#Política

Juventud, divino tesoro

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

De la mera observación, podríamos decir que existe un principio que rige la estrategia política comunicacional del Gobierno: “si no puedes gobernar, al menos trata de dominar la conversación pública”.  Parece que la lógica es que se discutan muchas cosas para que no se debata ninguna, que los medios se preocupen de los enemigos poderosos imaginarios para que no se ponga el foco en los problemas reales, que la agenda se multiplique para que no haya ninguna agenda.


Son los jóvenes los protagonistas por excelencia, los grandes gestores del Estallido Social que cambió nuestro país.

Esto se hace más evidente en acciones como la que acaba de anunciar el gobierno ante el fracaso de la realización de la PSU: querella contra los jóvenes dirigentes que convocaron la movilización solicitando la aplicación de la Ley de Seguridad del Estado.

A pesar de lo increíble que resulta la reacción del gobierno, que enfrentó con una liviandad tal una problemática que es histórica y que sigue negando e intentando aminorar en su discurso, de modo sistemático, el daño que produce su desgobierno, nos interesa pensar este asunto desde la juventud como concepto y en el uso y abuso que suele darse en torno a él.

Lo primero, y que resulta obvio, es que la juventud es una categoría sociohistórica. Esto significa que no es lo mismo ser joven hoy que ser joven hace cincuenta años, hace cien o en la antigua Grecia. No sólo porque varía el rango etáreo, sino también porque varía el estatuto que se le da a lo que se considera como juventud en cada cultura.

Hasta antes del 18O, la importancia que se le otorgaba a la juventud era indiscutible. El statu quo cortejaba a la juventud, la usaba y todo el tiempo proponía o creaba una serie de mandatos a partir de ella. Existía una estética que producía toda una economía de mercado y que la conviertía en un paradigma orientador de consumos y actitudes. Por una parte, hace algunos meses se discutía acerca de si la juventud podía circular libremente por las calles sin la compañía de un “adulto responsable” (intentando imponer un “toque de queda” en algunas comunas) y, al mismo tiempo, se le imponía a los adulto que tuviera o cultivara características propias de los jóvenes, como ser siempre un ser activo, actualizado y renovado, la exigencia de la tersura de la piel, etc.

Y todo cambió. Son los jóvenes los protagonistas por excelencia, los grandes gestores del Estallido Social que cambió nuestro país.

Por supuesto, no existe un reconocimiento de los valores propios de la juventud, con sus efervescencias luminosas, como su poder de renovación, de emergencia social, de novedad, el rol que han jugado siempre en los cambios históricos o la función de relevo que deben cumplir de la función política.

Requerimos, con urgencia, una mirada crítica en los discursos de las autoridades. ¿Qué es ser un adolescente pobre, por ejemplo, un foco privilegiado de vigilancia y control? Qué tiene nuestra cultura para un adolescente deprimido, además de la ingesta indiscriminada de medicamentos?

Lo que no siguen viendo es que se trata de jóvenes que necesitan cuidado y no criminalización, modelos de autoridad positiva desde un modo afectivo. Una protección que no sea policiaca ni paternalista, una protección afectuosa. Relatos y discursos, una cultura que les permita desarrollarse de un modo afectivo en el mundo. Un protagonismo que les permita ser reconocidos como los constructores de una sociedad más justa, menos desigual, una bandera que los ha volcado a las calles del país, que es el lugar donde ahora deben ser protegidos.

TAGS: #ChileDespertó Juventud Movimientos Sociales

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
El próximo órgano constituyente debe tener presente que la ciudadanía valora los progresos del país en las últimas décadas, y que el debate constitucional debe ser siempre con altura de miras, sin exc ...
+VER MÁS
#Política

Diálogos para un nuevo proceso constituyente

El próximo órgano constituyente debe tener presente que la ciudadanía valora los progresos del país en las últimas décadas, y que el debate constitucional debe ser siempre con altura de miras, sin excluir a ningún sector político o movimiento social

¿Qué hacer con los conflictos entre el Estado y las naciones indígenas? ¿Qué formula político institucional debemos prever para evitar que en 20 o 40 años más la vorágine sea aún peor y debamos la ...
+VER MÁS
#Política

Sobre la plurinacionalidad y el pluralismo jurídico

¿Qué hacer con los conflictos entre el Estado y las naciones indígenas? ¿Qué formula político institucional debemos prever para evitar que en 20 o 40 años más la vorágine sea aún peor y debamos lamentar no abordar esta situación hoy en una nueva Constitución?

La etapa que vive Chile y la tarea más patriótica que debiera encabezar sin la menor duda ni vacilación el actual gobierno, es la convocatoria de todas las fuerzas políticas y sociales a la construcció ...
+VER MÁS
#Sociedad

El Chile de hoy

La etapa que vive Chile y la tarea más patriótica que debiera encabezar sin la menor duda ni vacilación el actual gobierno, es la convocatoria de todas las fuerzas políticas y sociales a la construcción de la nueva Constitución, dando cumplimiento al mandato popular indiscutible

En efecto, no podría ser considerado partir de cero cuando de por medio existe un respaldo de más de 4 millones de almas al cambio de Constitución en el sentido que propuso la Convención.
+VER MÁS
#Política

No partimos de cero

En efecto, no podría ser considerado partir de cero cuando de por medio existe un respaldo de más de 4 millones de almas al cambio de Constitución en el sentido que propuso la Convención.

Nuevos

El próximo órgano constituyente debe tener presente que la ciudadanía valora los progresos del país en las últimas décadas, y que el debate constitucional debe ser siempre con altura de miras, sin exc ...
+VER MÁS
#Política

Diálogos para un nuevo proceso constituyente

En este hito judicial, enfrentamos una importante impunidad biológica por las muertes de familiares de las víctimas y de los propios victimarios. Esperamos que las instituciones aumenten sus esfuerzos par ...
+VER MÁS
#Justicia

Condena en caso caravana de la muerte: un paso hacia la justicia

Algunos en Brasil se recuerdan de lo ocurrido con Trump y el asalto al capitolio y no dejan de pensar que podrían tener su propio trumpismo caribeño. Ojalá que nada ocurra y que gané Lula en primera vue ...
+VER MÁS
#Política

Brasil: ¿Esperanza o militarismo?

¿Qué hacer con los conflictos entre el Estado y las naciones indígenas? ¿Qué formula político institucional debemos prever para evitar que en 20 o 40 años más la vorágine sea aún peor y debamos la ...
+VER MÁS
#Política

Sobre la plurinacionalidad y el pluralismo jurídico

Popular

La etapa que vive Chile y la tarea más patriótica que debiera encabezar sin la menor duda ni vacilación el actual gobierno, es la convocatoria de todas las fuerzas políticas y sociales a la construcció ...
+VER MÁS
#Sociedad

El Chile de hoy

Debemos tener muy presente que, aunque paren totalmente las emisiones de gases de efecto invernadero y las temperaturas dejen de aumentar, las capas de hielo, los océanos, los bosques tropicales y los arre ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

De Cambio Climático a Crisis Climática y hoy Emergencia Climática

Otro aspecto destacable de la novela es la descripción de los ambientes laborales de la famosa y olvidada bohemia porteña, en efecto, el lector puede recorrer el puerto mientras se sumerge en la vida de l ...
+VER MÁS
#Cultura

Comentario sobre la novela ´Prontuario de la Negra Ester`

Para muchos, esta no solo fue una derrota del texto constitucional presentado por la <desgastada> Convención. También fue una dura derrota para el Gobierno de Gabriel Boric. Todo indica que los ciud ...
+VER MÁS
#Política

La gran derrota de un débil gobierno