#Sociedad

El Covid, la sabiduría popular y un largo encierro

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

https://pixabay.com/es/illustrations/libro-antigua-surrealista-fantas%C3%ADa-863418/

Sentido común es algo así como salud contagiosa (Alberto Moravia)

Hoy, que nos toca “bailar con la fea”, trato de superar la página en blanco y, buscando la tan esquiva inspiración, pensé en refranes, proverbios o simplemente frases aplicables a esta situación en la que me encuentro (nos encontramos) e intenté desentrañar su sabiduría, contrastándola con el panorama actual. Lo hice, no por querer “buscarle el cuesco a la breva”, sino porque quiero enfrentar a esta pandemia y ver cómo superarla.

Comencé, entonces, una búsqueda entre mis amistades comentándoles algunos estados de ánimo, exagerándolos de manera de provocar su intervención. Escuché todo lo que tuvieran que decirme porque “no hay peor sordo que el que no quiere oír”

Comencé el experimento demostrándome clara y profundamente pesimista.

-De esta no salimos, les dije.

Esto está recién comenzando. Mejor que nos hagamos a la idea de que no nos veremos nunca más.


Hoy, que nos toca “bailar con la fea”, trato de superar la página en blanco y, buscando la tan esquiva inspiración, pensé en refranes, proverbios o simplemente frases aplicables a esta situación en la que me encuentro (nos encontramos)

Se espantaron, se preocuparon me dijeron que mejor es ser optimista, que “contra el optimismo no hay vacunas”, contra el coronavirus tampoco, pensé conspiranoico, pero preferí no decirlo. Mi hermano me dijo que debía enfrentar de mejor manera este enclaustramiento, que recordara “que cuando se cierra una puerta, se abre una ventana” y no supe si había o no ironía en sus palabras fase 1. Recuerda, por favor, me dijeron, que “no hay mal que por bien no venga”, “no hay mal que dure cien años” y que “nunca está más oscuro que cuando va a amanecer”. Alguien me dijo que lo importante será mi actitud, que no es que las cosas ME pasen, sino que ellas suceden y yo debo ver si me afectan o no. Le di un par de vueltas a esta idea y algo de razón le encontré, al menos puedo reconocer que no ME pasan sino que NOS pasan y es que en la idea de lo colectivo, siento algo de alivio, como si por ahí pudiera pasar la solución, aunque, claro “mal de mucho, consuelo de tontos”

Después del pesimismo quise mostrar que me había recuperado y comencé a enviar meme tras meme a todos mis contactos. Pasó muy poco tiempo antes de que me enrostraran que “la risa abunda en la boca de los tontos”. Me defendí citando a Lutero y les dije que “mi risa es mi espada, y mi alegría, mi escudo” y eso no podrán retrucarlo de modo alguno, pensé. Craso error, las redes sociales pueden ser implacables; “el fanfarrón causa risa y no produce daño”, me dijeron algunos, que ahora son ex amigos. Hubo quienes me advirtieron que no insistiera en el humor pues no debía olvidar que “después de la risa viene el llanto” No obstante, insistí, pensando en que “al mal viento buena cara” y me apliqué a hacer reír a cada una de las personas más queridas para que supieran que “la risa es la distancia más corta entre dos personas” y que como decía Marx “La risa es una cosa demasiado seria”

Dejé pasar unos días y me demostré irremediablemente optimista. Me preguntaron tanto si estaba medicado como si me había tomado mis pastillas. Los y las optimistas de hace poco me llamaban a la calma y la prudencia, que recordara que si bien “las cosas pueden ser para bien, también pueden ser para mal” “recuerda que no todo lo que brilla es oro”, me decían. Cuando manifesté mi deseo de volver al trabajo presencial de una buena vez y así obligarme a levantarme temprano, casi al unísono me dijeron que “no por madrugar amanece más temprano”. “Zapatero a tus zapatos”, pastelero a tus pasteles y “más sabe el diablo por viejo que por diablo” me dijeron cuando interpreté las cifras confiando en que se aplanaba la curva y todo volvería pronto a ser como antes. Finalmente cuando les expliqué que había que creer y apoyar a las autoridades en sus decisiones, me dijeron que “en el país de los ciegos el tuerto es rey”. Eso me devolvió el optimismo porque pensé que aunque tal vez “no hay peor ciego que el que no puede ver” algo podremos hacer para entregarle claridad a esos ciegos, aun en este periodo oscuro, ya que “la luz que más alumbra desde la sombra ilumina”.

Los días siguientes me demostraron que la refranística puede ser extraña y muy poco clara. Por ejemplo cuando le comenté a mis contactos que fui al supermercado y no encontré papel higiénico, me respondieron crípticamente con un escatológico “todo pasa por algo”, al reclamar por la falta de mascarillas recibí un “cuando fuiste martillo no tuviste clemencia, ahora que eres yunque, ten paciencia.” Y así se sucedieron cada cual más extraño e ininterpretable, “no te harán creer otra cosa frailes descalzos”, “no comulgues con ruedas de carreta”. Al lucir mi nueva apariencia recién afeitado, me dijeron que “hablen cartas y callen barbas” y algunos me recomendaron “poner las barbas en remojo”. Fue todo tan extremo y tomando en cuenta que “cuando el río suena es porque piedras trae”, decidí suspender mi experimento sabiendo eso sí, a cabalidad, que “podría ser peor” (la experiencia y este texto)

Por cierto, aunque “a buen entendedor pocas palabras”, el Marx citado más arriba se llama Groucho.

TAGS: #Coronavirus #Lenguaje #Sabiduría

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente
+VER MÁS
#Sociedad

Crisis y superación del modelo neoliberal

Nuevos

La llegada del Covid-19 y su materialización a partir de las cuarentenas y el fantasma de la enfermedad fatal rompe el enunciado cortoplacismo pensante para enfrentar a todos por igual a la idea de la muer ...
+VER MÁS
#Sociedad

Filosofía y pandemia

Las candidaturas deberán revisar sus estrategias para poder expresar con mayor claridad sus ideas fuerza. Candidaturas que figuran en tercer y cuarto lugar, deberán arriesgar más, caso contrario su suert ...
+VER MÁS
#Política

El primer debate

No fue violencia. Creo que fue solamente una expresión de ira que no se pudo controlar. Parte fue mi culpa por seguir la discusión. La calle puede ser violenta, pero cuando es en el mismo hogar donde, en ...
+VER MÁS
#Cultura

Sus sensuales caricias

Después del debate, el tablero electoral empieza a moverse, y no terminará hasta la hora de la verdad. En esta ocasión los más beneficiados con el debate fueron Kast y Provoste
+VER MÁS
#Política

Esquirlas del primer debate presidencial

Popular

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

Solo reflexiono lo que la ciencia ficción de los años 30 y 50 vaticinaron y cómo la historia se encargó de hacerlo posible gracias a la supuesta emancipación. ¿Qué fue lo que triunfó?
+VER MÁS
#Política

Orwell 2021

La ansiedad climática la sienten personas de todas las edades, en todas partes. Ella se asocia a varias emociones dolorosas y complejas: tristeza, miedo, enojo, impotencia, culpabilidad, avergüenza, deses ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Los jóvenes deberán aprender a convivir con la ansiedad climática