#Ciudadanía

Del orgullo gay al populismo

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En lo personal, no comparto que una organización de cualquier tipo utilice el recurso del show en forma permanente, para eso mejor pongan una productora. Apoyaré con firmeza el derecho a manifestar, pero si hay que marcar la diferencia con protagonismo mediático.

No hay duda que la movilización social es una herramienta fundamental de las colectividades políticas, lamentablemente en Chile la élite política le teme a la  gente, ya se olvidaron de sus días gloriosos llamando a protestar, llamando a la calle, ahora prefieren el café y las galletas en casa de algún representante del poder económico. Junto al temor a la movilización anidado en la élite,  tenemos el mal uso de la movilización, aquel que la desvirtúa de su convocatoria legitima y la lleva por caminos oscuros, entre ellos el populismo o la violencia sin sentido.

La movilización es la expresión concreta por una causa, por una demanda específica “Patagonia sin represas” , “Final lucro en la educación”, “No al alto Maipo” por citar algunas más recientes. Nosotros desde la diversidad sexual  llamamos a un “Chile sin discriminación” o “Derechos Plenos” para recordar algunas de las consignas que han encabezado las marchas.  Soy parte del grupo de “locas” que se atrevió a marchar en el ’97 en la “Marcha de los Paraguas”, el ’99 en la Marcha de los Colores para llegar a la primera gran Marcha de la  “Patria gay” el 2000, todas estas movilizaciones tenían algo épico, era marchar contra la corriente, contra la derecha y también contra la Concertación que se escondía en los Ministerios sin dar respuestas, contra la izquierda temerosa de asumir el tema, salvo la figura siempre lúcida de Gladys Marin.

Lo curioso del tema es que al iniciar las movilizaciones fueron las propias voces del mundillo gay quienes reclamaron, lo tildaban de “poco serio”,  “mala imagen entre otras cosas”, todo por mostrar al mundo trans y borrar esa cara machista y masculina que los autodenominados representantes del mundo político gay querían imponer. Pero a pesar de ello las Marchas se impusieron y los criticones se sumaron y empezaron a buscar provecho en ellas, así Rolando Jiménez y sus secuaces llegan a la Marcha por la igualdad hace tres años de la mano de la naciente Fundación Iguales, alianza que duró poco, muy poco.

Lo lamentable  de esta llegada es que desvirtuó el trabajo de años, de las Marchas con acento en la movilización, en las demandas concretas de una ley contra la discriminación y el respeto a los derechos, de pequeños actos pasamos a tener eventos de cierre, grandes escenarios y parrillas de luces, mucha silicona, personajes de farándula, incluida Kel Calderón y su pololo musculin, pasamos de tener a los programas de reportajes como Informe Especial, Contacto o En La Mira en los actos de cierre al SQP, Intrusos y similares, es decir, nos fuimos desperfilando, el objetivo de una movilización comunitaria se desvaneció, ya no importa el por qué se marcha, lo que importa es  quién toca al final.

Hay que decir que MUMS y Accióngay, organizadores de la marcha de septiembre, la histórica Marcha del Orgullo hace 16 años, también  cayeron en la tentación y su última marcha anduvo en la misma senda peligrosa. Pero hubo reflexión, hubo autocrítica y ahora se prepara una con más contenido, desmarcada de la farándula, más marcha y menos show. Esa es la idea, esperemos que la intención se transforme en realidad.

Cabe decir también que acá también tenemos el abuso sobre los vecinos de Santiago, en tanto un recurso que debe ser excepcional como es un evento con infraestructura se transforma en algo recurrente, redundante y populachero que malogra la buena convivencia entre las movilizaciones y los vecinos. En lo personal, no comparto que una organización de cualquier tipo utilice el recurso del show en forma permanente, para eso mejor pongan una productora. Apoyaré con firmeza el derecho a manifestar, pero si hay que marcar la diferencia con protagonismo mediático.

Finalmente tengo que decir, que los que tocan el pandero del populismo en la calle son los mismos que en el Congreso apoyan leyes mediocres como la Ley 20.609 (Ley antidiscriminatoria), que transforman la agonía de un joven en un acto mediático y que luego aplauden las migajas de un gobierno de empresarios.


Imagen

TAGS: Movimientos Sociales Orgullo Gay

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
cristian

21 de julio

Se agradece la autocritica, se ha chacreado el sentido con tanta marcha, compitiendo con escenarios paralelos…. y con demandas k pierden peso x mostrar mas divertimento k contenido. En septiembre estaremos! sobre la productora Jimenez… uf k mas decir, para que seguir alimentando la eterna polemica.

ignacio_opinador

21 de julio

El punto es que significa ser homosexual hoy en día?? si realmente vemos, no hay mas que excesos, drogas, alcohol, y como bien dice la columna luces y farándula tanto de “famosos” o políticos, el poder viene de nuestras propias organizaciones y como ellas han decidido influir en la acción publica y social, pero nada de eso se ve; ¿buenas intenciones?, buenas intenciones todos el mundo tiene, pero se necesita voz y una actitud acorde con lo que se pregona, sinceramente creo en el recambio de los representantes de nuestros distintos entes representativos, no tengo nada en contra de alguno de ellos, pero hay que dar paso a ideas nuevas a fuerzas nuevas e innovadoras, llamar a la inclusión y a que la sociedad pueda ver cual acción cotidiana real de un homosexual, no solo las fiestas y los excesos, también empoderar a la mal llamada minoría sexual a ser responsables y consecuentes con una opción de vida que por ahora aún no esta regulada por un estado que aún nos mira con ojos examinadores, creo que se les puede demostrar que el movimiento homosexual puede ser mas fuerte y demandante de lo que ha sido hasta ahora.

Connie

21 de julio

Concuerdo absolutamente con el tema, muy bueno.

J. Carlos Garrido

22 de julio

Muy buena autocrítica, hacía falta plantear este tipos de problemáticas respecto al rol del movimiento LGBT en el siglo XXI.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

¿Y por qué creo que es necesario todo esto?, porque deseo que en mi país se respete mi libertad, y la de todos, de buscar mi propia felicidad en un ambiente optimo, donde se respeten las opiniones y no s ...
+VER MÁS
##UnPaísQueOpina

Mis ideas para un Chile mejor

Me parece insolito pensar que la razón de esta visita, largamente esperada, era rearmar el espíritu de los congregados, mediante buscar aumentar la credibilidad en la Iglesia. Pues claramente estuvo lejo ...
+VER MÁS
#Religión

Papa Francisco en Chile. Una venida que de nada sirve

¿Qué peso y legitimidad tiene tomar definiciones de una ley que no se ha podido implementar porque carece de reglamento?
+VER MÁS
#Política

¿Trabajo, derecho para todos? Los reglamentos de la Ley 21.015

¿Cuántos obreros que ganan el mínimo se habrán reunido para ponerse pulseritas y ver tocar a Moral Distraída
+VER MÁS
#Política

Izquierdapalooza

Popular

Es posible que alguien que no tenga un conocimiento adecuado de la PSU realice rankings de las escuelas basados en sus puntajes y realice inferencias respecto de su calidad
+VER MÁS
#Educación

La responsabilidad de #DataChile

Cuando escuchas o vez los noticiarios, o cuando pretendes dimensionar lo que pasa luego de la lectura noticiosa de un diario, las imágenes que dibujas en tu cabeza no hacen justicia con la real dimensión ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chaitén, botas húmedas

Se podría pensar que el nuevo gobierno de Piñera apuntará a una restauración mercantilista y conservadora. Así como sería lógico que toda la Nueva Mayoría coincidiera con el Frente Amplio en una age ...
+VER MÁS
#Política

Chile ¿Qué está en riesgo?

Para una economía relativamente pequeña como la chilena, el tamaño de estos grupos es extraordinariamente mayúsculo.
+VER MÁS
#Economía

Chile y su Concentración Económica