetro de territorio, constituye una lastimosa paradoja, ya que contradice su confianza en la intangibilidad de aquel tratado. Olvidando además- tal vez por su nerviosismo- que cualquier arreglo con Bolivia está en las manos soberanas de Chile.

La histeria de algunos políticos, de la propia delegación y de los medios de comunicación, lamentablemente ha venido a poner en estado de latencia la deslealtad y la sospecha. Da cuenta de ello el acoso de que fue víctima el diputado “Florcita Motuda” por parte de la prensa por adherir a la causa boliviana, adhesión que por cierto, está muy lejos de constituir una traición a la patria o un gesto de desprecio por quienes lucharon en el conflicto en el siglo XIX. Es bueno recordar que el propio general Pinochet buscó un arreglo con Bolivia para salvar su alma. Pero lo importante aquí, es entender que lo único que no le está permitido a nuestros representantes en La Haya, es perder la serenidad. Un bien intangible que siempre fortalecerá las convicciones.

TAGS: #DemandaBoliviana #EvoMorales #LaHaya Bolivia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

02 de abril

Don Gonzalo:
En su columna solo veo algo distinto a lo que Ud quiere hacernos ver, la histeria y la desinformación nace de justamente del boliviano jefe a tal es la distorsión que los medios comunicacionales bolivianos están vedados a transmitir los hechos que realmente se están tratando en las Hayas.
Las obligaciones que pretenden lograr las autoridades bolivianas no pueden ser de carácter obligatorio y eso ya lo manifestó el tribunal en las primeras instancias.

04 de abril

Don Armando. Justamente por lo que usted apunta correctamente, es recomendable mantener la serenidad, y no manipular, al estilo boliviano, a la opinión pública. Chile no está en peligro de perder territorio. Saludos.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

La recuperación de la ciudad no pasa solo por invertir dineros públicos, para revertir los efectos de la desigualdad territorial es necesario volver a conocernos, para valorarnos desde el encuentro, no de ...
+VER MÁS
#Ciudad

Santiago desigual

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

El impacto que las tecnociencias producen en la sociedad, no solo cambia la vida de las personas, sino que impone modelos y relaciones de vida nuevos, y no siempre mejores
+VER MÁS
#Política

¿Qué hacer frente al transhumanismo?