#Sociedad

Colusión ciudadana, el día que Caperucita se coma al lobo

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Todos recordaremos que la pequeña caperucita debía su nombre al uso de una capucha roja en su cabeza. Algunos dirán un resabio de la mente izquierdista de su autor, pero no es así. El cuento nace de una tradición oral europea, que fue masificada por los hermanos Grimm.


Constitución, le decían a ese pacto los pueblos que se liberaron de lobos extranjeros, en la naciente américa de los padres y madres fundadores.

Caperucita sale del resguardo de la ciudad y va al bosque. Un lugar peligroso donde habitaban y vivían del pillaje maleantes, siendo uno de los más peligrosos, el lobo o debiéramos decir “lobos”, toda vez que estos actúan en manada para primero agotar a su presa y luego devorarla.

Los lobos, normalmente, atacan animales enfermos; y se han visto algunos de sus descendientes construyendo guaridas a las que llaman “clínicas” o “isapres”.

Esos animales para comunicarse aúllan, no chatean o mandan email; gruñen cuando se enfadan, por ejemplo, cuando le reforman su territorio; y ladran, ladran mucho y logran intimidar a los aldeanos cuando lo hacen.

Pero volvamos a Caperucita. Ella encomendada por su madre,  viaja solo con una cesta llena de alimentos. Y comete un error que le costará caro en el desarrollo de la historia: en su primer contacto con el lobo le cuenta todo lo que lleva en el canasto. Con ello el lobo, accede a información privilegiada sobre sus hábitos de consumo y elabora toda su estrategia para lograr su objetivo final, comerse a Caperucita, a su abuela y quedarse con la casa de la anciana.

Para seducir a la niña Caperucita, le ofrece una oferta ideal para cualquier chileno: un camino corto lleno de flores que la hará llegar rápido a ver a su abuela, pero que es largo y peligroso en verdad. A veces Falta Precaución (primera moraleja)

Caperucita accede y sigue por el camino equivocado. El lobo raudo logra llegar a la casa de la abuela, y se la come de un bocado; hay versiones modernas donde se la come en 48 cuotas, y los restos los mete en una caja para compensar quizás que trauma.

Al llegar Caperucita, quien se demora más de lo que debida porque  en el bosque las flores, farándula y el consumo de vallas dulces sin etiquetado la adormecieron.

-¿Quien toca?-  le pregunta el lobo, cuando toca Caperucita la puerta de la casa, que ya usurpa la abuela.

Recordemos, que el lobo se disfraza de abuelita, es decir, de devota mujer mayor preocupada de los demás.

Caperucita entra la casa y sin darse cuenta que tiene enfrente a un lobo con disfraz de viejecilla,  hace las preguntas indagatorias más recordadas de cuento infantil alguno: ¿ Por qué tienes los ojos tan grandes, las orejas, las garras y la boca?. Cualquier fiscal promedio le hubiere consultado por su patrimonio, sus juntas y sus hábitos de conducta depredatorios.

El lobo antes de ser descubierto, salta y ataca a Caperucita. No lo hacía en el bosque, porque no tenía fuero eclesiástico.

Hay versiones múltiples del fin de la historia. Que el lobo llega a un acuerdo reparatorio con Caperucita y le da una gift card para la tienda local; que le ofrece una hipoteca reversada a la abuela; que la viejecilla en realidad era machi y cuidaba el bosque y que el lobo negocia las hectáreas a cuenta de luz y agua potable; que Caperucita es violada y que a pesar de los riesgos no puede interrumpir el embarazo, y un sin número de etcéteras.

Me gusta el final donde llega el leñador, un obrero de la comarca, sin hoz ni martillo, pero con hacha. Y mata al lobo.

Sería ideal, que las y los caperucitas, tomáramos conciencia de que actuar en manada como los lobos nos sería más útil.

Tal es hora de  una gran colusion ciudadana , para comernos esta vez al lobo.

Suscribamos un pacto, uno nuevo donde tomáramos los resguardo contra ellos, y donde fijáramos una ruta segura, tal vez larga, pero segura, sin atajos propuestos por inescrupulosos que prometen el desarrollo sólo a costa nuestra, y a ganancias de ellos.

Constitución, le decían a ese pacto los pueblos que se liberaron de lobos extranjeros, en la naciente américa de los padres y madres fundadores.

Esa Constitución, puede ser el camino que nos llevará a casa, a la que recordábamos de nuestros padres. Una casa humilde, pero honrada.

Otro Chile, y no este Chile que cada día se de vela como un bosque lleno de lobos.

TAGS: AFP´s Colusión Isapres

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Sol

31 de octubre

Excelente columna…la comparto.

04 de noviembre

Yo también la comparto en principio, pero, ¿qué lecciones nos deja la naturaleza y no las fábulas?…

El cuento de la Caperucita no sé si no lo comprendo o nunca lo leí completo. Lo que sí he observado es lo que sucede en el mundo real. Por ejemplo, en EE.UU. se luchó arduamente por “erradicar al lobo”. Creo que lo consiguieron en algunos lugares, porque por algo nació el programa de retorno del lobo al parque nacional amarillapiedra… (Estos gringos que no saben escribir)…

Sucedió que cuando se materializó el retorno del lobo al parque, ocurrió algo muy especial. El lobo es un animal enormemente efectivo cazando en manada. Así, cuando caza, a veces quedan restos. De estos restos se favorece el oso y una serie de otros depredadores que toman algo de lo que caza el lobo y a su vez desecha o le despojan al oso…

Además de ello, lo que ya es algo que decir, al retornar los lobos al parque, alejaron a los alces de las zonas junto a causes de agua donde crecían, y ahora crecen, ciertos arbustos o matas que creo haber escuchado que deben ser una especie de sauce… Mientras no estuvieron los lobos, los alces depredaron “los sauces” y los castores ya no tuvieron con qué construir represas y se fueron…

Al retorno del lobo, el alce ya no depredaba esos “sauces”, de la forma en que lo estaba haciendo; volvió el castor a construir represas y el lugar se llenó nuevamente de biodiversidad, tal vez la palabra más hermosa que debiéramos tener en cuenta a la hora de construir nuestra realidad…

La moraleja de esta historia natural que tuvo acción en dos sentidos, uno con una posición que iba contra naturaleza, nos enseña que el lobo no es malo, sino que debe vivir en equilibrio con los demás seres del parque.

Lo mismo debiera suceder con nuestra sociedad. Si alejáramos a los grandes empresarios lobos para siempre, muchas personas perderían sus trabajos hábitat… Luego, lo que en realidad debiera pasar, es que el lobo le dé más espacio a las demás especies para surgir. Esto significa que los grandes empresarios deben permitir el surgimiento de pequeños, medianos y tal vez grandes esfuerzos de asociación colectiva económica de las personas.

En términos concretos, por ejemplo, una AFP y un banco de dinero de los trabajadores no estaría mal. Tampoco un holding de empresas diversas en manos del pueblo. O tampoco esfuerzos de asociatividad comercial y productiva en las comunas con menos desarrollo, apoyado con financiamiento y organización estatal, para no invertir tanto en el Área Metropolitana, creando así una ciudad de locos…

Lo anterior para el caso de lobos económicos. Para el caso de lobos políticos, debe haber un partido del pueblo con las personas que no se sienten identificados con los partidos políticos de la mafia tradicional económica, o meramente política, además de concederle al pueblo una masa de biodiversidad que le permita su inclusión en política, por medio de una Cámara Ciudadana Digital, proponiendo y tratando ideas que debieran ser la fuente de corrientes de aguas democracia, en la que construyen los castores…

Dicho sea de paso, los castores son uno de los animales con una de las habilidades más maravillosas de la naturaleza, porque donde van, crean vida… Así también las personas que sólo tienen ánimo de construir, tanto para sí mismos como para los demás… ¿Por qué habríamos de querer, entonces, erradicar al castor, alejando al lobo?…

04 de noviembre

Nota… Lo que acabo de comentar no invalida lo que ha expresado con bastante ingenio don Edgardo, ya que sólo requiere un poco de interpretación, porque lo que en el fondo pienso que él propone, o interpreto –por su factibilidad– es crear al oso en nuestra sociedad, cosa con la que estoy plenamente de acuerdo, porque éste oso debiera representar ese pueblo unido y fuerte que él propone y que pienso que es factible construirlo, si acaso el pueblo pudiera organizarse para fijarse metas y alcanzar logros, por medio de una herramienta adecuada, tal como lo sería si utilizara una simulación de la Cámara Ciudadana a la que me he referido… Por lo demás, la lección es clara, porque ¿quién más fuerte que el oso para quitarle una presa a los lobos y producir despojos a más animales?…

Segunda nota… La creación del oso no debe alejar del parque a los lobos, porque eso significaría que el oso tendría menos comida que comer y el hábitat de muchos animales se destruiría al producirse un desbalance…

Raul

06 de noviembre

Edgardo, Me gusta tu articulo “el día que Caperucita se coma al lobo”.
Me gusta tu invitacion a suscribir un pacto “donde tomáramos los resguardo contra los lobos”, donde fijáramos una ruta segura y que las y los caperucitas, tomáramos conciencia.
Pero, finalmente me desilucionas cuando pones todas tus monedas en la palabra “Constitucion” para poder liberarse de lobos extranjeros.
Los lobos son chilenos y los grandes pueblos oprimidos como los fueron los romanos, franceses y los rusos, no pudieron soportar mas abuso y opresion de sus lobos y optaron por una revolucion que dio pleno poder al pueblo.
Promesas son solo promesas. Nuestras vidas continuan y las nuevas generaciones re-toman nuestra herencia.
Cordialmente,
Raul

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Lo que vivimos en la actualidad es una oportunidad para los chilenos de mezclar culturas, para aprender, para prepararnos desde nuestra infancia a un mundo sin fronteras.
+VER MÁS
#Sociedad

Las alarmantes cifras de los niños migrantes

No podemos negar que se han logrado avances significativos, sobre todo con el depósito automático de estos beneficios a las cuentas RUT, no obstante, aún tenemos materia pendiente en esta área
+VER MÁS
#Trabajo

Hay 5.500 millones en bonos sin cobrar

"Para quienes son de izquierda o de derecha su visión del mundo es tan sólo una entre tantas otras".
+VER MÁS
#Política

La intensidad de la política

Pero en la sociedad hay una fisura, hay monopolios y hay resistencia al cambio. Hay demasiada desigualdad. No hay suficiente meritocracia. Demasiados apitutados e hijos de papá sin talento. También la lib ...
+VER MÁS
#Cultura

Teatro: Entrevista a Omar Pérez Santiago por su obra 'Te Rogamus. Papa Francisco escúchanos'

Popular

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad