#Política

La CEP no cuenta ni nos cuenta

7 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Cuenta la leyenda política que el Presidente Carlos Ibáñez del Campo fue visitado por dirigentes del Partido Radical, quienes le querían representar lo complicado que resultaba seguir respaldando las políticas de austeridad impulsadas por su gobierno. Acto seguido, el Presidente les señaló que los comprendía en su dolor y de inmediato pondría a su disposición las renuncias de los tres Ministros de ese Partido para así liberarlos de tal peso de conciencia.


Se trata que esta empresa encuestadora sea capaz de sostener su veracidad y validez, asegurando su participación en el mercado, a través de un análisis riguroso de los datos recogidos basándose en la inferencia estadística, algo más propio de la ciencia, que sosteniendo un conjunto de afirmaciones donde impera la casualidad y el sentido común.

Así se manejaba la política antiguamente, con lealtad, y él que no estuviera seguro de poder mantener su compromiso hasta el final o seguir el ritmo de implementación del programa de gobierno se iba, era exonerado de defender una política que fuera en contra de sus principios doctrinarios, de tanto o más valor que mantener cargos en el gobierno.

Resulta nefasto la impudicia de algunos actores políticos que carecen de lealtad hacia un gobierno que han elegido y gracias al cual ocupan o han ocupado altos cargos de representación política. Pero más lamentable es comprobar que junto con manifestar sus disensos con la coalición de gobierno no tienen la entereza de abandonar o renunciar a los beneficios personales y colectivos que otorga el ser parte del gobierno, asumiendo los costos y prebendas.

Este episodio presidencial, de décadas atrás, cobra vigencia hoy en día que las encuestas tienden a reemplazar la voz ciudadana que de manera masiva grita no más AFP, pero ninguna de las agencias se atreve a testear el designio de José Piñera quien con virulencia quiere demostrar que el sistema de pensiones es perfectible pero no modificable en su esencia.

La reciente encuesta CEP es la excusa que esperaban algunos para abandonar el barco y la oportunidad propicia para quienes quieren detener el avance de las transformaciones sociales y económicas o volver a la política de los consensos como un guiño permanente hacia la derecha. Ello ocurre porque los porcentajes entregados por la encuesta CEP revelan la intención política de este instrumento al querer convencernos que hasta los partidarios de Michelle Bachelet desaprueban su gestión de gobierno, llegando al extremo de calcular un 15% de adhesión representada por la población más pobre y rural de nuestro país.

Considerando que los datos estadísticos obtenidos de esta encuesta corresponden a marcas situadas entre lo posible y lo probable, el cúmulo de incertezas que arrastra y que cuenta con la complicidad de los propios afectados, dependerá de la calidad de la muestra en cuanto debe ser representativa de la población cuya opinión es objeto de análisis y del interés o intereses de quien o quienes han encargado (pagado) su realización.

Esta encuesta debe tener diversas lecturas y los expertos estadísticos de la nueva mayoría tienen la palabra, auditando cuanto antes el instrumento, su aplicación y procesamiento. Se trata que esta empresa encuestadora sea capaz de sostener su veracidad y validez, asegurando su participación en el mercado, a través de un análisis riguroso de los datos recogidos basándose en la inferencia estadística, algo más propio de la ciencia, que sosteniendo un conjunto de afirmaciones donde impera la casualidad y el sentido común.

Siempre hay más de dos alternativas: las reformas lideradas por la presidenta Bachelet o tienen gusto a poco y deben ser más profundas o no era lo que el pueblo quería. Superar esta dicotomía implica asumir que entre más tenemos más queremos. Hace 40 años era suficiente con poder caminar tranquilos por las calles sin miedos, este año no es suficiente terminar con la exclusión social en las escuelas, fortalecer la educación pública, que miles de estudiantes ingresaran gratuitamente a la educación superior. Ahora, estamos pensando en la vejez, en salud en la obtención de viviendas de calidad, etc.

Este año electoral, de múltiples movilizaciones sociales y de nuevas propuestas legislativas nos exigirá tener muy claro la suma de lealtades con que contamos para avanzar en las reformas que están en el debate. Los que están confusos y tienen dudas de la eficacia de tales políticas o creen que vamos muy apresurados debieran ser liberados de ese malestar como en su estilo y en su tiempo lo hiciera el Presidente Ibáñez.

TAGS: elecciones Encuesta CEP Programa de Gobierno

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

23 de agosto

Además Carlos, la CEP no coloca ningún indicador de corrupción de los…..empresarios (claro ellos son los dueños de la CEP) con todo lo conocido de SQP, Papelera, Pollos , farmacias , Penta , Lan, etc etc. Revisar la encuesta en Detalle …..nada

Servallas

23 de agosto

Carlos, que hayan “empresarios” malos, corruptos, e incluso delincuentes, no involucra a toda las personas de este país que inician o tienen una actividad de empresa, desde quien fabrica empanadas hasta sofisticados aportes tecnológicos, son personas que deben merecer nuestro respeto, recuerde Ud. que no todos trabajamos para el gobierno y es bueno y sano para un país que sea así.

Servallas

23 de agosto

Estimado, quizás sea bueno derrotar la fiebre antes de intentar romper el termómetro, a mi parecer hay varios problemas que no se quieren abordar, uno de ellos es la delincuencia, pero hay otros, y esos otros tienen más prioridad para las personas que la agenda que se intenta imponer, la cual es más ideológica y refundacional que realista, no acopla con lo que el país ha llegado a ser. Quizás hay que recordar que este gobierno tuvo unos 3.5 millones de votos de un universo electoral de 13 millones y fracción, es decir hay prácticamente 10 millones de personas que no votaron por este gobierno y que observan los acontecimientos, entre ellos las pugnas internas, las visiones como el caso de la retroexcavadora que excluye los acuerdos como si esto fuera una tiranía, pero quizás donde más se notan las deficiencias, es que se ofrecen beneficios que nadie sabe quién los va a pagar, esto crea una sensación de poca seriedad, una sensación de populismo que ya nadie compra.

23 de agosto

Disculpe señor pero considero que culpar a la empresa que hace la encuesta es un ejemplo de como culpar al empedrado. CEP es una fuente muy seria, pero de todas formas se puede que esperar otros estudios de fuentes serias, que en términos generales casi siempre coinciden, para tener una idea acabada.

Vemos un gobierno populista que llega al ocaso absolutamente diezmado por el mismo populismo que creó. Ha quedado muy claro que el éxito de su primer gobierno se lo debe a que no realizó cambios a la formula politico-económica mas exitosa de nuestra historia. Ahora deja a un paín enforverizado y frustrado por utopias irrealizables, dando tumbos de fracaso en fracaso por esa actitud arrogante del irresponsable que promete mil cosas que lo lleven al poder para despues demostrar que no tiene idea como realizarlas.

Este gobierno ya fué un gran fracaso, no hay que darle mas vueltas.

saludos

Natalia Gonzalez

25 de agosto

Los resultados CEP no cuenta a las mujeres…desaprobar es para confiar en la capacidad que tenemos en vencer las resistencias de aquellos que quieren avanzar sin tranzar o de los que apuestan “en la medida de lo posible”…….aún tenemos patria…..

Vilma Jeannette

26 de agosto

Si es válido cuestionar la encuesta, los sesgos y pobrezas de sus preguntas, quien la financia y a que intereses responde. Valoro la lealtad y ella es sana cuando no es ciega. El desencanto no es con una coalición específica, es con el ala política, que ha traicionado su fin: Ser servidores ciudadanos. Ese es el desencanto mayor, no saber hoy en quien confiar. Por ello tenemos hoy a personajes como Navarro reinventándose al escribir sobre sus orígenes familiares y sociales, para ver si nos toca por el lado humano.
Valoro y respeto a la presidenta Bachelet, por algo sigue apareciendo entre las mujeres de poder del mundo, es un orgullo su desempeño. Es pobreza no entender con el ‘bajo mundo’ que tiene que lidiar para avanzar en las reformas comprometidas y las demandas sociales. El verdadero gran enemigo del país y no hay duda ciudadana en ello, son los grupos económicos que se acostumbraron en ver a Chile como una alcancía que aumenta sus cifras económicas sin importarles su desarrollo humano, donde no son capaces de ver detrás de este Chile de esfuerzo, a los casi 17 millones de habitantes reales que trabajan y sostiene a este país. Para que decir si les importa la sustentabilidad de la población y el planeta. El mundo político se vendió a los grupos económicos y eso no tiene perdón.

27 de agosto

Estimado Carlos mil felicitaciones por tú artículo, pues, supera con creces el instrumento, experticia y comentarios de esta encuesta del mundo político. Entra a la vena de los principios y práctica política, colocándo un horizonte ético hacia el cual caminar en ella(La política). Después de leer este artículo les recomendaré a quienes dicen que no leyeron el programa y que están en el gobierno o que vamos muy lento y señalan que estas reformas no son suficientes y aún también permacen dentro del Gobierno, jugando a dos banda, pese a ser hoy oposición declarada, leer tú artículo, pues, sí les digo Carlos Ibañez Del Campo, tengo la certeza que me dirán que tampoco lo han leído bien. A los empresarios no les diré nada jamás me escucharían y yo tampoco quiero que me escuchen. Un abrazo y gracias por mostrar como pasar de la desconfianza e inconsecuencia a la esperanza de como caminar hacia un horizonte ético en la acción y praxis política.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Hoy ya con 40 años, he podido rehacer mi vida en algunos aspectos; pero, debo reconocer que ser niñe trans es difícil y más aún frente a la actitud del discurso biomédico y social, que niega esta real ...
+VER MÁS
#Política

Nosotres trans, no somos el problema

Piñera saca a los antagonistas del centro social y los coloca al margen de los debates del quehacer político, porque son larvas, por tanto, pueden ser aplastadas comunicacionalmente.
+VER MÁS
#Política

Los flojos y la derrota de Piñera

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?