#Política

La democracia de tránsito

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Los tiempos son convulsos; una cirugía total en el comité político ministerial del gobierno sacudió, al menos comunicacionalmente, una semana, a mi parecer, extremadamente relevante para el análisis de la construcción de la nueva democracia chilena.

El jueves 23 de julio se terminaban los trámites constitucionales, propios del Congreso Nacional, para despachar, en este caso, una Reforma Constitucional sobre el retiro excepcional del 10% del total cada fondo de los afiliados al sistema de ahorro forzoso de las AFP. Lo fundamental ocurre antes.


Y por ello, la agitada semana de julio y todas las configuraciones que caracterizan esta República de tránsito, nos obligan a repensar una cuestión elemental: la democracia y la ciudadanía

En primer lugar, es relevante destacar la dificultad que significó para la ciudadanía la comprensión del ‘’proceso legislativo’’, y es que no es solamente significa una cuestión substantiva; no se trataba de comprender o no el fondo del debate fundamental del proyecto, sino que una cuestión adjetiva. Hay una sensación generalizada de incomprensión de los trámites constitucionales del proceso legislativo, y no se trata de una genuina ignorancia por rechazo a lo que se ha denominado ‘’el mundo político’’, sino más bien se trata de la responsabilidad de un mecanismo institucional que impide la voluntad participativa de las y los ciudadanos, el cual tiene su origen en la teoría jurídica inspiró nuestra Constitución de 1980. Y es aquí, en segundo lugar, donde la realidad desborda las edificaciones jurídicas, pues el 14 julio las urbes, de la larga franja de tierra, vieron aparecer barricadas y ollas ¿se trata de una simple manifestación para presionar la aprobación de un proyecto de reforma constitucional útil para palear los efectos de la crisis económica y sanitaria? Bajo mi punto de vista, se trata más bien de un desborde de voluntad política inorgánica, mayoritaria y no representada en espacios institucionales, pero no por aquello ajena a esos procesos.

El viernes 24 de julio la Corte de Apelaciones de Temuco, tras la presentación de dos recursos por el Ministerio Público, resuelve la prisión preventiva de Martín Pradenas como medida cautelar en el transcurso de la investigación de los delitos que se le imputa. Lo fundamental ocurre antes.

El 22 de julio, después de que el tribunal de primera instancia – Juzgado de Garantía de Temuco – decidiera, como medida cautelar, el arresto domiciliario de Martín Pradenas, se repetía el ambiente de ollas y barricadas, pero cuidado, ahora se trata de una medida cautelar. Esto último nos da otras dos señales, que bien pueden complementarse con lo referido entorno a la reforma constitucional del retiro del 10% del fondo de cada afiliado a una AFP, y tiene que ver, por una parte, con la fuerza y capacidad de respuesta del movimiento feminista y del movimiento contra la violencia a las mujeres, y, por otra parte, con la atención ciudadana hacia los procesos institucionales en general, pues, como es notorio, no se trató de la voluntad de un poder del Estado en cuya aplicación de funciones puede afectar la generalidad de las vidas (como es el caso de una ley, un decreto, etc.).

Es paradójico, en términos de la construcción de un Estado Constitucional de Derecho, que ante una crisis de representación, los representados no solamente ejerzan presión, sino que también, participen en la discusión en sus hogares, familias y trabajos tras una cuidada atención de los trámites y de la discusión parlamentaria. Por lo cual, es preciso distinguir y no confundir representación con interés político, la primera está en crisis pero la segunda no.

Lo anterior no es casual dentro de una República de tránsito, un futuro desafío constituyente lo plantea en su genuina existencia, pues una Nueva Constitución no solamente significa solución a los problemas del presente – según los intereses que la concreticen – sino que también significa la interposición de desafíos políticos futuros.

Y por ello, la agitada semana de julio y todas las configuraciones que caracterizan esta República de tránsito, nos obligan a repensar una cuestión elemental: la democracia y la ciudadanía. Y he ahí el desafío que nos plantea la ciudadanía para la democracia del futuro; superar, en palabras del sociólogo Tomás Moulian, la ciudadanía crediticia para avanzar hacia una ciudadanía política, y prontamente aquello, avanzar desde una ciudadanía política formal, que sólo reconoce derechos y obligaciones en el papel, a una ciudadanía política material, que signifique reconocimiento y mecanismos de participación efectivos, cuestión que no solamente depende de dispositivos constitucionales de forma, como la Iniciativa Popular de Ley presente en las Constituciones de España, Colombia, Argentina, Ecuador, Venezuela, etc., sino también depende los dispositivos constitucionales de fondo, y es desde allí la importancia de las consideraciones de las relaciones sociales asimétricas para construir una nueva democracia.

TAGS: #Democracia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
J.A.

04 de Agosto

Es dudosa la existencias de “desbordes de voluntad política inorgánica” espontáneos, la historia demuestra lo contrario, recuerde Ud. que existen los agitadores, por otra parte, convulsa, débil, de mala calidad, lo que Ud. quiera, pero supuestamente esta es una democracia, no en tránsito hacia otro escenarios, lo cual sería terrible, ¿ un reinado?, no, no lo creo, ¿una dictadura?, tampoco me lo creo. Cuando se esta comprometido con algo es evidente que el resto de las posturas son invisibles, pero una postura alternativa para explicar algunos asuntos es la existencia de acciones concertadas de personas.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
El Gobierno de Chile Vamos no encontró nada más representativo que hacer reunión de Gabinete ampliada en Vitacura, símbolo, junto a Lo Barnechea y Las Condes, de todo lo que la mayoría quiere superar
+VER MÁS
#Política

¿Cambios? Sí, pero en serio

Poner o no alguna frase en la Constitución poco nos garantiza en lo relacionado con los derechos. Esta puede no ser una disposición eficiente.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Nueva Constitución: efectividad de derechos ambientales o de la Naturaleza

Queremos independientes de verdad, no rostros de TV, queremos a los intelectuales que levantaron esta revuelta social, a los que viven en las comunas, en los territorios, con sentido de pertenencia seria y ...
+VER MÁS
#Política

Independientes (La batalla que viene, y vamos a dar)

La profundización democrática exige provocar un momento constituyente distinto a la lógica de competencia y marketing electoral establecido
+VER MÁS
#Sociedad

Desborde de la multitud y cause constituyente

Nuevos

El Gobierno de Chile Vamos no encontró nada más representativo que hacer reunión de Gabinete ampliada en Vitacura, símbolo, junto a Lo Barnechea y Las Condes, de todo lo que la mayoría quiere superar
+VER MÁS
#Política

¿Cambios? Sí, pero en serio

Poner o no alguna frase en la Constitución poco nos garantiza en lo relacionado con los derechos. Esta puede no ser una disposición eficiente.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Nueva Constitución: efectividad de derechos ambientales o de la Naturaleza

Queremos independientes de verdad, no rostros de TV, queremos a los intelectuales que levantaron esta revuelta social, a los que viven en las comunas, en los territorios, con sentido de pertenencia seria y ...
+VER MÁS
#Política

Independientes (La batalla que viene, y vamos a dar)

La profundización democrática exige provocar un momento constituyente distinto a la lógica de competencia y marketing electoral establecido
+VER MÁS
#Sociedad

Desborde de la multitud y cause constituyente

Popular

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad

Hoy en día, tenemos al alcance otros artefactos, distintos canales y una generación de ciudadanos impetuosos y concientes de colaborar con su trabajo comunicacional e informativo
+VER MÁS
#Medios

´El otro disparo` y su justificación social