#Política

De una economía política del buen vivir

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Al hablar de economía del buen vivir debemos notar que estamos queriendo hablar, en lenguaje moderno, de un elemento de la sociedad contemporánea, precisamente, su estructura económica. En este sentido, con el buen vivir hay una doble referencia cultural y de paradigma. Como propuesta de una alternativa de mundo para nuestras sociedades del siglo XXI, y como la influencia y lugar que tiene en el pensamiento de esa alternativa las sabidurías indígenas americanas que traducimos como sumak kawsay, suma qamaña, küme mongen.


En general, aquí se trata de reformular una ciencia occidental y moderna como la economía. Este es solamente uno de los ámbitos de una transformación de paradigmas, que es la tarea central que propone la propuesta del buen vivir.

Lo primero que una institucionalidad económica del buen vivir puede considerar es una transformación de la lógica del crecimiento y la acumulación. A ello se suma el abandono de una organización económica que está orientada hacia la dominación de unos seres humanos sobre otros y la expoliación unilateral de la Naturaleza, devenida una mera proveedora de “recursos”, como se los nombra en el lenguaje hegemónico industrial.

La idea del buen vivir, dicha en el lenguaje de la economía que busca reemplazar, debe orientarse a la reproducción de la vida. Desmercantilizar los elementos de la Naturaleza y los llamados “bienes comunes” como lo son las aguas; descentralizar las formas productivas concentradas en unas pocas metrópolis; redistribuir lo que se entiende como las “riquezas”, o sea la distribución en las comunidades de los resultados de los procesos de la producción. Se trata de otro modo de entender la economía, lo que puede cooperar para la experiencia de otros patrones civilizatorios.

Una de las transformaciones más relevantes debe ocurrir en la concepción del “trabajo” humano. Se lo debe entender en un sentido básicamente colectivo, en la mutualidad del ámbito comunitario, tal como lo experimentan pueblos indígenas latinoamericanos. Busca reemplazar el trabajo individualista enajenante de la producción industrial tanto capitalista como socialista. Ello debe hacer surgir una nueva noción del “bien común”, donde la justicia social y la justicia ecológica van juntas.

El trabajo y la formación económica no se tratan como una esfera aislada respecto del sentido político de la cultura y las relaciones con la Naturaleza. Ellas aparecen también en lo que llamaremos unas relaciones armónicas de los procesos de una economía que aprende de las cosmovisiones indígenas del trabajo y la producción. La “armonía” que de aquí se trata admite una influencia decisiva de ellas y sus modos de comprender las relaciones de los seres humanos en la Naturaleza. En este sentido, además, esta economía está hablando directamente en términos ambientales. El tamaño de las sociedades constituye un desafío relevante: esta “armonía” refiere, en su origen, de grupos humanos relativamente pequeños, especialmente si los comparamos con las sociedades de masa contemporáneas. La “armonía” que se trata puede surgir también como una respuesta al fenómeno de cambio climático.

La economía política del buen vivir es una construcción que se va descubriendo en el proceso de su instalación. Una cuestión que tiene entonces mucha importancia son las transiciones entre las condiciones actuales de nuestras economías y las metas del buen vivir. Dos elementos podemos señalar aquí: el carácter posextractivista de esas transiciones, y las posibilidades de imaginar una sociedad del decrecimiento que se confronte con el impulso dominante hacia un permanente crecimiento económico.

Las instancias de la producción, distribución, circulación y consumo deben ser traducidas a formas del buen vivir. Ella suma a las medidas modernas del bienestar básico de la población, una dimensión ancestral de los pueblos indígenas. La dinámica de las grandes ciudades debe propender hacia formas solidarias de convivencia.  En general, aquí se trata de reformular una ciencia occidental y moderna como la economía. Este es solamente uno de los ámbitos de una transformación de paradigmas, que es la tarea central que propone el buen vivir.

TAGS: #BuenVivir #EconomíaPolítica

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

Los impuestos son la fuente más importante de ingresos del Estado y le permiten potenciar la economía, reducir la desigualdad y lograr justicia social.
+VER MÁS
#Economía

Datos importantes a tener en cuenta antes de una Reforma Tributaria

¿Cuál es el destino de un pueblo que aparentemente desea las imágenes borrosas que proyectan sus líderes, quienes simultáneamente esconden las llaves de la puerta de salida de la caverna donde estamos ...
+VER MÁS
#Sociedad

Vivir en la caverna

El descontrol es demostrativo de que la autorregulación no funciona.
+VER MÁS
#Sociedad

Con la ética por los suelos

Sí podemos sentir el sol como el calor en la piel –pero eso ocurre sin tenerlo a la vista. Sabemos que ese calor es sol, pero indirectamente.
+VER MÁS
#Cultura

El sol conversa con René Descartes

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?