#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Y sí. Y por haber reclamado con mis otras compañeras también. Ambos argumentos fueron parte de mi carta de no renovación de contrata.

Recuerdo que a mediados de 2018 un amigo abogado me preguntó cómo iba con el cambio de gobierno. Le debí contestar con mi apreciación inicial, que notaba algo extraño, sobre todo contra las mujeres. “No creo que se atrevan a despedirte, el movimiento de mujeres está cada día más fuerte”, me dijo. Habían pasado meses tras el mayo feminista de 2018, y claro, era imposible de prever que la situación se iría tornando en una pesadilla.


Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensadores y activistas de los derechos de los trabajadores.

Mi bello amigo murió de cáncer meses después, sin enterarse que sí se atrevieron y que usaron todo el poder del Estado y sus instrumentos administrativos para lograrlo. Imagino lo enojado que hubiera estado.

Uno creería que la democracia llegó para quedarse, que los triunfos sociales y laborales muchas veces ganados con sangre, sudor y lágrimas son terreno conquistado. Pero ese es un gran error. La historia nos dice insistentemente que, así como la ocasión hace al ladrón, si existe la oportunidad, los abusadores aprovecharán su pequeño avance de poder para satisfacer sus más oscuros deseos. Bien lo sabemos todos los que vivimos esos días post 18 de octubre donde las violaciones de DDHH volvieron en gloria y majestad y sin que hasta hoy, exista ningún arrepentimiento de parte de quienes dieron la orden o la ejecutaron, en ese escenario, ¿por qué no se podría aprovechar la instancia y despedir a un par de nadies en plena pandemia? Total, ¿quién los detendría?

La sensación de que tú abuso, es uno más de una larga lista y que por más que se ganen juicios, no se logran detener actos arbitrarios, es una sensación agobiante. Sobretodo además sabiendo que eres el pelo de la cola frente a otros casos gravísimos, de los cuales aún no se logra avanzar en tribunales.

Aún así, tras dos años de ocurridos los hechos, la justicia falló a favor de nuestro derecho a la libertad de expresión, a no ser acosados, discriminados, despedidos en represalia por reclamar, a la integridad síquica, derechos que fueron conculcados por operadores políticos cuyo interés inicial quizás sólo fue hacer espacio para sus amigos, pololas o yes man de turno, y qué más fácil que apretar a un par de mujeres que consideran débiles para lograrlo, sacarse de encima a los respondones y de paso, despejar dinero para aumento de grados o quizás qué otras razones. Total, hubo un cheque en blanco. Y la línea de mando hacia arriba, a pesar de recibir todo tipo de avisos, reuniones, plenarios, decidió no intervenir.

A pesar del abuso insolente, el gran regalo que nos entrega la verdad jurídica es que construye la verdad histórica: tres fallos de jueces distintos condenaron al Estado a pagar indemnizaciones millonarias por culpa de autoridades y jefaturas con nombres y apellidos que siguen trabajando en cargos públicos o querrán volver a ser funcionarios nuevamente en cuanto cambie el color político del poder ejecutivo. Y ante esto cabe preguntarse: ¿es lícito que quienes le generaron daño al erario público sigan ejerciendo cargos que nos representan a todos?

Y es verdad que frente al abuso la primera sensación es sentirse triste, humillado y con el alma rota.Y en muchos sentidos los abusadores cuentan con ese efecto para lograr su objetivo: silenciarte.

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin embargo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensadores y activistas de los derechos de los trabajadores. Y saber eso dignifica a cualquiera. Porque no es ego el que aflora, sino, simplemente la dignidad de quien se enfrenta en desigualdad de condiciones frente al más ramplón de los abusadores. Y esa fuerza es la que me sigue aflorando, a pesar de lo lento o difícil de todo este proceso.

Estoy convencida, que la acción vulneratoria de despedirnos en plena pandemia buscó amordazar a través del miedo a quienes se quedaron trabajando: ya saben el castigo que merecen/obtendrán si osan desafiar a la autoridad, hay una fila larga de gente desempleada que estará feliz de usar su cargo.

La acción reparatoria, en cambio, espero envíe el mensaje que tener la oportunidad de abusar de tu poder jamás te otorgará ni el derecho ni la garantía de impunidad al hacerlo. Por más que se hayan sentido a sus anchas como amos y señores de las fincas de algodón en el sur norteamericano o en las salitreras chilenas, la noticia de último minuto es que aún los nadies tenemos derechos establecidos en la Constitución Política de este país. Y que para reparar abusos existen los tribunales de justicia, los buenos abogados y la acción de la prensa -por cierto.

TAGS: Justicia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

Nuevos

Dado que el mundo en el que vivimos nos obliga a lidiar con pandemias, problemas económicos, guerras y cambio climático, la expectativa de vivir una vida feliz es abrumadora. No es realista pensar que sie ...
+VER MÁS
#Sociedad

Dejemos de despreciar el pesimismo: forma parte de ser humano

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

Popular

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

En los últimos meses los medios de comunicación han proclamado con fuerza, y perversa eficiencia, todos los males que los hombres hacen a sus semejantes a través de la delincuencia
+VER MÁS
#Política

La delincuencia y la inmovilidad de las palabras

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?