#Sociedad

Tardes de Cine (en los cerros de Valparaíso)

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

En noviembre ultimo escribí la columna “Tardes de Cine” donde hice un recuento arquitectónico-social (si es que el término existe) de los antiguos y bellos (algunos no tanto) cines del “plan” de Valparaíso.
Los porteños denominamos “plan” al “centro” que no es cerro si no “plano”. Aclarar que el concepto de “plan” no proviene de “plano”, si no de un Plan Regulador que cambió la fisonomía del centro de la ciudad posterior al terremoto de 1906, Pero así quedó para siempre: “plan” en contraposición a “cerro”.

Sería interesante que alguien complementara estas líneas con descripciones, vivencias, etc. de aquellos cines de barrio, esos cines a los que no tuve la oportunidad de asistir pero no por ello dejan de tener un significado especial para muchos, una carga de recuerdos de su infancia.

En esa columna quedó pendiente un recuento y/o recuerdo de los cine de barrio, el 100% de ellos en los cerros.
Seré sincero: no los conocí todos, precisamente por ser “de barrio”, y si tu cuando niño no eres de “ese barrio”, difícilmente o quizás,  casualmente, tendrás la oportunidad de desplazarte hacia un barrio ajeno y permitirte asistir a ese cine.
Pero los vi desde lejos.
Comenzaré de norte a sur de la ciudad:
Esperanza: En el cerro del mismo nombre. Solo vi desde la micro los afiches colgando de una destartalada fachada de madera con pintura descascarada alumbrada por una ampolleta de 40w….
Barón: Idéntico caso.
Teatro Mauri: Ubicado en la Avenida Alemania, que es la columna vertebral de la parte alta de Valparaíso. Ahí si que hay toneladas de recuerdos…
Hermoso edificio. Posiblemente un buen intento (y logrado) arquitectónico para asemejarse a los mejores cines del centro. Pareado a la La Sebastiana, la casa de Pablo Neruda.
A poco menos de 2 kms. de la casa de mi infancia en Av. Baquedano que finaliza (o inicia) en Avenida Alemania. Este trayecto lo hacíamos a pie (y en subida) al menos dos domingos al mes tomados de la mano de mi madre.
Aun recuerdo la cortina musical previa al inicio de películas inolvidables como Desayuno en Tiffany, 55 Días en Pekín, el Submarino Rosa, El Día más Largo del Siglo o Melodía Inmortal. Aprovecho de agradecer a los dioses que en mi infancia no había televisión en este país y que desde niño pude ver buen cine y no Mecano, Rojo o bazofias parecidas.
¿Qué fue del Mauri? En este ultimo medio siglo ha estado varias veces en la UTI…pero ha sobrevivido y no lo ha alcanzado la picota. Hoy, 2019, es un proyecto cultural maravilloso que acoge cine, danza, poesía, etc. ¡Bravo!
San Luis: Siguiendo por Av. Alemania, al final de esta se llega a la Plazuela San Luis, donde se encontraba el “Teatro”…(?) del mismo nombre en el Cerro Alegre.
El San Luis era un galpón donde la galería estaba en el lugar de la platea y viceversa. Exhibía películas solo sábados y domingos. Como ese fue el barrio de mi juventud, recuerdo haber visto ahí  títulos como MASH, Perdidos en la Noche y varias picaronas películas italianas. Hoy, un almacén.
Iris: Ubicado en Playa Ancha. no lo conocí. Ya no existe.
Odeón: también ubicado en Playa Ancha, no existe y tampoco lo conocí.
Sería interesante que alguien complementara estas líneas con descripciones, vivencias, etc. de aquellos cines de barrio, esos cines a los que no tuve la oportunidad de asistir pero no por ello dejan de tener un significado especial para muchos, una carga de recuerdos de su infancia.
No doy información del Esperanza, Barón, Iris y Odeón, sin embargo espero que alguien lo haga.  O del Politeama, del que ni siquiera conocí la fachada y tengo entendido que se encontraba en Cerro Bellavista.
Desde nuestra butaca… quedamos atentos a la proyección de esas viejas películas en aquellos desconocidos espacios.
TAGS: #Valparaíso

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

El Mapudungún no solo es una lengua viva y muy presente en la cultura de Chile, sino que además, es expresión de una cosmovisión con una riqueza inconmensurable en la comprensión del mundo
+VER MÁS
#Sociedad

Sergio Villalobos y la crónica de un racismo empedernido

Ningún instrumento de la planificación de la ciudad, más aún en el siglo XXI debe ser elaborado desde una sola perspectiva, debemos ser capaces de convocar y consensuar objetivos comunes sobre la ciudad.
+VER MÁS
#Ciudad

Un plan regulador para Alto Hospicio

Es una mala creencia pensar que cada padre debe pagar la mitad de los gastos del menor, ya que cada uno debe pagar en proporción a lo que gane
+VER MÁS
#Justicia

¿Cómo realizar una demanda por pensión de alimentos?

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

Es indispensable recuperar el Tren y convertirlo nuevamente en la columna vertebral del transporte de personas y mercaderías a nivel nacional.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Tren, desarrollo y Cambio Climático

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador