#Sociedad

Trabajo social y memorias

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen de autor

Vuelvo / quiero creer que estoy volviendo
con mi peor y mi mejor historia
(Quiero creer que estoy volviendo, Mario Benedetti)

María Cecilia, Juan Ernesto, Jacqueline del Carmen, Elizabeth del Carmen, Luis Jorge, José Fernando, Jacqueline Paulette, María Teresa, Segundo Norton, Rolando Gastón, Elizabeth Mercedes, José Alberto, María Teresa, José Ernesto, Alfredo Gabriel, Modesta Carolina, Julia Sonia, Susana del Pilar, Gilberto de Las Mercedes y Jaime Eugenio.


Varias generaciones de trabajadores sociales, sufrieron en carne propia, la persecución, la muerte, la tortura y la marginación de sus empleos y funciones en dicho período

Aquí está la memoria de nuestros compañeros, no sólo la nostalgia. Aquí están sus nombres, su militancia política, su vida y la brutalidad represiva que se ensañó con ellos. Acá están sus saberes, sus ideas, sus conceptos, sus contextos. Aquí está un esfuerzo por (re)construir un saber sobre el pasado reciente y superar la amnesia social que encubre a los responsables, incluidos nosotros mismos.

Reconstruir los orígenes del espacio ocupacional ha sido una tarea muy compleja, en tanto, los datos la mayoría de las veces son vertidos en forma muy escueta en las diversas fuentes. Esta tarea fue como armar un rompecabezas, que me ha dado mucha satisfacción por la novedad que representa y porque espero que se modifique una falsa percepción de la historia sobre la creación de los servicios sociales y los orígenes del trabajo social (Oliva, 2007: 9).

La reflexión desplegada por el trabajo social durante la década de 1960 y los primeros años de 1970, no exenta de tensiones, conflictos y radicalización de posiciones, será abruptamente interrumpida por los sucesos vinculados al Golpe Militar de septiembre de 1973. Que cambió el curso de los sucesos profesionales y configuró el trauma que da origen a la memoria profesional del período. A partir de esa fecha, la profesión enfrenta una situación de represión y censura, que origina que los avances de la etapa anterior comiencen a desdibujarse.

En Chile del siglo pasado se aplicaron dos grandes procesos de Reforma en las que trabajo social estuvo implicado, y que fueron iniciados en el Gobierno democratacristiano de Eduardo Frei Montalva (1964–1970) y profundizados por el Gobierno de la Unidad Popular de Salvador Allende Gossens (1970–1973), estas son la Reforma Educacional y la Reforma Agraria, que con distintos énfasis vinieron a profundizar las miradas y debates.

Por ser protagonistas, testigos, observadores y parte de la generación de asistentes y trabajadores sociales que fueron asesinados y no la heredera de dicha generación. Con la convicción de que tal como marcaba Benjamín, la historia se teje entre la generación pasada y la actual, entendiendo que investigar este periodo es una forma de resistencia a la dictadura y a su criatura: el neoliberalismo.

Recuperar biografías, ampliar relatos y narrativas, exceden los tiempos y espacios de la naturaleza del trabajo social. A diferencia, intentamos rescatar la memoria, desde marcos del pasado, procurando captar el interjuego entre ética y política, de ese escenario disciplinador de los 60, en que cada cuerpo tenía un lugar, para unos la jerarquía y la autoridad, para otros la sumisión y el convulsionado mundo de los 70.

Contra ese orden establecido, los jóvenes expresaron su inconformismo en el plano de lo pautado, lo instituido y desarrollaron prácticas con sentido crítico, emancipador y desalienante, buscando construir fraternamente una sociedad mejor. Estos jóvenes hicieron una ruptura generacional, rompieron con las visiones impuestas por sus padres, con auto identificaciones de clase, cuestionaron los procesos en que fueron socializados.

Durante las dictaduras militares que surgieron en América Latina en la década de 1970, ejemplo, Argentina (1976) y Uruguay (1975), el trabajo social como profesión fue relegado y restringido en su ámbito de acción. Varias generaciones de trabajadores sociales, sufrieron en carne propia, la persecución, la muerte, la tortura y la marginación de sus empleos y funciones en dicho período, confluyendo luego en variados espacios creados por las Iglesias y otras instituciones anexas.

En el Chile dictatorial, el trabajo social heredó de la reconceptualización, su eje principal en la defensa absoluta de los Derechos Humanos y el desafío a los problemas generados por los constantes estados de emergencia y las consecuencias del nuevo modelo económico que generaba represión, cesantía, hambre y pobreza. Es en esa función, que comienza a desarrollar nuevas formas de trabajo solidario, praxis emergente que se confronta con el modelo asistencial impuesto por la dictadura y que constituye la práctica profesional dominante durante ese período (Hernández y Ruz, 1978).

Para el trabajo social, el período dictatorial constituye una valiosa experiencia por dos elementos: lo solidario implica una prolongación del trabajo con las organizaciones populares, en momentos de aislamiento, fragmentación y derrota del tejido social y segundo, enfrenta a la profesión a un nuevo ámbito de defensa y promoción de los Derechos Humanos. Labor que reafirma una ética con la dignidad de las personas, que hasta ese instante estaba incluida en los planteamientos epistemológicos del trabajo social reconceptualizado.

Sin embargo, cada día es más evidente que este modelo socio-económico, instalado por la dictadura militar, va perdiendo credibilidad, tanto ante las personas con las que trabajamos, como ante nosotros mismos, en nuestra duplicidad de ciudadanos-votantes y profesionales-asalariados.

¿Quiénes escribieron la historia del trabajo social?, conmemorar, rememorar, recordar y rememorar nuevamente, traer al presente hechos del pasado, revisitar las historias, los aprendizajes y compromisos de hombres y mujeres profesionales y estudiantes de Servicio Social, nos deben interpelar en nuestro ejercicio profesional, pues, “Los dolores que nos quedan… son los compañeros que nos faltan”.

TAGS: #50años #GolpeDeEstado #TrabajoSocial

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

A los niños, niñas y adolescentes post estallido social en Chile les debemos mucho. Y, lo mínimo es alentarles, que no claudiquen en participar de lo social y utilizar su derecho a reclamo por lo que jus ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

A los niños post estallido social

Si Calderón llegara a tener éxito en su gestión de lobbysta, obtendrá una jugosa remuneración y Chile será conocido en el mundo como el país en donde las sentencias de la Corte Suprema tienen un val ...
+VER MÁS
#Ciudad

¿ El "Conde Negro" podrá dejar sin efecto un fallo de la Suprema ?

El poder local-regional importa siempre y, por lo tanto, siempre se debe cultivar tal situación, porque es desde ahí, desde los territorios, desde donde emerge la pertinencia de la acción y el pertinente ...
+VER MÁS
#Municipales

Poder local, poder sub-nacional y conciencia territorial

Podemos anticiparnos a la catástrofe medioambiental, si consideramos las lecciones de algunos países que optaron por desvincular el crecimiento económico del consumo de materiales y emisiones de gases de ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Sigamos hablando de impuestos para la justicia ambiental

Popular

La derecha y ultraderecha en Chile y el mundo en estos tiempos se caracteriza por un discurso populista en que explotan las necesidades urgentes de los ciudadanos, y claramente en Chile estamos viviendo un ...
+VER MÁS
#Política

Prometan no más, prometan…

Un amigo que es más bien un conocido cercano y muy lejano a la vez, Rodrigo Verdugo, dedica buena parte de su tiempo de ocupación socialmente relevante (me imagino), a estudiar y opinar acerca de la liter ...
+VER MÁS
#Cultura

Tres rostros o apariencias para un Premio Nacional

Las grandes reformas constitucionales (...) deben ser abordadas con una mirada y un esfuerzo de largo aliento, confiando en la solidez de la vía reformista anclada a las instituciones de la democracia chil ...
+VER MÁS
#Política

El fantasma de las reformas constitucionales

Las cifras estimadas por las autoridades apuntan que anualmente se practican entre 30 mil y 150 mil abortos inseguros en Chile (...) De acuerdo con la OMS, el aborto inseguro es considerado como una de las ...
+VER MÁS
#Salud

El aborto en Chile, un asunto de salud pública