#Internacional

La prensa chilena y la independencia

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

La forma de abordar ciertos temas por parte de un sector importante de la prensa impresa chilena es, por decir lo menos, sorprendente. Como ejemplo de ello, quisiera referirme a un tema que sin duda es de bajo interés general para este país, razón por la cual cabría esperar precisamente mayor objetividad: me refiero a la forma en que se han presentado los últimos acontecimientos sobre una eventual independencia de Cataluña respecto de España.


Desconozco si este comportamiento responde a un caso de falta de objetividad y rigurosidad profesional, o si nos encontramos ante una actitud colonial por parte de la prensa impresa chilena, que se somete a los medios de la antigua metrópoli, precisamente cuando se trata de abordar la independencia de otro de sus territorios.

Para aquellos que desconozcan el contexto, podría resumirse así: desde hace aproximadamente 5 años, un conjunto de fuerzas políticas y sociales catalanas vienen reclamando crecientemente la posibilidad de celebrar un referéndum, oficial y vinculante, sobre una eventual secesión del resto de España. Ante la persistente negativa del Gobierno Español, los sectores independentistas consideraron que las elecciones regionales celebradas el pasado domingo 27 de septiembre, constituían un plebiscito de facto sobre la causa secesionista. En una elección con una altísima tasa de participación (el 77%), los partidarios del “sí” a la independencia obtuvieron la mayoría absoluta en el parlamento catalán (72 representantes de 135), gracias al apoyo del 48% de los votantes.

A fin de obtener una visión lo más imparcial posible de lo acontecido, en este como en cualquier otro caso, lo más recomendable suele ser consultar los medios no vinculados a ninguno de los sectores directamente implicados. De esta forma, la prensa internacional destacó la obtención de la mayoría parlamentaria por parte de los independentistas, quienes ya han empezado a implementar su programa político, cuyo propósito principal es concretar la secesión de España. Complementariamente, la mayoría de los diarios puntualizaron que el hecho de que los partidarios del “sí” no hubieran alcanzado la mayoría de los votos, deslegitimaba la opción de iniciar un proceso inmediato y unilateral de independencia.

Varios medios, sin embargo, se preocuparon por aclarar que el hecho de que los partidarios del “sí” no hubieran alcanzado la tan ansiada mayoría de los votos, no significaba que los partidarios del “no” ostentaran este logro. Esto se debe principalmente a que un sector no menor, correspondiente al 11% del total de los votantes, representa a quienes, ya desde antes de la celebración de los comicios regionales, vienen reclamando la realización de un referéndum vinculante, sin posicionarse en forma homogénea ni por el “sí” ni por el “no”. Adicionalmente, tras la celebración de las elecciones, diversos actores cercanos al socialismo, sector tradicionalmente opuesto a la independencia, y que alcanzó el 13% de representación en los pasados comicios, están empezando a defender la necesidad de un cambio profundo, e incluso la conveniencia de celebrar el tan ansiado referéndum. De esta forma, los más acérrimos opositores a la independencia representan al 27% de los votantes, realidad que dista mucho de poder considerarse un rechazo mayoritario a la causa independentista.

Por todo ello, sorprende la perspectiva adoptada por algunos diarios chilenos, quienes se han hecho eco de las tesis de uno de los sectores en contienda: los opositores a la independencia. Prueba de ello es el artículo titulado “Cataluña dijo ‘no’ a los independentistas”, publicado por el decano de la prensa nacional el pasado miércoles 30 de septiembre; más preocupante parece aún que lo hagan en forma de editorial. Desconozco si este comportamiento responde a un caso de falta de objetividad y rigurosidad profesional, o si nos encontramos ante una actitud colonial por parte de la prensa impresa chilena, que se somete a los medios de la antigua metrópoli, precisamente cuando se trata de abordar la independencia de otro de sus territorios.

Finalmente, cabe preguntarse si se comportan así ante un tema que, como decía, parece de menor interés para este país, qué se puede esperar cuando abordan realidades más cercanas a sus propios intereses particulares y a los de la sociedad chilena en general.

TAGS: #Cataluña Medios de comunicación Política

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Jordi Castellá

02 de octubre

Excelente artículo. La interrogante final es la más preocupante, sin duda estamos en manos de oscuros intereses que, dado la escasa diversidad, tienen sumida en el prejuicio a la sociedad chilena.

Ignacio Olaeta

03 de octubre

El Editorial de Emol es de ripley.
Aparte anonimo.
La independencia de Catalunya ya es imparable.

05 de octubre

Muy buen análisis. El cuadro general cada vez aparece más completo.

08 de octubre

Hace un tiempo lo vengo comentando con mis cercanos. Y, me preocupa no solo la falta de independencia de todos los medios llámese TV, radio o prensa escrita. Sino a veces se ve que no tienen ética y se hacen cosas en nombre de que: “los ciudadanos tienen que saber la verdad”. Y esto va más alla de lo legal o no. Defiendo fervientemente la libertad de expresión, pero algunos no realizan ningún filtro propio previo. Los politicos son condenados (y no los defiendo) por la prensa antes que lo sean por un juicio. Porque a veces al hacer una pregunta se busca sembrar una duda y por supuesto que se cosecha la duda, y eso VENDE. Pero quien juzga a la prensa. Después que se esparcen las plumas…..

09 de octubre

La prensa escrita chilena es otra muestra del descalabro de nuestra sociedad. El poder económico terminó por aplastar a cualquiera que quisiera ejercer la profesión de periodista con ética y responsabilidad. En la actualidad, los diarios sirven para el crucigrama, sudoku y avisos económicos, incluso para contar errores ortográficos en una nota. La información objetiva y que permite construir una opinión hay que buscarla por otras vías.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Hoy ya con 40 años, he podido rehacer mi vida en algunos aspectos; pero, debo reconocer que ser niñe trans es difícil y más aún frente a la actitud del discurso biomédico y social, que niega esta real ...
+VER MÁS
#Política

Nosotres trans, no somos el problema

Piñera saca a los antagonistas del centro social y los coloca al margen de los debates del quehacer político, porque son larvas, por tanto, pueden ser aplastadas comunicacionalmente.
+VER MÁS
#Política

Los flojos y la derrota de Piñera

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad