#Ciencia

Por una democratización epistemológica. Respuesta a Ramón Latorre

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El día 18 de junio se publicó una nota periodística sobre una carta promovida por un grupo de científicos apoyando la gestión del ministro Andrés Couve, como respuesta a otra difundida por otro grupo de investigadores/as, en la que se exige su renuncia. Como Asociación de Investigadores en Artes y Humanidades no firmamos dicha carta, menos aún la de apoyo, porque nos parecía inoficioso que en las actuales condiciones de emergencia sanitaria y crisis económica, política y social, tenga sentido enfrascarse en esa discusión. Sin restarle responsabilidad al Ministro en el manejo de los datos sobre contagiados y fallecidos, ni por la complicidad que desde el 18-O ha tenido con respecto a la violencia represiva promovida desde el gobierno, su renuncia no incide en lo urgente: un cambio de estrategia en las forma de asumir la emergencia sanitaria protegiendo la salud e integridad de la población. El ministerio parece estar subordinado a las decisiones del Comité Político del gobierno, como lo testimonian las declaraciones de la subsecretaría Torrealba señalando que “Tal vez hoy no es el momento para exigir ese tipo de información”, cuando se quebró la Mesa de Datos Covid-19.


Por ello, junto a diversas asociaciones de investigadores, desde hace meses hemos demandado al gobierno que se consideren los factores socio-ambientales, territoriales, culturales y afectivos, teniendo a los Derechos Humanos como marco irrenunciable

En la nota en comento se citan una serie de afirmaciones con respecto a la relación de la comunidad científica con la sociedad, tales como que: “El mundo científico fue un comentarista oculto de lo que pasaba en Chile y por eso hoy es tiempo de despertar, unirnos y construir”; “Lo que estamos viendo en esta pandemia es la pobreza […] que existe en las poblaciones de Santiago la que está provocando todo el descalabro con los contagios”; “Por mucho tiempo los científicos hemos querido poner la ciencia a disposición de los problemas país”. Pareciera que como comunidad se han enfrentado a la dura y cruda realidad en la que viven los grupos más desfavorecidos y precarizados del país. Finaliza la nota periodística señalando que: “Sobre la ausencia de investigadores de ciencias sociales y humanidades en la confección de la declaración, Latorre invita a esos científicos a firmarla y les concede una frase: ‘Las ciencias y las humanidades unidas, jamás serán vencidas’”.

Quienes trabajamos en y desde las Humanidades, las Ciencias Sociales, y las Artes, que al parecer el Sr. Latorre desconoce como un campo de investigación, llevamos mucho tiempo en relación con esa realidad que cierta “comunidad científica” acaba de descubrir. Esto es y ha sido así por la naturaleza misma de los fenómenos y problemas con los cuales las Artes, Humanidades y Ciencias Sociales se relacionan, y por las condiciones de precarización económica (los fondos asignados a estas disciplinas son desproporcionadamente menores a los asignado a las disciplinas STEM), y deslegitimación epistemológica (aún hay científicos que defienden la “unidad del método”), e invisibilización en la difusión de sus producciones.

Para nosotros/as, investigadores/as de las Artes, Humanidades y Ciencias Sociales, la relación con la complejidad social es parte de nuestro ecosistema teórico y metodológico. Por ello, junto a diversas asociaciones de investigadores, desde hace meses hemos demandado al gobierno que se consideren los factores socio-ambientales, territoriales, culturales y afectivos, teniendo a los Derechos Humanos como marco irrenunciable, en la toma de decisiones sanitarias, económicas, políticas y sociales y sus efectos en el cuerpo-del-pueblo de Chile.[4] No habitamos un país ni unitario ni homogéneo por lo que consideramos que, si se siguen tomando decisiones sesgadas por el centralismo del Estado, la hegemonía de lo económico por sobre lo social, y el desconocimiento de las realidades locales, esto tendrá como efecto un mayor costo de vidas por la pandemia.

Braulio Rojas Castro (AyH)

[1] Declaración ante el fracaso de estrategia de manejo de la emergencia sanitaria:  El documento con propuestas: COVID-19: El Aporte de las Ciencias Sociales y Humanidades: Cortar el Contagio y Mitigar la Crisis Social Durante y Después de la Pandemia ; Pandemia y derechos humanos

TAGS: #Coronavirus Datos Investigación científica

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Nuevos

La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Popular

En el transcurso de estos 177 años la YMCA se convirtió en uno de los movimientos sociales con mayor presencia e impacto del planeta, alcanzando a más de 64 millones de personas en los cinco continentes
+VER MÁS
#Sociedad

YMCA Internacional celebra 177 años

Las protestas del 2019 hacen ver que los Estudiantes cuando saltaron el torniquete reavivaron la llama de los pinguinos del 2006 y universitarios del 2011
+VER MÁS
#Educación

A 15 Años de la Revolución Pinguina ¿Qué se logró?

El mandato popular del 80 % no se negocia, se acata. Y eso no es autoritarismo, es democracia.
+VER MÁS
#Política

El mandato popular no se negocia

En esta sinóptica descripción de la región sudamericana, se vislumbra que la Pandemia del Covid-19 convive y acentúa procesos políticos que develan las precariedades en las que se encuentran estos países
+VER MÁS
#Internacional

Sudamérica y su entropía geopolítica en pandemia