#Política

El legado de Piñera y el juicio de la historia

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Mientras se acercaba el fin de los primeros dos años del gobierno de Sebastián Piñera, variados medios de prensa y autoridades oficialistas ponían énfasis en la proximidad de un “segundo tiempo”, que más bien parecía un “segundo aire”, en el que las cosas tenderían a mejorar para el sector. El argumento era simple: entraríamos en los tiempos en que se haría manifiesto lo supuestamente logrado en materia de crecimiento, reconstrucción y, en definitiva, en progreso. Un punto de vista coherente con lo que ha planteado el mandatario en múltiples ocasiones, a saber, que el gobierno debería ser juzgado por sus resultados, que el crecimiento económico es la clave del bienestar social y que los problemas comunicacionales podrían resolverse con el respaldo de cifras e inversiones.

Lejos del planteamiento de La Moneda, la prosecución de conflictos sociales ha sido una fuente de desgaste permanente e inagotable para el gobierno y el signo inequívoco que los problemas de distribución de ingresos y movilidad social están lejos de la complacencia y el reconocimiento ingenuo que pretende el oficialismo. Las movilizaciones han sido un duro recordatorio que la gestión de gobierno es “un continuo”, que no admite pausas, ni menos la ilusión de un “antes” y un “después”. La tesis de haber tocado fondo o que la realidad es muy distinta de las percepciones públicas, lo que justificaría un moderado optimismo gubernamental, ha quedado constantemente superada. En síntesis, los costos de malas decisiones, la soberbia y la tendencia a generar expectativas han provocado un menoscabo de la credibilidad que ya es irreparable para algunos personajes públicos, pero también una constituye erosión preocupante en la confianza hacia varias instituciones.

Este fin de semana, en una entrevista en La Tercera, el empresario Andrés Navarro salió a justificar el momento que vive Sebastián Piñera, avalado por una amistad de larga data con el mandatario. En la nota, Navarro afirma que Piñera, más que estar preocupado de su popularidad, está centrado en “…el juicio que la historia haga de su gobierno”. Al margen de la paradoja que resulta que un gobierno obsesionado por los resultados inmediatos, de pronto esté más preocupado por el juicio histórico, la afirmación sugiere una buena pregunta: ¿Cuál será el legado de Piñera, considerando que alargar el postnatal o eliminar el 7% de los jubilados no da para tanto?

Muchos dirán que la pregunta es demasiado prematura, que faltan casi dos años de mandato y que las cosas van adquiriendo más significación con el tiempo. Sin embargo, la desatada campaña presidencial en el oficialismo, que se da nada menos que en el seno del gabinete, indica que, para efectos prácticos, es la propia derecha la que da por finito este período. A lo menos habría que sentenciar que el proyecto de Piñera, si lo hubo, nunca prendió y que a estas alturas sólo cabe administrar y salvar el día. Los ministros candidatos han dado muestras que requieren mantener distancia del núcleo del gobierno, en la esperanza que la impopularidad del Presidente no sea endosable y afecte su futuro político.

El único punto que puede hacer distinguible un primer y segundo tiempo del gobierno es el hecho de operar con márgenes cada vez más estrechos ya no sólo frente a los actores sociales, sino también en la coherencia y disposición al interior de su propia administración. Así como la crisis de Aysén es un punto de inflexión en el “tono” de La Moneda frente a los conflictos –más que nada por la evidencia que la fuerza bruta no es la mejor política-, la renuncia del Ministro Álvarez es un recordatorio que las fisuras internas siguen latentes y que poco puede influir el mandatario en su administración. En definitiva, la precipitada campaña presidencial de la derecha solo puede traer nuevos costos para un gobierno de por sí erosionado.

El juicio de la historia se dice que suele ser implacable, más aún si son los colaboradores los que se desmarcan y critican. La defensa de Andrés Navarro puede ser una señal que un entorno restringido, el denominado “tercer piso” que componen los empresarios amigos del mandatario, se mantendría incondicional al gobierno y su supuesto legado. Pero aún con toda la influencia que pueda tener ese reducto, el mensaje implícito respecto que el futuro de la coalición oficialista pasaría por salvaguardar la memoria histórica de este período, no puede fructificar frente a las ambiciones desatadas de tanto presidenciable. El problema del gobierno no pasa por la imagen de la historia como piensan sus incondicionales, sino porque se encuentra en una grado de tensión que, dicho comúnmente, está más bien “para la historia”.

——-

Foto: Glosschile.cl

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
En Confianza, es un espacio de conversación de www.laconstituciondelaconfianza.cl que busca acercar el proceso constituyente a la ciudadanía a través de diversas plataformas y recoger la opinión de las ...
+VER MÁS
#VideoBlog

#EnConfianza con Eduardo Cretton, Constituyente distrito 22

En Estados Unidos existe un término para referirse a unas de las artimañas que utilizan algunos congresistas para retrasar al máximo una importante votación o decisión. Es el filibusterismo
+VER MÁS
#Política

Vamos por Chile: Filibusteros de la Convención

Respecto del sistema de gobierno, aunque la realidad muestra que estos no son “puros”, y que mezclan elementos propios de distintos modelos y cuestiones propias de la realidad de cada país
+VER MÁS
#Política

Seguir o no seguir con el presidencialismo

La nueva Constitución debe contemplar una solución institucional a esta problemática reconociendo a los pueblos originarios como un valor en sí mismos y declarando a Chile una República plurinacional ...
+VER MÁS
#Política

Pueblo originarios: la estrategia de la seguridad pública

Nuevos

El Covid-19 es una realidad y solo expresar que es una simple gripe o una farsa creada por conspiraciones sacadas de películas de James Bond,  muestra un nivel de ignorancia total. La misión debe ser con ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

La ofensiva de los antivacunas

Es pertinente fijar la mirada en la larga duración histórica de la conformación de nuestros territorios ancestrales y sus procesos múltiples de sociogenesis popular
+VER MÁS
#Ciudadanía

El poder de la Cruz en el Biobio Maulino ¿La cruz del Obispado o la cruz de mayo?

Se suma la recriminación de la empresa por las pruebas de PCR y de una caja de alimentos que costeó para sus trabajadores y trabajadoras durante la pandemia
+VER MÁS
#Trabajo

Huelga de Ártica: Contradicción entre ganancias y explotación

Gustavo y Fabiola, los queremos allí, en el Legislativo, en tanto ustedes son y serán los recordatorios vivientes de que todas las vidas, todas las voces, todos los rostros y todas las miradas importan y ...
+VER MÁS
#Justicia

Fabiola y Gustavo, los queremos congresistas

Popular

Según datos entregados por el colegio de profesores de Chile, desde que se inició la pandemia, los docentes del país pueden pasar hasta 14 horas diarias frente al computador
+VER MÁS
#Educación

Ser profesor en Chile: ¿Qué sucede detrás de la pantalla?

Hacia dónde nos dirigíamos y cómo es que terminamos en un servidor que no tiene contenido. ¿Qué estábamos buscando?  ¿Qué era el servidor? ¿Con qué dirección nos equivocamos? El servidor en dond ...
+VER MÁS
#Sociedad

Error 301 _Movido_Permanentemente

La Crisis Climática, al igual que la pandemia del COVID-19, fueron anticipadas por los científicos y sí las estamos padeciendo, es precisamente por hacer oídos sordos a sus advertencias y consejos.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis Climática la guerra que vamos perdiendo por no escuchar

Hoy, todo indica que el próximo gobierno será ganado por la actual oposición, pero ese partido hay que jugarlo. Y jugarlo bien para poder ganarle a fuerzas muy poderosas.
+VER MÁS
#Política

Primarias y próximos desafíos