#Política

Fukushima: lecciones para Chile

0
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La situación crítica que afecta a la central nuclear de Fukushima en Japón, después de ser severamente dañada por el terremoto y maremoto del viernes pasado, se ha constituido en una preocupación central del gobierno japonés y de la comunidad internacional. El caso de Fukushima se aproxima cada vez más al desastre de Chernobyl de 1986, hasta aquí el peor accidente nuclear de la historia. La central japonesa ha tenido sucesivas explosiones, sin que hasta ahora se haya afectado el núcleo de alguno de sus reactores, según lo manifiestan las autoridades a cargo. La radiación que actualmente emana de la central ha obligado a despejar un perímetro de 20 kilómetros y la evacuación de 140.000. Sin embargo, las medidas pueden quedar cortas si ocurre el peor de los escenarios.

Sin duda el caso permite diversas lecturas y análisis, pero pareciera atingente atender algunos aspectos más bien políticos. En primer lugar, la necesidad del gobierno japonés, encabezado por el Primer Ministro Naoto Kan, de concentrar un gran esfuerzo en contener una masiva fuga radioactiva. Paradójicamente la central ha pasado a ser una amenaza más letal que el propio terremoto y tsunami, cuestión no menor si consideramos la magnitud de ambos fenómenos naturales. Por ello, la autoridad japonesa ha tenido que pedir ayuda a Estados Unidos en un intento mancomunado para evitar el peligro mayor, como es la explosión del reactor. Un indicador de lo anterior es que el foco de atención de los medios internacionales crecientemente ha derivado del gran sismo a la crisis nuclear. Una situación análoga a la de Chernobyl tendría consecuencias nefastas en buena parte de la cuenca del Pacífico, afectando no sólo al sudeste asiático, sino también a Oceanía y, probablemente, Norteamérica (todo depende del curso de los vientos).

Otro aspecto relevante del problema es que el gobierno japonés se ha visto obligado a destinar importantes recursos humanos y materiales para la evacuación de las zonas en riesgo nuclear, lo cual va en desmedro de lo que se puede hacer en las áreas que han sido tocadas por el terremoto y el tsunami. Es decir, la capacidad de respuesta del Estado en caso de un gran desastre natural, puede verse comprometida por un eventual desastre atómico. Tampoco el gobierno puede asegurar que la población no sea expuesta a sobredosis de radiación. Basta pensar que muchas áreas tienen instrucciones de permanecer confinados en sus casas en un ambiente que aún puede sufrir efectos de nuevas réplicas.

Un punto interesante dentro del problema de Fukushima es la calidad de la información que se ha trasmitido. Existen muchas dudas de la versión inicial respecto de que el problema estaba acotado, más aún porque al correr de los días son cuatro los reactores comprometidos. La experiencia internacional respecto de accidentes nucleares está plagada de casos de ocultamiento de información o simplemente del rechazo de técnicos o autoridades de asumir el peor escenario. En este sentido, no hay que sorprenderse que de una estimación de gravedad de nivel cuatro, en una escala de siete, se haya subido a seis. Esto no significa que el gobierno japonés tenga intención de engañar, sino que la calidad de la información en estos casos suele ser débil.

Para Chile, cuyo gobierno se ha empeñado en impulsar la opción nuclear (como dan cuenta los propios twiter del ministro Golborne bajando, en primera instancia, el perfil del desastre japonés), resulta especialmente relevante seguir el caso y sus eventuales consecuencias. Más aún porque el modelo japonés era considerado paradigmático desde el punto de vista de la seguridad. A modo de conclusiones se puede adelantar:

– La seguridad energética no se puede superponer a la seguridad de la población, no es un costo tolerable y, en el caso chileno, es innecesario.

-Un desastre natural acompañado de un daño nuclear compromete el margen de maniobra del gobierno que administra la crisis.

-La mala calidad de la información en caso de accidente nuclear es frecuente y es un elemento que dificulta la toma de decisiones oportunas y acertadas. ¿Puede en Chile mejorarse ese aspecto considerando la historia de dificultades entre gobierno y privados cuando hay problemas energéticos?

-Por último, si bien pueden existir opciones tecnológicas que soporten un sismo de gran magnitud, la experiencia japonesa indica que no se puede prever una mega catástrofe. Si Chile tuviera un problema similar en una central nuclear, aún en zona despoblada, a lo menos arriesga una catástrofe sobre el medioambiente y la posibilidad que el país quedara partido en dos por la contaminación radioactiva. Un problema geopolítico más que interesante.

————-

Foto: Boston.com

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El santuario de la naturaleza “Dunas y Humedales de Putú” constituye un complejo ecosistema que pertenece a la eco región mediterránea nacional, la cual ha sido considerada a través de una serie de ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Dunas y Humedales de Putú: Un desafío para la conservación de los bienes comunes de identidad territorial

Si uno va a estar en dichos espacios como una minoría intrascendente, donde la gran mayoría está de acuerdo per se con aspectos estructurales distintos a los que desde esta vereda se representan, lo mejo ...
+VER MÁS
#Política

Comisión prelegislativa: ¿Restarse, bajarse o quedarse hasta el final?

Si el Petro es capaz de levantar el cerco de sanciones entonces sí podría ayudar a mitigar el problema económico del país, ya que Venezuela sería capaz de conseguir dinero para pagar sus deudas y amino ...
+VER MÁS
#Economía

Petro: La criptomoneda que hace frente a la crisis venezolana

Sepa usted que el fútbol femenino no es aburrido, yo vibro cada vez que veo jugar al club de mis amores, vibro con fútbol masculino, femenino, futsal, hasta con partidos de mi población
+VER MÁS
#Sociedad

Los hombres también tejen y las mujeres también juegan a la pelota

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores