#Política

Incredulidad: la herencia que deja la clase política a los ciudadanos

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

En el último tiempo hemos sido testigos de una serie de revelaciones de grandes magnitudes, asociadas a la conducta de nuestras autoridades, políticos de todo nivel y fuste y representantes directos del Estado. Acusaciones que han derivado en delitos como estafa, evasión y uso de información privilegiada. Ilícitos por los que se están siendo investigados un sin número de autoridades; personeros de gobierno, diputados, militantes y ex militantes de partidos de la Alianza y de la Nueva Mayoría. El descrédito de nuestra clase política es evidente.


En el caso de la política no hay heridas, ni costado que acredite la verdad y nos resuelva la crisis de confianza en la que está sumida la clase política, que por cierto está muy lejos de tener las cualidades de un Cristo vivo.

Sumado a esto, el empresariado también ha estado involucrado en hechos de corrupción asociados a la colusión del papel, los pollos, las farmacias y el financiamiento ilegal de la política. Hechos que han ido decepcionando y volviendo incrédulos a los ciudadanos. No olvidemos que durante muchos años creímos que nuestras autoridades eran las menos corruptas de la región, siendo este uno de los mitos fundantes de la transición a la democracia. Éramos una de las sociedades con más bajos índices de corrupción en América Latina.

Sin embargo, hoy es la credibilidad de la clase política la que está en crisis, al parecer nuestro sistema institucional es el que ha sido dejado al descubierto, sus propias miseria han sido develadas desde las más oscuras dimensiones de la verdad. En estas circunstancias llega a ser grosero pensar en acontecimientos futuros como las elecciones municipales de fin de año.

Este es el legado que deja la clase política de nuestro tiempo a los ciudadanos, la incredulidad, la desconfianza, el descrédito, la duda, el recelo, la prevención y el prejuicio.

El cuadro de Michelangelo Caravaggio -que acompaña a esta columna- titulado “La incredulidad de Santo Tomás” viene a ser parte de esta narración. En él se relata la incredulidad del apóstol Tomas con respecto a la resurrección de Cristo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré ( Juan 20:24-29) . El cuadro ilustra el instante en que se resuelve el problema de la incredulidad, en que Tomás mete su dedo en la llaga de Jesús. En el caso de la política, resulta un poco más complejo, porque no hay heridas, ni costado que acredite la verdad y nos resuelva la crisis de confianza en la que está sumida la clase política que, por cierto, está muy lejos de tener las cualidades de un Cristo vivo.

TAGS: #CrisisPolítica crisis de confianza

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Un factor de riesgo es aquella instancia que puede llegar a provocar un daño, patología o lesión, sea física o sicológica en los trabajadores, y que tenga su origen en el entorno o las prácticas labor ...
+VER MÁS
#Trabajo

El riesgo psicosocial como una herramienta generadora de valor

Lo que debe hacer la Cámara Chilena de la Construcción, en lugar de pedirle a El Mercurio que sea su vocero, es exigirle a sus asociados que respeten siempre las normas urbanísticas en sus proyectos inmo ...
+VER MÁS
#Ciudad

Inversiones inmobiliarias: La prensa del establishment envía mensajes al gobierno

Popular

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Queridos amigos, les ofrezco un capítulo de mi novela Esclavitud;el costo de la heterosexualidad que se encuentra en este momento en campaña de crowdfunding por la editorial española Pentian
+VER MÁS
#Cultura

Esclavitud; el costo de la heterosexualidad: Descalabros (una novela en crowdfunding)

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)

Siempre hay un “tú” que recibe el mensaje y siempre la voz de la poeta se reconoce única y rebelde, siempre fiel a sí misma.
+VER MÁS
#Cultura

Sobre ´Mujer Púrpura`, un libro aún no publicado