#Política

El apartheid judicial o el caso de Martin Larraín

7 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Este apartheid judicial colma la paciencia de varios. Se es espectador de estas injusticias pero no se hace mucho por cambiarlo. Esto ocurre y seguirá ocurriendo y todos saben, en el fondo, lo que hace que unos tengan la posibilidad de eximirse y otros no. La desigualdad económica es brutal pero es mucho más grave cuando se amplía hacia la justicia donde suponemos que todos somos iguales ante la ley.

Es de conocimiento público la sentencia dictada por el Tribunal Oral en lo Penal de Cauquenes que condenó a Martín Larraín, hijo del senador Carlos Larraín, a 540 días de presidio menor por el mortal atropello de Hernán del Carmen Canales Canales, ocurrido el 18 de septiembre de 2013 en la comuna de Pelluhue. Esto implica que cumplirá su castigo en libertad, con la remisión condicional de la pena, sujeto a control de Gendarmería,  y además incluye la suspensión de su licencia de conducir por dos años.

Con estos antecedentes y por la condena en redes sociales respecto al fallo,  me viene a la memoria un concepto que hasta hace unas décadas, definía las diferencias raciales macabras tanto en Sudáfrica como en Namibia y de un modo más suavizado en Estados Unidos. La idea fundamental de un Apartheid es segregar: separar por condiciones humanas tan básicas como el hecho de ser diferentes y a partir de esa base establecer abismos entre las oportunidades para unos y otros. Pues esta definición es la que mejor describe la situación de Larraín: una justicia para ricos, una justicia para pobres.

Sabemos que existieron irregularidades  en el proceso que nos hacen pensar /comprobar el rumorsillo acerca del uso de todos los mecanismos, influencias y poder a los que podía acceder Larraín padre e hijo para evitar el encarcelamiento convencional. Pues bien las irregularidades comenzaron a levantar sospechas acerca de la real y completa inocencia del imputado (entendemos la máxima “el que nada hace, nada teme») la primera autopsia tenía errores que determinaron no sólo el despido del perito a cargo de ésta sino que también el forense Luis Ravanal que da cuenta de ello y como consecuencia fue excluido por el tribunal de Cauquenes de participar en el juicio oral. No olvidemos también que se accedió a la familia de la víctima y se pagó una suma de dinero para que desistiesen de la querella. Pues entonces comenzó a tomar fuerza la idea tácita en esas acciones: hay justicia según el estrato económico.  Hay otros casos emblemáticos como el de Herrera-Casassus, pero eso es harina de otro costal: otro saco pero la misma harina.

En Chile la población ABC1 a la cual, evidentemente pertenece la familia Larraín es sólo un 7% del total nacional. Sin embargo, el grueso de la población en Chile es clase media, clase media baja y pobreza: C3 con 22%, D con 34% y E con 20%, respectivamente. En términos simples más del 76% del país no podrá acceder porque sencillamente no tiene los recursos o deberá endeudarse para pagar un abogado y todos los costos que implica un proceso legal, o lo que es peor, no tendrá influencias en el poder como para acotar condenas. Son los que reciben las penas de 4 a 5 años en cárcel, no son los que tienen reclusión nocturna, firma mensual o cumplimiento de condena en libertad mucho menos pagar indemnizaciones a los afectados a modo de “compensación” o en términos simples, suspendan el proceso. ¿Por qué ese 76% que es mayoría no tiene los beneficios de esa minoría? A veces da la impresión que vivimos el mismo contexto de la Revolución Francesa: una mayoría trabajadora sin derechos pero sí cumpliendo muchos deberes y una minoría que está por encima de la ley, con derechos y privilegios pero sin deberes.

Este apartheid judicial colma la paciencia de varios. Se es espectador de estas injusticias pero no se hace mucho por cambiarlo. Esto ocurre y seguirá ocurriendo y todos saben, en el fondo, lo que hace que unos tengan la posibilidad de eximirse y otros no. La desigualdad económica es brutal pero es mucho más grave cuando se amplía hacia la justicia donde suponemos que todos somos iguales ante la ley. Al parecer no es así y claramente hay justicia para ricos y justicia para pobres: no esperemos a que un Mandela o un Luther King chilenos nos recuerden lo obvio que ocurre aquí.

TAGS: Apartheid Justicia Martín Larraín

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

21 de julio

Que infame ver como la justicia en Chile solo reconoce a quienes puedan pagarle y además de presentarse con una estatua con sus ojos vendados y pensar que su significado es que la “buena justicia” no distingue entre las personas, se aplica en forma equitativa y con el mismo rasero mide a todos los ciudadanos.

Juan Pedro

22 de julio

Bien mentiroso el comentario. En efecto, Larraín recibió la misma pena que otros en similar situación, como por ejemplo, Johnny Herrera.

Es eso apartheid?? Un abuso del 7%???

Para que tome nota de su ignorancia, TODO culpable de cuasidelito de homicidio con atenuantes, recibe la misma pena. Si tiene quejas, acuda a su diputado más cercano.

Responder al autor de este comentario
Si
No

Maximiliano

21 de julio

Vamos hacia alla.
El desprecio a la memoria no nos permite ver mas alla

Estamos incubando una sociedad extraordinariamente ciega al otro. En pocos años llegaremos a replicar la sociedad francesa pre-revolucionaria

Si no cambiamos la dinamica social… vamos para alla

El reino de la oscuridad
Homo homini lupus est

22 de julio

Se me viene a la memoria el nombre de Bastián Arriagada: uno de los 81 presos muertos en el incendio de la cárcel de San Miguel el año 2010. ¿Su delito? Vender cds «piratas». ¿Su pena?: 61 días de cárcel.
¿Hace falta puntualizar algo más?.
Está claro el valor a «la vida» que le estamos dando en nuestro país. Y aquí los responsables somos todos, que hemos permitido que esto sea así.
Lo de Larraín es una vergüenza.

henrriettesolis

23 de julio

Y lo más brutal de todo, es que fue de conocimiento público los errores en el proceso. Eso es lo preocupante más que el resultado del juicio.

Saludos.

Juan Pedro

22 de julio

Bien mentiroso el comentario. En efecto, Larraín recibió la misma pena que otros en similar situación, como por ejemplo, Johnny Herrera.

Es eso apartheid?? Un abuso del 7%???

Para que tome nota de su ignorancia, TODO culpable de cuasidelito de homicidio con atenuantes, recibe la misma pena. Si tiene quejas, acuda a su diputado más cercano.

henrriettesolis

23 de julio

No entendiste el punto, al parecer. No estoy cuestionando el resultado, sino el proceso en sí. Pero me parece bien que comentes, es la idea.
Saludos.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

Los impuestos son la fuente más importante de ingresos del Estado y le permiten potenciar la economía, reducir la desigualdad y lograr justicia social.
+VER MÁS
#Economía

Datos importantes a tener en cuenta antes de una Reforma Tributaria

¿Cuál es el destino de un pueblo que aparentemente desea las imágenes borrosas que proyectan sus líderes, quienes simultáneamente esconden las llaves de la puerta de salida de la caverna donde estamos ...
+VER MÁS
#Sociedad

Vivir en la caverna

El descontrol es demostrativo de que la autorregulación no funciona.
+VER MÁS
#Sociedad

Con la ética por los suelos

Sí podemos sentir el sol como el calor en la piel –pero eso ocurre sin tenerlo a la vista. Sabemos que ese calor es sol, pero indirectamente.
+VER MÁS
#Cultura

El sol conversa con René Descartes

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?