#Política

La Naturaleza como ´alguien`, no como ´algo`

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

google

El misterio de las cosas, ¿dónde está?

¿Dónde está el que no aparece

por lo menos para mostrarnos que es misterio?

¿Qué sabe el río y què sabe el árbol?

Fernando Pessoa

 Los llamados “derechos de la Naturaleza”, se argumenta, hacen que las incidencias ambientales perturbadoras o destructivas tengan un sentido legal no solamente relacionado con la alteración de los ecosistemas con efectos en la vida humana –visión “utilitarista”, antropocèntrica-, sino también como daños en el propio ecosistema –biocentrismo, ecocentrismo-.


El reconocimiento de una subjetivación jurídica de la Naturaleza también se choca con la experiencia de la propiedad privada como regla que gobierna las relaciones entre humanos y elementos naturales

Pero, habría que agregar, en este último caso, el daño debe ser manifestado, señalado. Y aquí entra, notablemente, una rùbrica de las ciencias modernas de la Naturaleza (ecología, biología, botánica), como depositarias de la verdad empìrica de los elementos naturales. De modo que el mismo daño es sancionado por intervención humana. Entre nosotros las ciencias, se agrega, deben escuchar y hablarnos por la Naturaleza y decir, o dar cuenta, de su afectación. Legalmente se conformarìa un caso de representación (de la víctima).

Todo esto resulta en general, y para las culturas occidentales, una notable innovación social –en varios sentidos, especialmente como instancia constitucional-. Considerada desde un punto de vista indígena resulta la aplicación de un “principio” consuetudinario. Esta concepción –en el lenguaje de la experiencia cotidiana o la experiencia ritual-, considera la Naturaleza como un “alguien”, no como un “algo”, como un viviente no una cosa -lo que quizas amerita una reconsideraciòn de lo que llamamos “alguien”, la nociòn de persona-.

Resulta también significativo de su hibridez moderna, que esta propuesta se haya manifestado y apoyado desde ONGs vinculadas a cuestiones globales. Se añade entonces su inclusión en un instrumento legal de naturaleza eminentemente occidental como lo es la Constitución de una República.

La deriva utopista agrega a esta convivencia con pertenencia del pueblo, la misión de mantener/recuperar el sumak kawsay/buen vivir –la relación con la vida “armònica”, en una cierta “armonía” (ideal), de los humanos y la Naturaleza-.

El lenguaje indígena del sumak kawsay y la Tierra como Pachamama, expresan con toda claridad la calidad intercultural de la Constitución. Queda, sin embargo, la cuestión de sus modos efectivos de aplicación, la relación de los gobiernos y parlamentos con la letra constitucional –que precisamente no han sido muy coherentes-.

En estos tiempos, los conceptos de la forma legal, el derecho como institución moderna, tienen un significado, digamos, universalista –construyen sujetos de valor homogéneo para toda ocasión-. En cambio, la referencia original indígena opera como episteme local, situada, respecto de un pueblo y un territorio. Se trata de otra demostración de la calidad hibrida –al mismo tiempo indígena, latinoamericana y moderno-accidental- del buen vivir/sumak kawsay-.

En el esquema usual de derechos/deberes, la Tierra/Pachamama cumple su parte pues: “Si a cada derecho corresponde un deber, la Naturaleza cumple con el suyo de sustentar la vida”. Todas estas adecuaciones no deben ocultar la alteridad epistémica que se corresponde con este significado doble. Además, a una Corte Constitucional le toca decidir, desde el àntropos, lo que toca a una justicia de la Naturaleza.

No debiéramos olvidar que ella está involucrada siempre como una cuestión política. Su destino, en la medida que hay seres humanos presentes –y eso en estos tiempos es una cuestión casi completamente planetaria-, es motivo de profundos desacuerdos sociales. Èstos ocurren entre actores humanos con diferencias de poder social, que se enfrentan por concepciones múltiples. Los significados, y los procesos de resignificaciòn, luchan por la hegemonía, para establecer la autoridad que es jurídicamente relevante.

En marzo de 2009, indígenas de la CONAIE –Confederaciòón de Nacionalidades Indigenas del Ecuador-, y de los Sistemas Comunitarios de Agua Rural, presentaron una demanda que afirmó la inconstitucionalidad por vulneración de los derechos de la Naturaleza, de la recientemente aprobada ley de minería. La Corte Constitucionalidad falló negativamente, argumentando que las disposiciones normativas de esa ley determinaban parámetros y requisitos por cumplirse de manera previa al otorgamiento de una concesión minera. Ellos incluían “estudios de impacto ambiental, tratamiento de aguas, revegetación y reforestación, conservación de flora y fauna, manejo de desechos, protección del ecosistema”, en fin, toda una consideración que en este caso se puede relacionar con el derecho de la Naturaleza. Conocemos, sin embargo, las debilidades fiscalizadoras de las instancias estatales, y la omisiòn de cumplimiento por parte de las empresas, de modo que este fallo fue considerado una derrota.

En su sentencia, la Corte estableció que derechos de la Naturaleza y minería pueden coexistir, cuestión refrendada de acuerdo incluso con la autoridad de resoluciones científicas, como las presentes en los estudios de impacto ambiental. De modo que las ciencias pueden servir diferentes y aun opuestas finalidades.

El reconocimiento de una subjetivación jurídica de la Naturaleza también se choca con la experiencia de la propiedad privada como regla que gobierna las relaciones entre humanos y elementos naturales. La regla de la propiedad en tanto servicio para la utilidad humana se ha erguido como la manera “civilizada” de esas relaciones.  En cambio, la subjetivación debería significar un diálogo de saberes, una transformación de episteme.

 

TAGS: #BuenVivir #NuevaConstitución Derechos de la Naturaleza

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

08 de Diciembre

¡Gracias, maestro Viveros! La tesis de Mg. en la que trabajo incluye reflexiones y elementos de análisis como los notables apuntes que usted comparte en esta columna suya. El llamado “giro afectivo” me abrió esta veta temática y reflexiva. Necesito citarlo en mi tesis. Sería fantástico poder descargar un libro suyo en el que usted aborde este tema, el cual considero urgente. Por una cuestión de plazos, y licencia médica, no puedo salir de casa a comprar algún libro suyo. Además vivo a casi dos horas de la capital. En fin, le dejo aquí mi correo; sólo porsiacaso, o sea por si usted quisiera o pudiera remitirme algún link donde yo pueda descargar algún libro suyo en donde aborde este tremendo tema: [email protected]. ¡Gracias nuevamente, maestro!

08 de Diciembre

Me alegro mucho que mis columnas sean adecuadas para un trabajo académico.
Hasta ahora no he publicado un texto completo . creo que no sería problema ciitarme en relación con las columnas usando el enlace web de cada una.
El proyecto de libro esta en el horizonte
Abrazo

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
En Confianza, es un espacio de conversación de www.laconstituciondelaconfianza.cl que busca acercar el proceso constituyente a la ciudadanía a través de diversas plataformas y recoger la opinión de las ...
+VER MÁS
#VideoBlog

#EnConfianza con Eduardo Cretton, Constituyente distrito 22

En Estados Unidos existe un término para referirse a unas de las artimañas que utilizan algunos congresistas para retrasar al máximo una importante votación o decisión. Es el filibusterismo
+VER MÁS
#Política

Vamos por Chile: Filibusteros de la Convención

Respecto del sistema de gobierno, aunque la realidad muestra que estos no son “puros”, y que mezclan elementos propios de distintos modelos y cuestiones propias de la realidad de cada país
+VER MÁS
#Política

Seguir o no seguir con el presidencialismo

La nueva Constitución debe contemplar una solución institucional a esta problemática reconociendo a los pueblos originarios como un valor en sí mismos y declarando a Chile una República plurinacional ...
+VER MÁS
#Política

Pueblo originarios: la estrategia de la seguridad pública

Nuevos

El Covid-19 es una realidad y solo expresar que es una simple gripe o una farsa creada por conspiraciones sacadas de películas de James Bond,  muestra un nivel de ignorancia total. La misión debe ser con ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

La ofensiva de los antivacunas

Es pertinente fijar la mirada en la larga duración histórica de la conformación de nuestros territorios ancestrales y sus procesos múltiples de sociogenesis popular
+VER MÁS
#Ciudadanía

El poder de la Cruz en el Biobio Maulino ¿La cruz del Obispado o la cruz de mayo?

Se suma la recriminación de la empresa por las pruebas de PCR y de una caja de alimentos que costeó para sus trabajadores y trabajadoras durante la pandemia
+VER MÁS
#Trabajo

Huelga de Ártica: Contradicción entre ganancias y explotación

Gustavo y Fabiola, los queremos allí, en el Legislativo, en tanto ustedes son y serán los recordatorios vivientes de que todas las vidas, todas las voces, todos los rostros y todas las miradas importan y ...
+VER MÁS
#Justicia

Fabiola y Gustavo, los queremos congresistas

Popular

Según datos entregados por el colegio de profesores de Chile, desde que se inició la pandemia, los docentes del país pueden pasar hasta 14 horas diarias frente al computador
+VER MÁS
#Educación

Ser profesor en Chile: ¿Qué sucede detrás de la pantalla?

Hacia dónde nos dirigíamos y cómo es que terminamos en un servidor que no tiene contenido. ¿Qué estábamos buscando?  ¿Qué era el servidor? ¿Con qué dirección nos equivocamos? El servidor en dond ...
+VER MÁS
#Sociedad

Error 301 _Movido_Permanentemente

Es lamentable, pero, honesto reconocer que la educación (al menos la municipal) es una gran reproductora de la pobreza y acrecienta la desigualdad social
+VER MÁS
#Educación

Los grandes marginados de la educación

La Crisis Climática, al igual que la pandemia del COVID-19, fueron anticipadas por los científicos y sí las estamos padeciendo, es precisamente por hacer oídos sordos a sus advertencias y consejos.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis Climática la guerra que vamos perdiendo por no escuchar