#Política

Fukushima: lecciones para Chile

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La situación crítica que afecta a la central nuclear de Fukushima en Japón, después de ser severamente dañada por el terremoto y maremoto del viernes pasado, se ha constituido en una preocupación central del gobierno japonés y de la comunidad internacional. El caso de Fukushima se aproxima cada vez más al desastre de Chernobyl de 1986, hasta aquí el peor accidente nuclear de la historia. La central japonesa ha tenido sucesivas explosiones, sin que hasta ahora se haya afectado el núcleo de alguno de sus reactores, según lo manifiestan las autoridades a cargo. La radiación que actualmente emana de la central ha obligado a despejar un perímetro de 20 kilómetros y la evacuación de 140.000. Sin embargo, las medidas pueden quedar cortas si ocurre el peor de los escenarios.

Sin duda el caso permite diversas lecturas y análisis, pero pareciera atingente atender algunos aspectos más bien políticos. En primer lugar, la necesidad del gobierno japonés, encabezado por el Primer Ministro Naoto Kan, de concentrar un gran esfuerzo en contener una masiva fuga radioactiva. Paradójicamente la central ha pasado a ser una amenaza más letal que el propio terremoto y tsunami, cuestión no menor si consideramos la magnitud de ambos fenómenos naturales. Por ello, la autoridad japonesa ha tenido que pedir ayuda a Estados Unidos en un intento mancomunado para evitar el peligro mayor, como es la explosión del reactor. Un indicador de lo anterior es que el foco de atención de los medios internacionales crecientemente ha derivado del gran sismo a la crisis nuclear. Una situación análoga a la de Chernobyl tendría consecuencias nefastas en buena parte de la cuenca del Pacífico, afectando no sólo al sudeste asiático, sino también a Oceanía y, probablemente, Norteamérica (todo depende del curso de los vientos).

Otro aspecto relevante del problema es que el gobierno japonés se ha visto obligado a destinar importantes recursos humanos y materiales para la evacuación de las zonas en riesgo nuclear, lo cual va en desmedro de lo que se puede hacer en las áreas que han sido tocadas por el terremoto y el tsunami. Es decir, la capacidad de respuesta del Estado en caso de un gran desastre natural, puede verse comprometida por un eventual desastre atómico. Tampoco el gobierno puede asegurar que la población no sea expuesta a sobredosis de radiación. Basta pensar que muchas áreas tienen instrucciones de permanecer confinados en sus casas en un ambiente que aún puede sufrir efectos de nuevas réplicas.

Un punto interesante dentro del problema de Fukushima es la calidad de la información que se ha trasmitido. Existen muchas dudas de la versión inicial respecto de que el problema estaba acotado, más aún porque al correr de los días son cuatro los reactores comprometidos. La experiencia internacional respecto de accidentes nucleares está plagada de casos de ocultamiento de información o simplemente del rechazo de técnicos o autoridades de asumir el peor escenario. En este sentido, no hay que sorprenderse que de una estimación de gravedad de nivel cuatro, en una escala de siete, se haya subido a seis. Esto no significa que el gobierno japonés tenga intención de engañar, sino que la calidad de la información en estos casos suele ser débil.

Para Chile, cuyo gobierno se ha empeñado en impulsar la opción nuclear (como dan cuenta los propios twiter del ministro Golborne bajando, en primera instancia, el perfil del desastre japonés), resulta especialmente relevante seguir el caso y sus eventuales consecuencias. Más aún porque el modelo japonés era considerado paradigmático desde el punto de vista de la seguridad. A modo de conclusiones se puede adelantar:

– La seguridad energética no se puede superponer a la seguridad de la población, no es un costo tolerable y, en el caso chileno, es innecesario.

-Un desastre natural acompañado de un daño nuclear compromete el margen de maniobra del gobierno que administra la crisis.

-La mala calidad de la información en caso de accidente nuclear es frecuente y es un elemento que dificulta la toma de decisiones oportunas y acertadas. ¿Puede en Chile mejorarse ese aspecto considerando la historia de dificultades entre gobierno y privados cuando hay problemas energéticos?

-Por último, si bien pueden existir opciones tecnológicas que soporten un sismo de gran magnitud, la experiencia japonesa indica que no se puede prever una mega catástrofe. Si Chile tuviera un problema similar en una central nuclear, aún en zona despoblada, a lo menos arriesga una catástrofe sobre el medioambiente y la posibilidad que el país quedara partido en dos por la contaminación radioactiva. Un problema geopolítico más que interesante.

————-

Foto: Boston.com

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo

La corporación de Ulloa actualmente no cuenta con el respaldo de la hinchada ni tampoco de la barra que acompaña La Lamparita desde la refundación
+VER MÁS
#Deporte

Empresariado y política detrás de los dos Lota Schwager

Es hora de dar vuelta la campana, o el embudo. Es hora de que los de arriba jueguen limpio antes de exigir que los de abajo lo hagan. El día que ello ocurra, solo entonces, volverá a salir el sol.
+VER MÁS
#Sociedad

Campaña Juguemos limpio

Solo el ministro Moreno y su equipo saben en términos ciertos del contenido de Consulta Indígena y no los pueblos indígenas que son los destinatarios de la misma
+VER MÁS
#Política

Consulta Indígena de Piñera, volver al DL Nº2568 de la dictadura

Popular

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo