#Política

La democracia regional que llegó desde Aysén

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En la Patagonia de Aysén y Magallanes, ese sentimiento ha desencadenado en el último tiempo una serie de movimientos sociales a gran escala, producidos inequívocamente por el descontento ciudadano. Esa insatisfacción de ver como pasan los años y que nada de lo que se dice, se hace y se promete se concreta de verdad, nos ha estado pasando la cuenta en las regiones, llegando a dividir regiones enteras por esa falta de criterio.

Uno de los problemas más graves que en la actualidad estamos sufriendo en nuestra sociedad, es que la ciudadanía no se siente partícipe de las decisiones, y lo peor de todo, es que las decisiones que se han estado adoptando en las últimas décadas no se hacen en base a políticas claras y con proyección territorial, no tienen ninguna planificación estratégica y no se realizan las debidas consultas a las personas y organizaciones que se verán afectadas, teniendo en cuenta al buen uso del territorio, al borde costero, a las aguas y los recursos naturales. Estos procedimientos han generado mucha frustración en las comunidades regionales afectadas y el descontento no ha sido menor.

Se ha hecho notar que un 56 % de los chilenos se abstuvieron de ir a las urnas, por el simple hecho de que no se sienten parte de las decisiones que se toman en el país y que da lo mismo votar.

Uno de los temas más importantes en el último tiempo en el acontecer político nacional y que ningún político en teoría ha dejado de tocar, es sin duda alguna concretar una debida regionalización, que esté de acuerdo con los nuevos tiempos y que tenga la capacidad de ser representativa de verdad en las diferentes comunidades. Las regiones han sufrido desde siempre el letargo de la centralización y sobre todo la falta de criterios adecuados a la hora de tomar decisiones en planificación de estrategias de desarrollo (si es que han existido), que con el tiempo han producido un enorme malestar en los habitantes de las regiones, y que han obstruido un desarrollo a la altura y en consecuencia con lo que de verdad necesitan las regiones; lo que se ha realizado ha sido deficientemente centralista y falto de criterio y proyección.

En la Patagonia de Aysén y Magallanes, ese sentimiento ha desencadenado en el último tiempo una serie de movimientos sociales a gran escala, producidos inequívocamente por el descontento ciudadano. Esa insatisfacción de ver como pasan los años y que nada de lo que se dice, se hace y se promete se concreta de verdad, nos ha estado pasando la cuenta en las regiones, llegando a dividir regiones enteras por esa falta de criterio.

Los partidos políticos regionales no han tenido la capacidad de entender ese fundamento básico regional, de la gran necesidad por hacer las cosas bien y que las regiones se sientan verdaderamente integradas al proceso de desarrollo. Más que un aporte los partidos políticos se han transformado en una carga, en un buzón de los intereses centralistas de sus mismos partidos, en total detrimento de los valores regionales culturales e históricos a los que se deben.

En regiones lo que necesitamos son parlamentarios más certeros y comprometidos con su gente, que sepan defender los valores y los objetivos por los cuales fueron elegidos, empoderando de verdad a las regiones y sobre todo equilibrando los poderes del Estado.

La renuncia del senador Antonio Horvath a Renovación Nacional la semana pasada, no fue para nadie una sorpresa, sobre todo para quienes lo conocemos desde siempre. Su actuar solo viene a ratificar la postura regionalista que él ha encabezado, que ante todo vela por su región, y no como pueden creer los intereses de los centros de poder de los partidos políticos, que por mucho que un parlamentario sea miembro de una organización política, no significa en lo absoluto ser súbdito ciego e incondicional de estrategias de desarrollo que no corresponden a la proyección de la región que se representa.

Existe una clara necesidad de cambio en todos los sectores de nuestra sociedad, ya que las regiones son el motor conductor del país. Por eso necesitamos una amplia “Democracia Regional” de representación política, que tenga la capacidad de aglutinar, que no disgregue como la actual, con capacidad de lograr acuerdos con sustentación de base, para poder trabajar con los diferentes dirigentes de todo el ámbito regional y con los políticos en general, a fin de mejorar la gestión de los partidos políticos y de los gobiernos regionales, creando así un nuevo referente político ciudadano, que logre coherencia en los temas ciudadanos y con capacidad de entregar soluciones participativas, democráticas y sobre todo una representación social adecuada.

Es importante entender, para aquellos que no viven en regiones, que la falta de políticas regionalistas nos ha estado pasando la cuenta todos estos años en regiones, y estamos llegando a límites insospechados que deben revisarse. El proceso de regionalización no ha tenido la capacidad de ser. Aunque se han producido avances importantes comparativamente con los comienzos de la nueva democracia de 1989, estos no han sido categóricos al tener autoridades dependientes de la Moneda, cualquiera sea el gobierno. El panorama podría ser tremendamente desalentador, si no fuese por las redes sociales que operan en la actualidad, que han tenido la capacidad de comenzar a revertir la situación de manera positiva y con altura de miras, pero que haciendo raya para la suma, no han podido revertir aún la desconfianza en las instituciones, que de por sí deberían ser respetadas.

La salida del senador Horvath de Renovación Nacional, no significa en verdad y bajo ningún aspecto un cambio radical en los objetivos que desde siempre lo han llevado a trabajar por un Aysén sustentable y con proyección. Por su actuar regionalista es lógico que represente a un buen numero de ayseninos, quienes creemos que se debe mejorar sustancialmente y sacar las ideologías políticas que no aportan y que no reconocen la autonomía de las regiones, y sus procesos de desarrollo en temas de relevancia que son importantes para las regiones australes de Aysén y Magallanes: Conectividad de las zonas aisladas, terminar la Carretera Austral que conecta Aysén con Magallanes y con la provincia de Palena, mejorar las estrategias relacionadas con las Energías Renovables no Convencionales (ERNC) mejorando la eficiencia energética, y sobre todo, optimizar la opción de megaproyectos, exigiéndoles mejores estudios de impacto ambiental y tecnologías de punta, un ordenamiento territorial adecuado, un manejo integrado de cuencas, que no permita en Chile los transgénicos y que sea ante todo vinculante.

La democracia regional propuesta desde Aysén por el senador Horvath es solo un peldaño más en el proceso de revitalización de la política actual, y de la regionalización que necesitamos como país para lograr un desarrollo consecuente y sustentable, si es que de verdad queremos mejorar las condiciones para generar una debida proyección no solo de las regiones, sino de un Chile para todos.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Se vota por internet en mejoremoselparque.cl página de la Municipalidad de Las Condes, en la que encontrarán todos los argumentos posibles para justificar la Laguna Artificial y Playas de balneario en el ...
+VER MÁS
#Ciudad

Decimos NO a Laguna Artificial y Playas en el interior de Parque Intercomunal

Si antes de la primera vuelta se hablaba sólo de Lula y la mancha que provocó en toda la política brasileña, hoy sólo se habla de lo peligroso que es tener a alguien como Bolsonaro presidiendo un país ...
+VER MÁS
#Política

Segunda vuelta en Brasil: Una verdadera segunda oportunidad

La llegada de las líneas 6 y 3 del Metro ha acelerado la destrucción masiva de la comuna, aumentando la codicia de las empresas inmobiliarias que ven el suelo solo como un bien económico del que hay que ...
+VER MÁS
#Ciudad

Barrio Suarez Mujica y el asedio inmobiliario en Ñuñoa

He concluido que solo quiero hacer la voluntad de mis antepasados, ellos me pusieron aquí, y como embajador en la IX versión del Foro Mundial Indígena de Negocios Nueva Zelanda octubre 2018, me han permi ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

El desarrollo de los pueblos originarios y la senda maorí

Popular

Sabemos exactamente lo que tenemos que hacer: defender la democracia. Hemos aprendido que ninguna democracia puede salvarse a sí misma sin los esfuerzos de los demócratas
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

¿Las condiciones de la República de Weimar en América Latina?

La promesa democrática ha entrado en crisis y los populismos con rasgos autoritarios se levantan como opciones reales.
+VER MÁS
#Política

Gobernando el vacío: Democracia v/s Autoritarismo

Una nueva zona de sacrificio es lo que proyectan. En la cuenca del lago General Carrera, la principal reserva de agua dulce del país.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Minería en Jeinimeni, en la Patagonia: ¿Una nueva zona de sacrificio?

No sería posible pensar que el actual Gobierno Regional no tome como base de la estrategia de desarrollo regional todo lo que se ha avanzado desde hace ya 22 años atrás
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Plan Ñuble y la estrategia de desarrollo regional que queremos