#Sociedad

El años en que fui facho

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Era 1990, trabajaba como encargado del área audiovisual del colegio Teresiano Enrique de Ossó. Era un trabajo bueno, solo que, y ha sido la única vez, obligatoriamente debía usar corbata para ir a trabajar. Corbata y chaqueta, obviamente. En términos generales era un buen trabajo para alguien de 22 años al que habían echado de la universidad dos años antes y no tenía aún un proyecto claro para continuar en la vida.

En esa búsqueda, me matriculé en la carrera de Pedagogía en Historia en el Instituto Blas Cañas, instituto emblemático de aquellos años, hoy devenido en la Universidad Silva Henríquez. Las clases comenzaban a las dos de la tarde, creo. No recuerdo bien el horario de inicio ya que yo siempre llegaba tarde pues trabajaba hasta las 14:00 hrs. y debía desplazarme en las ya olvidadas micros de colores (faltaba un par de años para las amarillas y mucho más aún para el Transantiago). El hecho de llegar tarde no me impidió conocer y relacionarme con mis compañeros de curso, con quienes hice muy buenas migas, al punto que me eligieron delegado de curso ante los profesores, el centro de alumnos y la federación de estudiantes. Las cosas iban más o menos bien, trabajaba, estudiaba y compartía con mis compañeros de carrera. El destino quiso que una amiga, Julia, estuviera egresando de dicha carrera y pudiera presentarme a gente de tercer y cuarto año, de quienes me sentía más cerca por edad y porque la historia reciente nos vinculaba de una u otra manera. Al finalizar ese semestre no pude continuar la carrera, pero eso es otra historia. Lo importante es lo que ocurrió a mediados de semestre.


Poco después me encontré en el patio con Leo, un muchacho de cuarto que me había presentado Julia, quien me preguntó preocupado qué pasaba que desde hacía unos días era conocido en la carrera como “El facho del primero»

A mediados de ese semestre hubo elecciones de la federación y no recuerdo bien qué pasó (mal que mal fue hace 30 años) pero, o no se presentaron candidaturas o si las hubo, fue a votar muy poca gente. El punto es que hubo una merma significativa en la participación estudiantil, lo que contrastaba con lo ocurrido los años anteriores en que las movilizaciones en contra de la dictadura congregaban a una gran cantidad de estudiantes, tanto en las manifestaciones como en las elecciones de sus dirigencias. En vista de lo anterior, la oficina de asuntos estudiantiles llamó a una reunión de delegados de carrera para realizar un diagnóstico y comprender lo ocurrido. Como ya dije, yo era delegado así que concurrí en mi calidad de tal a dicha reunión. Cuando me tocó el turno de hablar, dije que me parecía que el periodo anterior se había visto marcado por la participación de las federaciones en la contingencia nacional pues la lucha contra la dictadura así lo requería pero, que una vez que la dictadura había terminado, al menos formalmente, yo pensaba que los estudiantes esperaban que las federaciones se volcaran hacia el interior de las universidades e institutos para preocuparse de los temas propios de los estudiantes en el contexto de la propia casa de estudios, que los estudiantes (en ese tiempo no se decía los y las) esperaban que las federaciones realizaran su trabajo propiamente gremial. Eso fue todo. Nada más que eso.

Poco después me encontré en el patio con Leo, un muchacho de cuarto que me había presentado Julia, quien me preguntó preocupado qué pasaba que desde hacía unos días era conocido en la carrera como “El facho del primero». Claro, hubo un problema que no preví en aquella reunión; como dije, usaba corbata y chaqueta, y llegaba tarde y en una reunión con delegados de otros cursos dije una mala palabra para esos años (y todavía, dependiendo del contexto) dije “Gremial”, palabra de la que deriva sin dificultad la palabra “Gremialismo” y, eso lleva a Jaime Guzmán (que aún estaba vivo) y a Longueira y a Chadwick, perdonando la expresión. Sumando y restando, ese que anda de terno, que dice que trabaja y que por eso llega tarde (pero no se sabe donde trabaja) anda hablando de gremialismo. Por suerte Leo y otros me ayudaron bajando el perfil de aquel concepto hasta que, espero, se haya olvidado. Al finalizar ese semestre no pude continuar la carrera, pero eso es otra historia y no tuvo que ver con este episodio. Solo lamento que haya gente que, en algún momento de estos años, acordándose de sus tiempos estudiantiles, pueda haber dicho, “¿cómo era que se llamaba ese compañero de curso, el facho de primero?” y se haya referido a mí.

TAGS: #Relato

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
Blasco Ramírez

13 de junio

Me llega su testimonio. me he topado con cosas así. Saludos.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”
+VER MÁS
#Política

Reflexiones electorales independientes y nuevo proceso constitucional

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”

Nuevos

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

El proceso constituyente y las características que tiene, responden al momento político que vivimos luego del triunfo del Rechazo. Lo que pretendió ser una revitalización de un contrato social, fue real ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo proceso constitucional y el llanto de quienes no hicieron política en el proceso pasado

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional

Popular

La llegada del tren no reemplaza a buses ni camiones, el objetivo es desarrollar un modelo que trabaje de forma integrada creando un sistema intermodal. En conclusión, recuperar el tren es una necesidad na ...
+VER MÁS
#Política

Comentarios al tren Santiago “El Salto” (Viña del Mar)

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?