Progresismo sin Progreso: los arrebatos neoliberales de la DC - El Quinto Poder
#Política

Progresismo sin Progreso: los arrebatos neoliberales de la DC

9 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Durante la primera semana de este mes estival, nos enteramos por la prensa y las redes sociales, de la nueva puñalada artera que algunos dirigentes de la Democracia Cristiana y ex autoridades de la extinta Concertación, propinaban a la Nueva Mayoría, el gobierno de Bachelet y su programa.“Progresismo sin Progreso” fue la epístola que un grupo de 26 dirigentes falangistas, encabezados por Mariana Aylwin, hija del ex Presidente recordado por la transición eterna y su justicia en la medida de lo posible que generó discusión en la opinión pública.  La ex ministra de educación se paseó por diversos canales instalando el descontento y la desazón de un sector de la Democracia Cristiana por el cauce que han seguido las políticas públicas del gobierno. Aylwin encabeza el discurso conservador, neoliberal y paradójicamente antiprogresista que acerca a la falange con la derecha chilena.


La carta de una extensión de tres carillas instalaba, en ocho puntos, el descontento del sector de la Democracia Cristiana más neoliberal y colindante con la derecha, del rumbo que sigue el país y el miedo a perder lo ganado. ¿Lo ganado por quién me pregunto yo?

¿Es de extrañarse el discurso de Aylwin y la carta firmada por estos sujetos? Por supuesto que no. Es una muestra más de su cosmovisión y forma de entender la sociedad. En el caso de la ex diputada hace rato que viene defendiendo el lucro, teniendo guiños con la centro derecha y trabajando en fundaciones ligadas a Andrónico Luksic o de la mano de Harald Beyer, José Joaquín Brunner o Patricia Matte, (la supuesta elite en materia educativa y la tecnocracia neoliberal) invitados por Sebastián Piñera a participar en su gobierno.

La misiva de la discordia

La carta de una extensión de tres carillas instalaba, en ocho puntos, el descontento del ala más neoliberal y colindante con la derecha del rumbo, que sigue el país y el miedo a perder lo ganado. ¿Lo ganado por quién me pregunto yo? pues si bien es cierto, podemos discrepar de algunas reformas impulsadas en la forma y el fondo, muchas de ellas como la laboral, educacional, inclusión, unión civil, despenalización del aborto y nueva constitución, han sacado ronchas en los sectores conservadores de este país porque precisamente han movido un poco este status quo social y político chileno, le han dado un golpecito a la balanza cargada con todo su peso a los dueños del país que han defendido la Democracia Cristiana y la Derecha en aras de mantener esa calma, ese diálogo que sigue perpetuando el poder en manos de unos pocos y bailando apretadamente a empresarios y políticos en el último vals de la corrupción, el cohecho, fraude al fisco y los conflictos de interés.

Los cambios y las reformas podrían ser más rápidas, más profundas, se podrían hacer un sinnúmero de objeciones desde la mirada progresista, pero se avanza y se nota, si no fuera así no estaría tan preocupada la derecha y la DC con cada una de ellas, trabando cada iniciativa, ensuciando la cancha y llevando cada vez que es posible todo lo que no convenga a sus neoliberales y empresariales intereses al Tribunal Constitucional.

La DC, la misma que armó un berriche enorme porque no se le puso alfombra roja ni se le envió flores ni carta de invitación a Jorge Burgos para acompañar a Bachelet a la Araucanía, la misma que defiende a ultranza la Ley de Pesca según palabras de Ignacio Walker y Andrés Zaldívar, comprobada fehacientemente que fue aprobada en medio de actos de soborno, cohecho y conflictos de interés (Caso Jaime Orpis y los DC Andrés Zaldívar y su fallecido hermano Adolfo) que entregó a los mismos de siempre, a las mismas familias más ricas del país el mar por veinte años con opción de renovar sus voraces cuotas pesqueras terminado ese lapso, aquella que es presidida por el senador Jorge Pizarro, que horas después del terremoto y tsunami que afectó a Coquimbo y a la Cuarta región, se fue a Inglaterra a ver el Mundial de Rugby, siendo representante de esa Circunscripción. Esa es la DC que habla del rumbo perdido, del peligro de la ideologización hacia la izquierda, de la falta de progreso.

Como dicen Los Prisioneros: “Lo estamos pasando muy bien”

¿Pero qué progreso quieren? Enfática es la respuesta. El propio, el mismo de siempre, el que gozan los grupos de poder, la casta política, los sectores más acomodados de este país, los ricos y los nuevos ricos, los que se coluden y los que nos imponen su falsa moral de la mano de la Iglesia Católica, los que lucran a destajo con la educación superior y escolar, la sostenedora que cambia el auto cada seis meses, un año, mientras las salas de clases se llueven con la primera gota, el progreso de una casta política que tiene en ambos hemiciclos a sujetos embarrados hasta las patas con casos de corrupción y soborno, que no desean por nada del mundo disminuir su “dieta” parlamentaria, sus seis a ocho millones de pesos mensuales por su “vocación” de servicio público.

Cada vez que una ley, una reforma o un mísero proyecto toca los intereses económicos de este grupo, irrumpe la palabra progreso, la palabra libertad hace gárgaras en sus bocas, vocablos manoseados por la derecha chilena y el empresariado, acuñadas por los economistas neoliberales para condenar e instalar el terrorismo de la semántica y del miedo al cambio en esta sociedad de dóciles ovejas que prenden día a día los medios de comunicación manejados obviamente por esta misma casta.

En la radiografía de la riqueza y del poder en Chile se repiten los mismos apellidos, los hijos, los nietos, los primos, los hermanos. El cruce entre familias, la endogamia pura. Ustedes no quieren progresismo, no quieren progreso para todos, dejen de mentir. No basta con asistir a las emperifolladas Cenas de Pan y Vino del Hogar de Cristo a hablar del próximo viaje, la casa nueva, el nuevo Aston Martin, mandar a sus hijos a hacer patria y ganarse el cielo en Techo Para Chile.

En el país de las transiciones, de las mesas de diálogo, de las concesiones, la política de los acuerdos y las licitaciones hay un grupo, una secta un gueto, que tomó este país y lo ha estrujado por un par de siglos y debo reconocer que lo seguirá haciendo por generaciones, que se acuerda de la palabra “progreso” cuando hay un cero menos en sus suntuosos cheques y cuentas en paraísos fiscales o el viaje ya no es a París o a Islas Vírgenes.

Ese es el único progreso que les importa.

TAGS: #DemocraciaCristiana elite política Neoliberalismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

25 de enero

Disculpe señor pero sus especulaciones son antojadizaas y por cierto erradas respecto a lo que nos motiva a quienes apoyamos el modelo. Yo lo hago y no califico en casi ninguna de las categorias que usted apunta. Además los datos reales demuestran que su percepción es errada. La pobreza aumenta en la medida que nos alejamos del modelo y cuando mas disminuyó la pobreza fue cuando el modelo se aplicó con mas rigurosidad.

Es claro que el bienestar de la población aumenta cuando se aplica el modelo con rigurosidad y disminuye cuando nos alejamos de él.

Saludos

26 de enero

No tengo ganas, motivaciones ni interés nimio en debatir con un derechista como usted, pues en lo que pude observar de sus notas ama a ultranza el neoliberalismo, por lo que estamos en las antípodas ideológicas. Puede meterse el modelo por donde no da el sol. Saludos.

26 de enero

¿Si no tiene ganas de discutir sobre temas, que tipo de Concejal quiere ser usted?…
El no entender que en un país hay muchísimas posiciones sobre las cosas, todas ellas válidas, es la base para ser considerado un demócrata y no un totalitario. Si el PC se define como totalitario, es un engaño esconderse entre demócratas para pasar piola.
Saludos

26 de enero

Que poco decorosa la evasiva del autor. Mejor tomémolo como un lapsus, si quiere hacer carrera en política esta forma no creo que le ayude.

solopol

25 de enero

Los tres tercios son tres extremismos: extrema izquierda, extrema derecha y extremo centro. De lo que se deduce que somos un país extremista.

26 de enero

Creo que esta columna refleja adecuadamente, mejor dicho, exactamente la particular forma de ser y pensar de un grupo no menor de la DC. También de sectores que sin estar en la DC -y que muchas veces presumen de “apolíticos”-, se atrincheran en posiciones que buscan defender de manera abierta o solapada, sus pequeños o grandes intereses. No habría nada de malo en defender los intereses personales, pero cuando estos se basan en una estructura económica, política y social caracterizada por la desigualdad, la marginación y el egoísmo, en contraposición a un modelo social donde “la cancha esté más pareja para todos”, resulta necesario aclarar y desenmascarar sus actitudes.

26 de enero

Unos breves artículos para comprender al Neoliberalismo y de sus dos variantes, la anglosajona (que es la nuestra) y la Renana o alemana.

Los dos neoliberalismos

Pienso que la culpa no está en los modelos, ya que son simples herramientas diseñadas por el ser humano, está en como se implementan y en como ciertos sectores de la sociedad lo acomodan para su propio beneficio, bajo el engaño de afirmar que lo hacen en beneficio de todos.

Saludos

Servallas

28 de enero

No me parece que el hecho sea tan complejo de entender, por lo que hemos visto en la televisión, leído en la prensa y conocido por internet, se trata del choque entre dos visiones de sociedad, la una, democrática, más bien confesional y probablemente republicana, y la otra más bien totalitaria y atea, es decir, el plato esta servido.

30 de enero

Don Pablo
De verdad sí que es buena su columna
Con que solvencia usted da cuenta de la situación en que estamos. Si desde el salitre que nos vienen trasquilando, lo han hecho con el cobre..¡ A perpetuidad! O sea hasta que se agota el mineral, dejándonos el agujero, ahora me preocupa el litio, ya nos robaron el mar. Por supuesto…¡A perpetuidad!
Nos hurtaron la salud, con ayuda de nuestros gobiernos y los honorables trocaron hospitales por clínicas privadas en donde nos trasquilan con solo atravesar sus umbrales.
A estas alturas “Recomiendo Chile” aunque esté muy desencantado.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La protección de los derechos humanos y la protección del planeta son dos caras de la misma lucha. El cambio climático exacerbará las desigualdades existentes.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Los países ricos no pueden seguir fingiendo que el Cambio Climático no los afecta

Con lo poco que poseen y con lo mucho que se desarrollan, “no importa la sala de clases, lo que importa es el libro que lees”, me dijeron.
+VER MÁS
#Sociedad

Alamar, descripción de una comuna Cubana.

Contar con una mayoría electoral y parlamentaria es condición necesaria, pero en ningún caso suficiente para emprender un programa de reformas que aspirasen a alterar las bases sobre las cuales se susten ...
+VER MÁS
#Internacional

Recordando el ocaso de la Primavera de Praga

La idea de un Museo de la Democracia, donde los ciudadanos podamos ver como han evolucionado los primeros postulados en Atenas sería interesante
+VER MÁS
#Política

Izquierda y democracia

Popular

Nadie nos ha puesto en la mesa una forma de violencia sutil, que todas hemos usado en contra de las otras: el inmiscuirnos en sus vidas privadas para decirles cómo es que deben comportarse en lo privado pa ...
+VER MÁS
#Género

Puta (sobre la poca sororidad que hay detrás de hablar mal de otras)

Los productos que curan al paciente matan el mercado cuando se trata de mantener y aumentar las ventas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Negocio farmacéutico: La enfermedad es la salud del capital

Intentar enseñar, sin saber como funciona el cerebro, será algo así como diseñar un guante, sin nunca antes haber visto una mano
+VER MÁS
#Educación

Las neurociencias y la epigenética: Claves para entender el aprendizaje

Que el dolor que hoy Chiguayante tiene, sea para Chile el punto de partida para comenzar a construir una sociedad más justa y agradecida con aquellos que dieron toda una vida para hacer realidad el present ...
+VER MÁS
#Chile 2030

Chiguayante tiene una pena y Chile una deuda