#Ciudadanía

Nueva Constitución Política y Derechos de los niños

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Es tal la importancia del proyecto de Nueva Constitución, que viene a fortalecer el alicaído Derecho de los niños, niñas y adolescentes, grupo social que se ha visto afectado históricamente de las decisiones políticas, independiente del sector ideológico de que se trate. Por ende, las normas de infancia requieren una protección reforzada, una que otorgue mayor legitimidad a los niños y niñas y también a los que nos dedicamos diariamente a la defensa de ellos. 

Partiendo por los primeros artículos de la futura Carta Magna, la igualdad sustantiva, no quedarse en la vieja prevención o mera información de una gran cantidad de derechos, principios, garantías y procedimientos, si no que aludir a su exigibilidad y verdadero cumplimiento. Lo que se engarza con el mandato obligacional de la Convención de los Derechos del niño, ley de la república y lo que observa el organismo del tratado aludido, el Comité de los Derechos del Niño. El Estado no está facultado, es obligado a esta igualdad sustantiva. 


El artículo 26 de la Nueva Constitución es de una riqueza esperanzadora, pues recoge el estándar internacional que debe promover, respetar y garantizar el Estado de Chile para con los niños, niñas y adolescentes

Esta nueva carta obliga, remueve y llama a la participación incidente de la infancia y adolescencia, si bien la Convención no habla directamente de la palabra “participación”, la nueva Constitución toma el principio rector del derecho a ser oído y lo resume en una plena participación incidente. Es decir, se regla el derecho a la participación efectiva y útil de niños, niñas y adolescentes, por los canales y ductos que correspondan a razón de sus propias expectativas, deseos y necesidades, considerando siempre su interés superior y, la premisa, de contar con adultos responsables que puedan ser garantes de ello. 

La participación habilita a los organismos del Estado y al sector privado, en el diseño, ejecución y sistematización de las políticas públicas. ¿Cómo no aprobar esta Nueva Constitución, si reconoce de manera coherente y armónica, formas de participación de las que  se carecía con el texto del año 1980? No cabe ninguna duda de esta aseveración, pues es un impulso legitimador en las decisiones de política pública. No hay enfoque de derechos sin participación de los niños, niñas y adolescentes. La Nueva Constitución refleja un gran anhelo del mundo infanto- juvenil, pues los posiciona como sujetos políticos y que realmente puedan “tomar decisiones en lo que les afecte”, quedando atrás esa idea de ser meros receptores de decisiones o de sujetos “peligrosos o frágiles”. 

Integra, incluye y reconoce la participación de la niñez de los pueblos indígenas, demandas históricas y que si vamos al año 2003, en aquel Informe de la Comisión Verdad Histórica y Nuevo Trato con los Pueblos Indígenas, propuesta que con la Nueva Constitución se erige como  plataforma para crear mecanismos institucionales, jurídicos y políticos para una verdadera participación, reconocimiento y goce de derechos de la niñez indígena, fomentando el consenso social y la reconstrucción de la confianza entre los pueblos. 

El artículo 26 de la Nueva Constitución es de una riqueza esperanzadora, pues recoge el estándar internacional que debe promover, respetar y garantizar el Estado de Chile para con los niños, niñas y adolescentes. Si bien tiene un carácter protecccional, no es menos cierto, que hace referencia a la participación de este grupo social en asuntos graves y urgentes; dolorosos y permanentes en el tiempo, y que llaman a una nueva mirada, a un Estado reparador de las violencias que a diario presenciamos en contra de la infancia en nuestro país. 

Ya no hay más excusas, los recursos públicos deben ir encaminados a financiar un Sistema Integral de Protección a la Niñez- cuestión que forma parte de los compromisos del Presidente Gabriel Boric- y que observa que deben existir responsabilidades específicas de los poderes y órganos del Estado. El rango constitucional de esta norma profundiza las formas en que los y las defensoras de DDHH de la niñez, podamos accionar para pedir el pleno cumplimiento de los compromisos para luchar por el desarrollo de la infancia y adolescencia libres de todo tipo de violencias. 

La Nueva Carta invoca a la Convención Belem Do Pará del año 1994, instrumento internacional de Derechos Humanos, que llama a los Estados a respetar y garantizar derechos de las niñas, las adolescentes y mujeres. Este entramado normativo, invita a generar las mejores políticas públicas para la prevención y castigo de las diferentes conductas violentas hacia ellas y que ha sido utilizado por los operadores de la justicia doméstica con buenos frutos. La Nueva Constitución es armónica con esta idea y, por tanto, la protección se refuerza y la participación de los grupos afectados se vigoriza con la conjunción de estas normas y procedimientos. 

Se puede seguir escarbando e interpretando esta proposición normativa constitucional, y no queda otra decisión que aprobarlo, dado que es “pro  niños, niñas y adolescentes”, por el derecho al agua del que podrán gozar ellos y sus hijos. Al reconocimiento y protección medio ambiental, como eje mundial urgente de ser amparado. El tan anhelado buen vivir que requieren nuestros niños y niñas, para tomar las decisiones en cuanto a su alimentación, salud y desarrollo humano. Por un igualitario derecho a la vivienda digna, muchas ocasiones queremos otorgar complejos procedimientos judiciales a los niños, pero a la vez, carecen de lo más básico, una vivienda digna. Movilidad, áreas verdes, acceso a servicios básicos, protección a la niñez discapacitada, etc.  

Las políticas novedosas en relación a los cuidados en especial en cuanto a la primera infancia; la posibilidad de mantener vínculos sanos con madres privadas de libertad; el reconocimiento al ciclo vital y al principio de la autonomía progresiva de los niños, niñas y adolescentes. Bueno, es un documento jurídico completo que pone a la infancia en el más alto nivel de la política pública. 

Se valora la mención – sobre todo a quienes nos hemos dedicado gran parte de nuestras vidas a la protección de los niños, niñas y adolescentes- a la Educación Sexual Integral, pilar fundamental para la enseñanza, promoción y protección de las violencias, que lamentablemente tienen una gran incidencia en Chile. Esta norma otorga un camino, para poder solucionar en parte, la prevalencia de delitos sexuales infantiles y empodera a los garantes para crear más y mejores políticas públicas para nuestros niños y niñas. 

El documento constitucional, viene a ser el corolario de un proceso paritario y legítimo, de participación plena de los y las ciudadanas y pueblos indígenas, que deja muy atrás las llamadas “cocinas de infancia” realizadas por el mundo adulto y, centrado en las necesidades precisamente del adulto- centrismo, que poco a poco relegó a la infancia y adolescencia al plano de los “peligrosos y frágiles” en un contexto político conservador, deslegitimado y sin ánimos de cambios. Hoy la Nueva Constitución no sólo es sensible a la voz silenciosa de los niños, se constituye en un canal normativo válido para las personas, las que por cierto incluyen a los niños, niñas y adolescentes como actores incidentes de su propio presente y futuro

TAGS: #BuenVivir #DerechosDeLaInfancia #Infancia #NuevaConstitución

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de se ...
+VER MÁS
#Política

Lo que no fue y, esperamos, ahora sí sea

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de seguridad, migración e incertidumbre económica, no son resueltos con la velocidad que se requieren

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo s ...
+VER MÁS
#Política

Estado Social Democrático de Derecho o Salmón Tipo Jurel

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo sentido al hegemónico hasta el 18-O de 2018

Nuevos

Para esto, es necesario, entre otras cosas, reforzar a los equipos que llevan adelante investigaciones de derechos humanos, mejorar los instructivos y robustecer las capacitaciones referentes a las obligaci ...
+VER MÁS
#Justicia

Fiscal Nacional y su rol en los derechos humanos

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

La excepción de seguridad de la nación, presente en la Carta Fundamental como uno de los casos en que se permite el secreto por ley de quórum calificado, para mantener la reserva de información, debe se ...
+VER MÁS
#Política

Artículo 8° CPR: Comentario sobre una solicitud a las FF.AA.

En su natal San Juan Chamelco, Alta Verapaz, Guatemala, vestía su indumentaria indígena, en los campos de manzanas usa pantalón de lona. Su ropa de Guatemala sólo la usa para eventos especiales, dejó d ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un día tranquilo

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

El descontrolado crecimiento de la población es una de las principales causas de: sobreexplotación de los recursos naturales, destrucción del medioambiente, pérdida de biodiversidad y de la gran generac ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

COP27: Y somos 8.000 millones, sobrepoblación un tema impopular

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática