#Todos somos ciudadanos

Yo, el Negro Matapacos, Q.E.P. (NO) D., declaro

7 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Estaba en estado total de muerto, que es una forma de estar, como cualquiera otra.

Ya estaba de acuerdo ser un perro muerto. Un perro que vivió siempre en la calle; sin raza, es decir, con varias, que es mejor que ser sólo de una. “multicultural”, como dicen los humanos.

Pero escucho gritos multitudinarios que reconozco como míos cuando era un perro en estado total de vivo. Y no pude más que revivir. Es decir, mirar y apoyar y solidarizar, cómo fui cuando fui un perro en estado total de vivo.

Y veo de nuevo la multitud en la que fue mi casa: la Alameda llena de lado a lado y de largo a largo. Un millón y medio de almas pidiendo lo mismo que están demandando ya no sé cuánto tiempo. ¿Tanto tiempo y aún nadie responde?


Verán ustedes: soy un perro de la calle y la calle fue mi casa. Y a ella llega siempre la muchedumbre a pedir que se reparta lo que se retiene en tan pocas manos. Yo, como perro solidario que he sido siempre, los he dejado, encantado, ocupar mi casa que es la calle, mi territorio.

Demoledor. Que nadie responda al grito colectivo multitudinario.

Demoledor por varias razones, la primera primerísima: porque lo que están pidiendo hace años es “repartir la torta”, diciéndolo en figurativo. Repartir lo que un grupito del 1,05 por ciento retiene. Repartir lo que retiene ese grupillo que se lleva ―dicen― más del 50 por ciento de las ganancias totales del país.

Una vergüenza. Digo yo como perro de la calle que sabe de la condición humana. Para qué quieren tanto de tantísimo. Acaparan la vergüenza, únicamente.

Verán ustedes: soy un perro de la calle y la calle fue mi casa. Y a ella llega siempre la muchedumbre a pedir que se reparta lo que se retiene en tan pocas manos. Yo, como perro solidario que he sido siempre, los he dejado, encantado, ocupar mi casa que es la calle, mi territorio.

Y defiendo a la multitud porque no piden nada de más. Sólo lo que les pertenece porque producen esa riqueza junto, por cierto, a ese grupito del 1,05 por ciento,

Y siempre volvió la multitud multitudinaria a pedir lo que para mí, perro de mundo de la calle, es una verdad de Perogrullo: algo tan evidente como pedir repartir la torta, pero que ese grupito pequeñito criminaliza. Y sólo reprime y más reprime para reprimir una perogrullada.

En sus enfrentamientos con los pacos, yo los he defendido. Y los defenderé siempre aunque por siempre esté Q.E.P. (NO) D. Sin esta multitud no se habría producido la torta. Por eso no se pueden adueñar casi por completo de ella un grupito tan reducido.

Y estoy en estado de vivo porque me convirtieron, sin yo proponérmelo, en una suerte de héroe de la solidaridad con esa multitudinaria muchedumbre de humillados y discriminados. Combatimos contra los pobres pacos que los mandan a reprimir porque no pueden soportar que la multitud pida lo que le corresponde.

Pero los pobres pacos son tan  desposeídos como los más, sólo que tenían que poner la cara de la represión. Y lo hacen muy bien. Es decir, muy mal: han cruzado todas las líneas rojas que son la violación de los derechos humanos. Y pagan los pobres pacos y no los que los mandan que están siempre reunidos para crear nuevas estratagemas represivas para poder continuar comiéndose la torta completa.

Muerto, también, se está tan bien. Sólo que no puedo dejar de estar con mi gente. Son los desposeídos de lo que les corresponde; no piden nada de más. Sólo lo que les pertenece. Ni más ni menos.

Es mi familia y le tengo un cariño entrañable. Son tantos millones de desamparados frente a unos pocos amparados que amparan la acumulación de la riqueza que también es la de los desamparados que son la absoluta mayoría.

Es tan obvio como lo fue el profeta Pedro Grullo «que a la mano cerrada la llamaba puño». Porque puño es. Y así estamos ahora, en medio de lo que han denominado “estallido social”.

Con el puño cerrado, y abierto, y en signo de victoria; sin partidos políticos ni Congreso ni Gobierno  ni líderes. Huérfanos de todo.

Los desamparados de lo que les corresponde ya cansados de tanta humillación, quieren la dignidad social que se la han robado. No piden nada extraordinario.

Acaparar la dignidad social sólo por el 1,05 por ciento es una indignidad contra el 98,95 por ciento de la humanidad. El 1,05 por ciento tiene la dignidad social secuestrada.

Lo digo yo que soy un perro de la calle y porque la multitud  me ha otorgado la dignidad y el honor de curar un poco su total orfandad. El estallido social está lleno de orfandad. Sólo orfandad sola. La orfandad se las curo yo. Un perro de la calle que estaré siempre con los vulnerables de Chile. El país del fin del mundo, dicen.

Yo digo que Chile está al principio del mundo. Si empezamos por el final del mundo hacia adelante, entonces tendremos a Chile como el principio del mundo.

Cómo debiera ser la dignidad social para todos los habitantes de país del principio del mundo: un principio y derecho inalienables. Y la orfandad será sólo un recuerdo triste cuando la torta se reparta como Dios manda. Y ya no será necesaria tanta represión por reclamar lo justo.

Porque esta multitud tan llena de humillaciones que sólo tiene sus brazos y sus manos para sobrevivir a esto que llamamos vivir, sólo quiere vivirla dignificando su vivir.

Yo, el perro Negro Matapacos Q.E.P.(NO) D. declaro que la muchedumbre multitudinaria de vulnerados exige una dignidad social e individual llena de futuro.

Si no, no vale la pena vivir esto que llamamos vida.

 

TAGS: #Dignidad #negromatapacos declaración

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
Julian

04 de febrero

Un “manifiesto”, que al final es optimista

Diego

04 de febrero

los perros no hablan

04 de febrero

Yo sí. Y sé escuchar. Y, además, comprender el dolor y la alegría humanas, quizás más que los propios humanos.

Angélica

06 de febrero

Bravo Negro Vivasueños!

Tintín

07 de febrero

Gracias Negro Matapacos! Si todos fuéramos como tú, el mundo sería otro mucho mejor.

Sonia

08 de febrero

Este Manifiesto debería presentarse a ese 1% que tiene el poder. Que lo escriba este perro ícono es muy relevante de la situación política en Chile.
Te queremos Negro!

Sandra

11 de febrero

Genial, q onda?
Genial ponerle voz al Negro. Deberían ponerlo más como portada.
Es un icono.
A falta de líderes, el Negro Matapacos nos
escribe nuestro Manifiesto. Genial.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

En un contexto en que los discursos de odio van en aumento y continúan marcando aún más las desigualdades de nuestra sociedad, es de suma urgencia que Chile avance en esta materia, de lo contrario las co ...
+VER MÁS
#Justicia

Aprobar la reforma a la Ley Antidiscriminación puede salvar vidas

Estamos hablando de candidatos vencedores cuya cuna de independencia está enquistada racional y afectivamente a colectividades partidarias tradicionales (...) que decidieron dejar el carné de lado del partido
+VER MÁS
#Política

Primarias partidarias e independientes

La finalidad reeducativa y reintegradora de la pena debe ocupar un lugar central en la recuperación del recluso para la sociedad, que favorezca las condiciones para consolidar en este el respeto por las re ...
+VER MÁS
#Justicia

Rescate y reinserción social

Las influyentes asociaciones gremiales empresariales argumentan que el cuello de botella se produce exclusivamente en los distintos servicios públicos que deben dar sus aprobaciones a los mismos
+VER MÁS
#Ciudad

Utilizan el vocablo "permisología" para presionar al gobierno

Popular

Un Estado laico tiene la obligación de separar las creencias religiosas de las leyes, en el entendido que, las creencias son asuntos personales y de ciertos grupos que no representan a toda la sociedad, en ...
+VER MÁS
#Política

En un Estado laico legalizar el aborto y eutanasia es obligación

La labor de los comités de vivienda en Renca y en otras comunas del país es un ejemplo de cómo la participación ciudadana puede impulsar políticas efectivas y adaptadas a las necesidades locales
+VER MÁS
#Sociedad

Renca en la búsqueda de una vida digna: el rol vital de los comités de vivienda

Las demandas por las que la gente salió a las calles siguen vigentes y las víctimas de las violaciones de derechos humanos que se cometieron en ese periodo siguen sin ser reparadas. ¿De esto se hará car ...
+VER MÁS
#Política

Cuenta pública: ahora o nunca

La seguridad pública y la justicia no solo se logran con la represión del delito sino también con prevención y la protección de los derechos de los ciudadanos
+VER MÁS
#Justicia

Cuenta pública 2024: un compromiso en justicia, seguridad social y derechos humanos