#Política

Llegó el dia, a votar

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Ante quienes –seguramente- perderán en las urnas con mayor o menor estrépito hay que tener una actitud firme pero no, avasalladora. Hay que pasar el arado, no, la aplanadora. Hay que seguir convenciendo y no, gritar órdenes como un sargento desaforado. Hay que dialogar y, sobre todo, escuchar.

A horas del desenlace, es obviamente demasiado tarde para intentar argumentos persuasivos en uno u otro sentido. Mañana pasará lo que tenga que pasar. En lo personal, creo que el lunes estarán algunos diciendo : no se pudo. Con un aire menos marcial, probablemente, ligeramente nostálgico y con ganas de dar vuelta la hoja.

El lunes amanecerá una nueva presidenta electa. Debemos preguntarnos cuál será nuestro aporte o bien, nuestro nivel de oposición a su gobierno. Debemos encontrar una salida sólida, útil y generosa a nuestro triunfo o a nuestra derrota. Habrá hablado el pueblo, y hay que escucharlo.

Qué habrá dicho la gente, aun en el marco de nuestra tibia democracia, plagada de derrotismo, resignación y frases estúpidas como: “yo no voto porque son todos iguales” o ese monumento a la estolidez que reza:” igual tengo que seguir trabajando.”

Desde cualquiera de los dos lados deberá llegarse necesariamente a la conclusión de que la gente quiere cambios profundos. Lo gritaron los pingüinos en dos ocasiones. Se sumaron muchos trabajadores, dueñas de casa, jubilados , profesores, gente de regiones, de pueblos originarios, de minorías discriminadas. Fue un clamor nacional, ampliamente mayoritario.

Mañana se decidirá –seguramente – apoyar un programa nacido de aquel clamor. Un programa sólido, macizo, bien hecho y serio. Diría, además, que es un programa flexible., lo que muchas veces se ha tomado como tibio, indeciso, demasiado negociante. Difiero de aquella opinión porque me parece percibir que la flexibilidad  es más fuerte que la intransigencia.  Antes se romperá la rígida viga de roble que la flexible rama de un sauce.

Ante quienes –seguramente- perderán en las urnas con mayor o menor estrépito hay que tener una actitud firme pero no, avasalladora. Hay que pasar el arado, no, la aplanadora. Hay que seguir convenciendo y no, gritar órdenes como un sargento  desaforado. Hay que dialogar y, sobre todo, escuchar.

Pero, por favor, no confundamos esto con debilidad. El programa se cumplirá. Lo hemos prometido como Nueva Mayoría y debemos cumplirlo. Se establecieron plazos y metas. Es posible que  el deseo de cambios nos haya hecho pronunciar alguna palabra imprudente.  Habrá que entender  que caminaremos no por un riel, sino por una ancha alameda.

Pero los ejes centrales deben ser como vigas de acero. Si no iniciamos con decisión y paso firme el tránsito a una nueva educación  de calidad  para todos y gratuita; si no terminamos con una nueva constitución que nos represente de veras, si no avanzamos decididamente en justicia laboral, salud y previsión, seremos acusados  – con justicia – de traidores.

Estoy seguro de que, bajo la dirección de una persona sólida, inteligente, prudente y osada, encontraremos los medios. Estoy seguro  que estamos a las puertas de un camino de progreso. Dificultades habrá, y abundantes. Errores cometeremos, siguiendo nuestra impetuosa necesidad de cambios. No siempre estaremos de acuerdo desde el primer día, pero siempre será posible encontrar la vía justa, la herramienta útil, el diálogo aclarador y la paciencia imprescindible.

Ciudadano, levántate mañana temprano. Toma un buen desayuno y dirígete con tiempo a votar. El último tramo de tu viaje, hazlo a pie, con paso sereno, posición erguida, la frente en alto. Vota como quieras, pero hazlo con dignidad y legítimo orgullo. Estás ejerciendo tu derecho de ciudadano.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La justicia a mano propia suele crecer al amparo de la falta de respuestas adecuadas del Estado, de la policía, de la Justicia con mayúscula, de las instituciones.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Justicia en tiempos de cólera

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

Queda claro dónde hay ir a discutir ahora y bajo qué reglas: en el Congreso Nacional bajo el juego democrático
+VER MÁS
#Política

Tribunal Constitucional, un problema político y no técnico

La reunión sostenida a mediados de junio entre los mandatarios de Corea del Norte, Kim Jong-Un, y de Estados Unidos, Donald Trump, generó expectativas respecto al congelamiento de las relaciones entre dos ...
+VER MÁS
#Internacional

La Cumbre de Singapur, se mueve el tablero del sudeste asiático

Popular

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

No puede seguir proyectándose Chiguayante con una conectividad interna precaria, limitada y a ratos egoísta y estresante.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Es la línea férrea un mal vecino en Chiguayante?

Ni hablar de la Revolución Francesa, azuzada por una burguesía ilustrada, pero peleada en las calles por un pueblo en su mayoría iletrado.
+VER MÁS
#Sociedad

¡Chapeaux¡ Monsieur le President