#Internacional

La independencia de Cataluña

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Un peligro inminente se cierne sobre la ciudad de Santiago este domingo 9 de noviembre, cuando un centenar de catalanes se reúnan, carnet de identidad en mano, para cometer el subversivo acto de participar en una consulta popular. Y es que parece que ya no hay marcha atrás, a diferencia de lo sucedido en septiembre, cuando el tribunal constitucional español, a instancias del actual Gobierno del Estado, ilegalizó el referéndum convocado por el Gobierno Catalán, con el apoyo mayoritario de partidos políticos, parlamentarios y, sobre todo, organizaciones civiles catalanas, para que la ciudadanía definiera si quería que Cataluña se convirtiera en un Estado independiente.


El Mundo consultó a sus lectores si creían que el Gobierno español debía “utilizar la fuerza para impedir la consulta del 9-N”, a lo que el 57% de los interpelados (más de 25 mil) respondieron afirmativamente.

Todo indica que esta vez ni la nueva resolución emitida por el constitucional a cinco días de la consulta -concebida ahora en un formato participativo informal- detendrá la voluntad de los políticos y ciudadanos catalanes de seguir adelante. Anuncian una concurrida afluencia a las urnas para expresar su opinión, en un acto que puede convocar a centenares de miles, quizás millones, en Barcelona y demás municipios catalanes, y a algunas decenas, tal vez centenares de extranjeros residentes o descendientes de catalanes en la ciudad de Santiago.

Desconozco si el GOPE o Fuerzas Especiales considerarán necesario intervenir para impedir esta peligrosa actividad en Chile, medida de fuerza que, si bien puede parecer extemporánea, ya ha sido sondeada en España por algunos medios de prensa. El Mundo consultó a sus lectores si creían que el Gobierno español debía “utilizar la fuerza para impedir la consulta del 9-N”, a lo que el 57% de los interpelados (más de 25 mil) respondieron afirmativamente. (Todavía estoy evaluando si me parece más preocupante la respuesta o el hecho en sí de formular la pregunta).

En general, quienes se oponen a la consulta esgrimen principalmente que el actual marco jurídico hispano no considera la posibilidad de que un gobierno regional convoque un referéndum, especialmente si éste pretende cuestionar la integridad territorial del Estado, principio que se sobrepone a la libertad de expresión. Si bien este alcance tiene cierto peso jurídico, de haberse observado históricamente, lo más probable es que la mayoría de los estados actuales, como Chile o Estados Unidos, no existirían, ya que en algún momento de la historia más o menos reciente, tuvieron que subvertir el contexto legal vigente en aquel entonces para poder independizarse. Es más, una treintena de estos nuevos Estados, como Noruega o Croacia, llegaron a su actual situación mediante un proceso de autodeterminación más o menos pacífico, como es un referéndum, procedimiento mucho más deseable que el empleo de la fuerza, y que tampoco suele estar previsto como opción en los distintos ordenamientos jurídicos. En otras palabras, todo parece indicar que los procesos de independencia son más habituales de lo que muchos quieren reconocer, y generalmente implican una profunda subversión del orden establecido.

Otras de las razones más extendidas entre la población española es que en caso de querer organizar un referéndum de este tipo, debería realizarse la consulta a todos los españoles, pues una eventual escisión afectaría a todo el territorio de España. Sin querer profundizar en la contradicción de esta premisa con los principios de la autodeterminación, me pregunto qué sucedería si extrapolamos este mismo argumento a uno de los pocos referéndums organizados en España, país de frágil tradición democrática, realizado en 1986, en el que se consultó a sus habitantes si querían que su país siguiera siendo miembro de la OTAN. ¿Debería haberse considerado realizar la consulta en aquella ocasión no sólo a los ciudadanos españoles, sino también a los de los demás países miembros de la organización, dado que su resultado podría haber alterado el marco territorial de esta instancia supranacional? Por cierto, cabe destacar que las dos únicas regiones en las que en aquella ocasión se impuso el “No”, fueron Cataluña y el País Vasco.

No sé cómo reaccionarán ustedes ante estos hechos. Por el momento sólo puedo guiarme por la respuesta de los estudiantes, sin duda un público “cautivo” del curso (Des)Encuentros de Culturas en la Península Ibérica, que desde hace varios años impartimos un grupo de docentes en la Universidad de Chile, y en el que han participado profesores de lengua y/o cultura catalana, vasca, gallega, portuguesa y andaluza, entre otros (y en el que lamentablemente no hemos podido contar por el momento con la participación de representantes del Centro Cultural, del Consulado o de la Embajada de España, pese a las invitaciones realizadas).

En una de las últimas sesiones de este año, dedicada a la autodeterminación, se consultó a los asistentes su opinión respecto de este tipo de procesos en general, y del caso catalán en particular. Para mi sorpresa, si bien no deseaban que sucediera, la posición de los alumnos fue prácticamente de aceptación de estas iniciativas, prácticamente sin objeción alguna. Los únicos requisitos que algunos de los jóvenes consideraban imprescindibles, y que me parecen muy respetables, eran que fueran representativos de la voluntad de un grupo mayoritario de la población, que contaran con un respaldo organizacional considerable, y que constituyeran un proyecto viable en caso de aprobarse la independencia. En mi opinión, el actual proceso que se está desarrollando en Cataluña reúne todas estas condiciones.

Sea como fuere, no quería dejar pasar la oportunidad de alertar a los lectores del temerario acto que se producirá en unos días más, mayoritariamente en Cataluña, y en menor medida aquí en Santiago. Por mi parte, me encontrarán en el pelotón de los que no retroceden, a pie de urna, enarbolando mi poderosa papeleta.

TAGS: #Cataluña

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Assumpta Hortal

08 de noviembre

Muy bueno el artículo de P. Duarte. Bien estructurado y sobre todo, demuestra un gran conocimiento de la realidad catalana. Desconocía la encuesta del diario El Mundo (y vivo en Catalunya) yo, como el me quedo perpleja. Imagino que el 90 0/0 eran votantes del PD, a los que les preocupa más Catalunya que la terrible corrupción de su partido. Con un resultado como el del Mundo, a cualquier demócrata le extraña que nos queramos independizar? (El partido es PP o Partido Popular)

10 de noviembre

Que de los 5,4 millones de ciudadanos españoles en Cataluña mayores de 16 años (mas extranjeros con derecho a votar), 2.236.806 personas hayan ido a votar y 80,76% de los votantes de la consulta catalana han votado sí a que Cataluña sea un Estado y que este sea independiente, deberia ser considerado mas que una señal de alarma.

Tal vez esta votacion tenga cero legalidad. Tal vez Cataluña seguira siendo parte de España. Tal vez 2 millones de votantes no son representativos de 6 millones (aunque es curioso que para las elecciones de presidente sí lo puedan ser) Pero el hecho es que mas de 2 millones de personas fueron voluntariamente a votar sobre este tema y la mayoria a favor. Lo grave es que los que no quieren que Cataluña sea independiente no se hayan pronunciado. No fueron a votar, se quedaron en sus casas, lo que pinta fatal para esa opcion si se repitiera esta votacion en un marco legal.

Lo que esta pasando en España es muy serio. 2 millones de personas fueron a una votacion para decirle al gobierno central que prefieren ser un nuevo Estado independiente, con todo lo bueno y todo lo malo que eso significa, a seguir ligados a España. Eso deberia ser suficiente para que el gobierno central cambie el rumbo, en vez de ponerse a pelear con Mas y Junquera.

Esta votacion debio realizarse con todas las de la ley y no haber sombra de ninguna duda. EL gobierno central mostro miedo, y ahora tiene los resultados: quienes no confian en absoluto en España fueron a votar. El resto, se quedo callado, no fueron a defender la unidad, no movieron un dedo. Muy mal.

17 de marzo

Muy acertado. Sobre todo lo mucho que se debatió sobre si el resto de españa debía también votar. Por suerte no ocurrió nada de eso y sí , hubiese sido de una mayoría reconocida un voto mas de reproche , que por conocimiento de causas y motivos. Todavía hoy y vivo en Londres, no hay día que si me encuentro con un español y me identifico como catalana e independentista, no hay día que no escuche….”vosotros los catalanes! Que os lo quereís quedar todo! ” La inmensa falta de informción o la manipulación y tergiversción de algunos medios consiguen comentarios así y que yo, en mi caso, cada vez esté mas convencida de mi decisión independentista.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si en el primer gobierno de la Presidenta, tapó de termoeléctricas Chile, en el segundo se alzó con un sello ecológico, ¿Porque es la única con posibilidad de aprender del pasado?
+VER MÁS
#Política

Vergüenza ajena

Cabe destacar que el tema de los derechos humanos y los ex soldados conscriptos, es una deuda pendiente y una responsabilidad que el Estado de Chile ha evadido, con un sector de la sociedad de más 7.000 ex ...
+VER MÁS
#Justicia

Segundo gobierno de Presidenta Bachelet no reparará a ex soldados víctimas de abuso

No hago encuestas por teléfono a personas que quieren cortar pronto la llamada, no relleno cuadernillos con estadísticas ni leo los diarios para copiar lo que otros dicen.
+VER MÁS
#Política

Segunda vuelta: no es lugar para débiles

En el papel se ve esperanzador pero seremos nosotros: el quinto poder (la ciudadanía) quienes debemos velar porque este realice su trabajo y lo realice bien.
+VER MÁS
#Justicia

El defensor del niño

Popular

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad