#Educación

Profesores: una negociación fallida

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Es una sinfonía patética la que recorre el país, siete escuelas por aquí, un docente en paro comunal por allá, en un liceo emblemático cuatro docentes en paro y llamados desesperados para que se respete la institucionalidad gremial, son el reflejo de un  malestar que si bien tiene una base real, también ha tenido un tratamiento inadecuado por parte de sus actores: la comisión negociadora del Colegio de Profesores y su contraparte del Ministerio de Educación.

Las manifestaciones sociales carentes de conducción no sirven a nadie, ni a los movilizados tras sus demandas más sentidas,  porque éstas quedarán ocultas bajo los apetitos de poder de una disidencia cuyo único objeto es sacar a Gajardo de  la presidencia del profesorado, ni al gobierno que insiste en consolidar un “no acuerdo” que sometido a consulta nacional sería nuevamente derrotado.


La habilidad de Gajardo para convencerlos de tratar una agenda corta, que resume 35 años de lucha del profesorado, revela que los emisarios no conocen la cultura docente.

La disputa al interior del colegio de profesores podrá tener como consecuencia un relevo de la actual directiva, pero en ningún caso significará mejorar la propuesta conseguida por Gajardo   y se transformará en una derrota para todos los actores que han desencadenado un fenómeno de autodestrucción de la organización sindical más poderosa del país.

Pero si los temas de educación que animan el debate actual son principalmente el restablecimiento de una educación pública gratuita y de calidad, en un país que exhibe los más altos índices de segregación resulta disonante el abrir un proceso de negociación, con temas tan amplios y complejos que tras múltiples movilizaciones y paros no se han podido resolver. Dicho claramente no tiene sentido contraponer una demanda social y política de la envergadura de la reforma educacional con los intereses particulares de un sector por importante que sea.

El desorden existente en la representatividad gremial del profesorado que ha dejado “coja” la mesa de negociación no le sirve a la disidencia que ha quedado sin interlocutor ni al gobierno que cada paso que da por afirmar la posición de Gajardo termina debilitándolo más.

Ello ocurre porque la Comisión Asesora que a nombre del Ministerio de Educación estableció vínculos con su directiva con el exclusivo propósito de allanar el camino para una propuesta de carrera docente, respaldada por el profesorado, terminó abriendo un proceso de negociación que no estaba en la agenda de nadie para el presente año.

La habilidad de Gajardo para convencerlos de tratar una agenda corta, que resume 35 años de lucha del profesorado, revela que los emisarios no conocen la cultura docente. No saben cómo ella implica a sus organizaciones gremiales y sindicales, porque “las culturas no operan en el vacío. Están constituidas dentro de unas estructuras determinadas que las enmarcan. Estas estructuras no son neutrales. Pueden ser útiles o dañinas. Pueden reunir a los profesores o separarlos” (A. Hargreaves / 2005).

En este caso, no consideraron que para entrar a negociar no basta la simpatía y el codearse con la dirigencia, sino considerar que: “las demandas gremiales por reajustes salariales y mejores condiciones laborales han sido para el Colegio de Profesores uno de los ejes centrales de las negociaciones con el gobierno. Desde la segunda mitad de la década de los 90, tanto el equipo del Colegio de Profesores como del Ministerio de Educación comienzan a especializarse en estos procesos” (Inzunza y Assael / 2007), capital que se perdió y dispersó durante el anterior gobierno y que ahora  ha quedado en evidencia que es necesario reconstruir.

Para dedicarnos al problema principal que es la tramitación del proyecto ley que pone fin al copago, al lucro y la selección, es necesario traer tranquilidad al sector docente, poner fin a una comisión negociadora que ha quedado sin piso y convocar al Directorio Nacional del Colegio de Profesores, instancia amplia y plural, e iniciar la discusión sobre un proyecto de carrera docente que no resiste más anuncios y que debe concretarse ahora.

En lo inmediato, apurar la ley que regulariza situación de profesores a contrata, incentivar el retiro de profesores con una indemnización que no signifique aumentar el déficit económico de la educación municipal, elevar el ingreso mínimo docente para el sector municipal (los subvencionados pueden negociar colectivamente) y considerar el “Estudio de la salud laboral de los profesores en Chile” para elaborar una propuesta frente al agobio laboral o analizar la posibilidad de asimilar la función de aula, como lo planteaba magistralmente María Rosas, a la ley de trabajo pesado.

Lo lamentable, es que la mayoría de los profesores están ajenos al clamor de la disidencia, miran con preocupación la división interna del Colegio de Profesores, preparan con entusiasmo los ritos anuales  de graduación de sus alumnos, han comenzado a cerrar el proceso escolar del año 2014 y lejos de lo que piensan sus dirigentes, oficialistas u opositores, están plenamente conscientes que: “los pobres de Chile no tienen culpa alguna que los profesores sean maltratados y ganen tan poco”.

 

TAGS: #ColegioDeProfesores Paro docente

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Marcelo

08 de diciembre

Un comentario que adolece de lo esencial: dar cuenta de lo que es el colegio de profesores hoy en día…Una organización carente de representatividad, que se sustenta en los jubilados para permanecer y proyectar directivas…Una organización que posee una descomposición interna profunda, cercana a la corrupción, con una capa dirigencial que vive del colegio y usufructa de él. Como vez Carlos te quedaste con esa imagen de un colegio de los 90…eso dista mucho de la realidad actual…Creo que tu primer párrafo es señal de lo anterior, esperaba mesura y lucidez y encontré falacias y mucho desconocimiento de lo que es el colegio de profesores actual, aparte de una malintencionada visión sobre la paralización y movilización docente , que va más allá de un descontento acerca de dirigencia…Carlos, con mucho respeto..la verdad aunque duela es verdad..asuma

ALEJANDRO SEPULVEDA CARRASCO

08 de diciembre

COMPAÑERO CARLOS VASQUEZ,ME PARECE MUY ACERTADO SU ANÁLISIS.LAS AMBICIONES PERSONALES
DE ALGUNOS DIRIGENTES DEL DIRECTORIO NACIONAL QUE HAN ENCABEZADO LA DISIDENCIA Y HAN
PRETENDIDO DIVIDIR AL COLEGIO DE PROFESORES,LOS A HECHO TRAICIONAR LOS ACUERDOS DE MA
YORÍA Y DESPRESTIGIAR INJUSTAMENTE A JAIME GAJARDO QUE COMO TU LO CONOCES ES UN LUCHADOR D E TODA UNA VIDA Y DE UNA ETICA INTACHABLE.ES REPUDIABLE LA ACTITUD DEL RENEGADO
DARIO VÁSQUEZ QUE FIRMANDO EL ACUERDO CON EL GOBIERNO, SALE A LIDEREAR LA DESIDENCIA,¿ NO
SERÁ QUE PERDIÓ SU ULTIMA POSIBILIDAD DE SER CANDIDATO A LA PRESIDENCIA DEL COLEGIO ? EL PROFESORADO CONSECUENTE LES VA HA PASAR LA CUENTA COMO SE LA PASÓ A VERDUGO Y A PAVEZ.

MONICA

09 de diciembre

LAS NEGOCIACIONES SON FALLIDAS PORQUE GAJARDO ES PURA POLÍTICA
Y SUS DEMANDAS AÑEJAS Y SU MODO DE PENSAR RETROGRADO ENTORPECEN LOS AVANCES QUE NECESITAMOS LOS POBRESORES COMO UNA DIGNA JUBILACION NO IMPORTA SI SOMOS MUNICIPALIZADOS ,SUBVENCIONADOS,Y/O PARTICULARES ….DEBIERA SER LA MISMA LEY PARA TODOS…..

13 de diciembre

Creo que la columna, trata de poner el dilema interesadamente donde no está, precisamente; centra la atención en “mejorar la propuesta conseguida por Gajardo”, pero el dilema parece estar donde no se quiere mirar; La famosa “propuesta” pertenece a eso sería lo contingente y rutinario histórico del comportamiento dirigencial de los profesores y donde la dirigencia mantiene intencionadamente la negociación y los negociadores (requete conocidos) Reitero, eso es la contingencia y la rutina, es decir, las consecuencias; lo dramático es que por más que parecen esforzarse, aún no se atisba aquello que podría significar “el cambio” que todos, digo TODOS, necesitamos, ya!
Creo que ya empieza a ser tiempo de plantear otras miradas posibles, que expliquen de otra manera lo dilemático que puede estar sucediendo entre nosotros. Precisamente aquí es donde está la posibilidad de empezar a cambiar el histórico ejercicio del divisionismo magisterial que nos tiene “POBRESORES”, como dice el cartel de la foto (y esto NO es sólo porque no ganamos lo que merece un verdadero “PEDAGOGO ESCOLAR”)
Parece que un elemento importante, para construir claridad en lo contingente y rutinario, es poner el histórico tipo de negociación (politiquera e ideologizada), en la perspectiva causal de haber conseguido deteriorar el movimiento “gremial” hasta donde lo podemos corroborar hoy día: la columna es una buena muestra de ello. Es claro que la política negociadora es “uno de los ejes centrales de las negociaciones con el gobierno.”, como el autor dice, y ese parece ser el eje del problema de gremio en su conjunto, es su “talón de Aquiles”: es lo que sucede cuando la dirigencia gremial se hace desde lo político que relega y degrada lo gremial. No tengo dudas que tal degradación gremial, es uno de los ingredientes más importantes que aporta la dirigencia política a la propia involución profesional del magisterio chileno.
Este es uno de los elementos que esgrimen muchos profesores que aún pueden mirar al del frente sin estas distorsiones poco inteligentes de la convivencia gremial (que divide y resta más que suma y multiplica) Por cierto que esto no es nuevo, pero el grupo del presidente y sus seguidores se siguen dando o tropezando con la misma piedra; el dilema es que los anteriores también hicieron los mismo.
Con la idea de poner un sentido comprensivo que nos potencie, se dice que somos actores estratégicos para hacer cambios en nuestra sociedad; pero lo que NO se dice, es qué nos dejarán hacer para lograrlo. Esta es una estrategia propia de quienes no tienen condiciones profesionales para hacerlo (la “profesión” aquí, pretende sentido epistemológico estricto) Sin profundizar mayormente en esto, queda clarísimo que lo que nosotros no podamos hacer, no lo van a hacer otros por nosotros.
Aclaro firme y fehacientemente, que esto no tiene nada que ver con dejar que los del frente hagan lo que quieran con los del otro lado; al contrario: una mirada por encima de lo político e ideológico es lo que necesitamos para empezar a liberarnos de la contingencia, lo rutinario y el divisionismo: ese es ahora nuestro imperativo ético.
Por cierto, aquello que más necesitamos NO ES la unidad política que impone el sentido partidista y su ideologización (cuyo sentido o naturaleza contiene en sí misma la división), que de hecho ha desnaturalizado lo gremial. Creo que la necesidad de cohesión profesional, depende epistemológicamente del mismo sentido “que el SIMCE no ve”
Ese mismo sentido fundacional “dividido” (consecuencia del modelo poliepistémico de Formación Inicial que explica suficientemente gran parte de nuestro origen profesional no superado). (la involución aquí es evidente), requiere de una reparación fundacional (permítaseme la reiteración del concepto), que remecería profundamente nuestro futuro y las formas de ver y explicar ahora, lo que verdaderamente hacemos en las escuelas con nuestros alumnos. El supuesto es que, de hecho, la idea de “negociación política” pasa a ser inútil, por innecesaria, y la con el propio ministerio cambiaría sustancialmente, y también con los padres, los apoderados, y con nuestros alumnos, por cierto. Y tampoco habría espacio para el populismo, que solo genera nubosidades que tratan de cubrir lo realmente importante.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Este es un tema muy relevante y no menor y del cual debemos esperar la mayor atención de los candidatos, así como propuestas específicas diferentes de las aplicadas hasta el presente.
+VER MÁS
#Salud

Salud, tema central en la elección presidencial

En “Tapete” podemos observar que la motivación del trabajo del artista para con el espectador es la búsqueda del cuerpo que se puede apreciar en la fotografía; un cuerpo que se presenta como una mera ...
+VER MÁS
#Cultura

Tapete: exposición de Gabriel Navia

Chile no está en caos, Chile no es un mal país, Chile no va cuesta abajo, es todo lo contrario, basta de engañar a los chilenos, la banca tiene ganancias históricas, CODELCO, tiene las mejores ganancias ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Chilezuela y la caricatura que quieren instalar

En términos generales el IPSA se ve fuertemente influenciado por la especulación del mercado, que puede ser llevada al común de las personas y que tiene por objeto solo hacer un volador de luces frente a ...
+VER MÁS
#Economía

La caída del IPSA y como esta pretende influir en la votación

Popular

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

El Gobierno Regional de Antofagasta debe jugar un rol más protagónico, fue su principal promesa de campaña en materia de Derechos Humanos.
+VER MÁS
#Política

Ex cuartel DINA-CNI de Antofagasta declarado monumento nacional