#Deporte

¿Jugó mal Alexis Sánchez frente a Perú?

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

He leído en las redes sociales, en periódicos, en comentaristas deportivos, que Alexis no jugó bien, que estuvo errático en el partido con Perú el día de ayer.


Cierto, Alexis quiere más porque puede dar más, porque nosotros queremos que dé más, porque sabemos que puede dar más; pero el fútbol es un azar.

¿Jugó mal?, no. ¿Jugó de manera descollante y lucida?, no. ¿Jugó como nosotros queríamos que jugara?, no.¿Jugó bien?, Sí.

Alexis Sánchez tiene el síndrome del jugador estrella, del jugador maravilla, de aquél al que se le exige siempre lo más notable dentro del equipo, al que se le exige que tiene que hacer un partido deslumbrante, mágico. Mal que mal, uno cuando asiste a un partido de fútbol o de básquetbol, quiere ver a las estrellas haciendo aquello que el resto de jugadores no puede hacer. Uno paga por eso. Uno quiere que ese jugador nos encante con la jugada que se sale de toda escuela, de todo formato acostumbrado.

El deporte por esencia es lúdico, y el espectador busca el realce de la ejecución elegante del gesto técnico como placer. El deporte, como destreza física, no sólo redime la idea del gladiador, sino que también busca la expresión estética. Esa expresión estética, ya sea en una jugada colectiva o en una jugada individual, es la que nos encanta, alucina y maravilla. No deja esa pulsión de ser distinta a la que busca el buen poeta o el buen poema.

Se ha dicho, se dice, que Alexis se da muchas vueltas. Es la crítica que se le hace cuando esas vueltas no están coronadas con el gol o el pase gol que termina en la red. Pero si esas vueltas están acompañadas por sus goles o pases gol finiquitados, entonces, esas vueltas eran las necesarias y son alabadas, aplaudidas y maravilladas.

No, no comparto el relativismo de ese juicio, ya sea el juicio experto o de los fanáticos.

Cualquiera que haya jugado algún deporte colectivo como el fútbol o básquetbol, sabe que lo que uno busca como expresión de destreza y eficacia colectiva, es poder vencer la defensa que te ofrece el rival, ese murallón en frente de uno. De ahí que la habilidad de un jugador excepcional consiste en que tiene esa capacidad, talento y magia de poder vencer esas vallas, y hábil y artísticamente sobrepasa a un defensa. Si uno enfrenta a un defensa, se recurrirá a todas las habilidades que puedan lograr engañar, descolocar, desplazar al defensa de modo que uno pueda avanzar. Renunciar a ese desafío, es no tener guapeza, no tener orgullo deportivo y soltar la pelota inmediatamente.

¿Qué hace Alexis cuando se ve esquinado, acorralado, con dos y hasta tres jugadores en frente de él? Pues, si no tiene compañeros que lo asistan, recurrir a sus habilidades propias, recurrir a su movilidad y rapidez. Ahí están las vueltas que desplazan al o los defensas. Esos detalles, esos minimalismos en el metro cuadrado, es lo que hay que disfrutar y que nos regala y que disfruto, en las pocas veces que veo fútbol. Alexis nos deleita y  nos recuerda que el fútbol, en este caso, no puede perder cierta esencia cándidamente atrevida de la buena pichanga de barrio.

Alexis, erró muy pocos pases. Desde la banda izquierda (donde tienen menos opciones de hacer gol), se sacó marcas, entregó bien, da una y otra vuelta y empuja la pelota, se los lleva en rapidez, y si no lo bajan, entrega, entrega con intencionalidad de fútbol. Alexis alzaba la vista, evaluaba y metía pelotas, de esas que generan la opción de gol. Así fue como metió el pase que no pudo concretar Aranguiz, dió en el vertical, pero que supo aprovechar Vargas y la empujó: gol. Pero el pase fue un pase pensado, medido, de esos pases que llevan es probabilidad alta de poder terminar en la red. Además jugadores de la jerarquía de Alexis generan, por presencia, un foco de atención o distracción en la defensa contraria, aunque no esté con el balón. Alexis con su notable habilidad (con sus vueltas que algunas veces se le condena, otras se le alaba), arrastra marcas, saca jugadores de una zona, creando espacios en otra. Esos detalles, cuentan, valen, crean expectativas.

Cierto, Alexis quiere más porque puede dar más, porque nosotros queremos que dé más, porque sabemos que puede dar más; pero el fútbol es un azar.

Vargas tuvo la certeza, la chance de convertir los goles, porque al final de cuentas, con goles se ganan los partidos. Pero Vargas, nada extraordinario hizo a lo largo del partido como para deleitarnos, excepto los goles; y ese segundo golazo que realzó su actuación. Pero me quedo con la movilidad, con las habilidades, con los pases de Alexis y el Mago Valdivia; constantemente creando juego, aumentando las expectativas de gol, haciendo del fútbol una trama creativa de improvisación medida y a la vez intuitiva.

¿Jugó bien Alexis?. Sí, discretamente sí.

No importa si un partido se empate o se pierda, si como compensación el partido fue movedizo, entretenido, lúdico, lleno de buenas jugadas, de buenas “cachañas”, de taquitos, chilenitas, palomitas, etc. Un partido tecnocráticamente perfecto, casi autista, pero con un triunfo; sólo lo aceptamos porque tuvo el utilitarismo de ganar.

Sí, admiré a Maradona porque tuvo esa cosa superlativa de poner estética, belleza e inteligencia a sus talentos propios e hizo de una parte de la historia del fútbol: poesía.

 

El Llanto del Guardavallas

Sin otro ritual que escupirme las manos

ni más acolchado que mis propias costras

heme aquí tratando de volar

                                hasta ese ángulo

donde al decir de relatores

y comentaristas en delirio

sólo en forma de ánima se puede llegar

 

Con las manos vacías y llorando

de no haber visto siquiera la luz

vedme caer irremediablemente en esta dura

solitaria

     y mal rayada cancha de tierra.

 

(Hernán Rivera Letelier)

 

 

 

TAGS: Alexis Sánchez Copa América Fútbol

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
yo

05 de julio

Opino de igual manera que tu
si bien Alexis no fue quien mas metió goles fue uno de los que hizo posible que todos (o la mayoria) de los partidos estuvieran llenos de emoción y entretención, me impresiona la habilidad que tiene con las piernas, la habilidad para que no le puedan quitar la pelota.
En mi opinión lo peor que pueden hacer con Sánchez es darle pases aereos sobretodo cuando están jugando con jugadores de mayor estatura ya que por la baja estatura de Alexis se le hace casi imposible atajarlos y es ahi el problema.
En resumidas cuentas digo y siempre diré que Alexis es y será uno de los mejores jugadores.
Atte una chica futbolera 🙂
Gracias.

06 de julio

Bueno, coincidimos. Ya desarrollé mi idea en mi artículo, pero quisiera reforzarlo.
Sigo pensando que Alexis fue el mejor, porque tal como dices, yo ví en cada partido a Alexis dribliear con especial y notabla habilidad, sacarse dos y hasta tres jugadores, poner pases a ras de suelo o levantarla para provocar posibilidades de gol o a veces cambiaba el juego de un lado a otro de la cancha pasándosela a Islas, para así cambiar el centro de gravedad en un segundo y dejar a todo el otro equipo cargado para un lado.
Que Vargas haya hecho goles tiene el mérito de hacerlo y afianzar un resultado, pero de verdad no le encuentro nada particular a Vargas y a Aránguiz ni a Díaz. No me seducen estéticamente el verlos con el balón, más allá que pueden ser muy eficientes en su funcionalidad.
A mi me parece que los comentaristas han juzgado una actuación en función de la eficiencia y de los resultados, no en base a algo que uno busca, al menos yo, como espectador, que es gozar el dribling, la cachaña, la picardía, la rapidez, lo inusual lleno de estética.
Lo mismo pienso de Messi. Messi, exceptuando tal vez el primer partido, en los otros, siempre arrastró marcas, se llevaba a 2 y 3 jugadores, metía la pelota entre dos tipos a ras de suelo casi con laser, pases finos llenos de intencionalidad. Eso observé en Messi, también, una tremenda habilidad y rapidez con el balón, que es lo que aprecio.

Cordialmente
Boris

yo

06 de julio

Tienes mucha razón, los comentaristas se están fijando demasiado en el resultado.
A ellos no les importa que Alexis haya esquivado a la cantidad que fuese de jugadores, si no metió el gol para ellos esa jugada no valió lamentablemente
¡Por fín alguien piensa como yo!! 🙂
en cuanto a Vargas pienso que es muy buen jugador, juega muy bien su posición de delantero pero sus jugadas no logran entretener (por lo menos a mi) el sólo cumple el objetivo que es obviamente anotar. el gol cosa que también esta bien.
Saludos.

07 de julio

Sí, claro…yo no digo que Vargas sea mal jugador, pero no es descollante o como para disfrutar. Mi visión del deporte y de la vida, es que tiene que haber un sentido estético de las cosas y así las disfruto y gozo, si no, no.

Saludos cordiales
Boris 🙂

yo

07 de julio

Nuevamente de acuerdo con tigo
Gracias por tener el tiempo de contestar y de haber escrito este artículo porque siempre es bueno decir lo bueno de las personas (en este caso de Sánchez) que los demás pasan por alto.
Gracias

07 de julio

🙂

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Un diálogo temprano, planes de relacionamiento comunitarios inclusivos y pertinentes, evidentemente deberán anticipar y/o prevenir efectos adversos en los territorios, y por ende evitar remediar “malas ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Diálogo y remediación

Cabe preguntarse si el nuevo “estándar ético” del que habla la senadora Goic solo es aplicable a episodios de violencia intrafamiliar, como el protagonizado hace 15 años por el diputado Ricardo Rinc ...
+VER MÁS
#Política

Insulza: ¿Arica, siempre Arica?

Así fue como vimos entrevistas y reportajes de niños, niñas y adolescentes cruzando el río Bravo o aventándose el desierto entre Sonora y Arizona. Mediatizando esta tragedia se acuerpaba la denuncia de ...
+VER MÁS
#Internacional

Niños, niñas y adolescentes migrantes: carne de cañón

Si todas las víctimas de incesto hablaran, el coro sería ensordecedor. Quienes se han atrevido a exponer públicamente su tragedia resultan ser una minoría insignificante en comparación con quienes la o ...
+VER MÁS
#Internacional

El incesto, un delito oculto

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Enarbolar la pureza como un objetivo a conseguir, debe ser tal vez la gran evidencia de la carencia de un real proyecto transformador.
+VER MÁS
#Política

La impura política de los puros

Las luchas anteriores por la filiación, el divorcio y la píldora fueron apenas el comienzo de nuevas luchas. El aborto en 3 causales, el matrimonio igualitario y la identidad de género son las banderas d ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La militancia joven y los cambios que vienen