#Política

Colombia 2016: el río Atrato considerado como sujeto de derechos

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Quienes consideran que se puede o debe asumir jurídicamente la Naturaleza como lo que se denomina un “sujeto de derechos”, fundamentan en general su postura en la presencia de unos “valores intrínsecos” de la Naturaleza. Esta valoración se entiende como autónoma o independiente de las asignaciones humanas de “valor” respecto de las cosas del mundo. Nos interesa esta caracterización en la línea de distinguir unos derechos ambientales (antropocéntricos) de unos derechos de la Naturaleza (bio/ecocéntricos), en la perspectiva del fallo de 2016 del Tribunal Constitucional de Colombia en el caso del río Atrato.


Se trata de la argumentación y justificación racional de esos tribunales para aceptar un río, el Atrato, como “sujeto de derechos” -derecho a la protección, conservación, mantenimiento y restauración-, en este caso a cargo del Estado colombiano y las comunidades étnicas que habitan sus riberas

La Naturaleza de que se trata comprende la totalidad de las cosas del mundo, de lo real, los elementos bióticos y abióticos, los seres humanos y su historia. Esto es, la misma acción humana de asignar valores así como el conjunto de las obras de la historia humana, resultan otras cosas o entidades del mundo. En el caso de la vida, humana o no, y de los elementos materiales, su supervivencia o conservación está íntimamente ligada con toda suerte de “equilibrios” entre sus componentes. Unos derechos de la Naturaleza están relacionados con aquellos conocidos como “derechos humanos”, en la medida que los humamos somos parte de la Naturaleza, y como humanos en ella poseemos una dignidad propia.

Hay autores quienes hacen una analogía entre la conservación de la vida humana y la conservación de los elementos naturales. Nos encontramos entonces con lo que llamaríamos “finalidades de la Naturaleza”, las cuales se orientarían en torno al movimiento o evolución de las cosas en relación con las “armonías” entre los componentes. Entonces el reconocimiento de la Naturaleza como otra persona jurídica -además de las humanas-, implicaría, por ejemplo, concebir la economía como una parte de la ecología, en tanto la segunda establece los límites y criterios para las posibilidades de la primera -en el mismo sentido en que la finitud y renovabilidad de nuestro planeta supone limitaciones de las cuales dependen nuestras actividades económicas-.

Si en los escenarios judiciales se espera dirimir un conflicto de derechos en vista de una posibilidad de justicia, ¿cuál sería la pretensión de derechos de la Naturaleza en vistas de justicia? ¿Qué derechos se reclaman, y cómo? En cierto sentido, solo una representación (asignación) humana podría definir y hacer presentes esos derechos y esa justicia. Por otro lado, si bien el constitucionalismo ecuatoriano (de 2008) introduce los derechos de la Naturaleza, tal cosa supone sólo el inicio del repensar el papel de los humanos en la preservación del planeta. Supone, entonces, lo que podemos llamar un “cambio ontológico” -en la concepción del mundo; de lo que es y cómo es real-, que, visto la norma constitucional ecuatoriana, puede proyectarse desde la imagen sintética del par Pachamama/runa. Esto es, dicho en un modo equivalente, como una transformación en la idea misma de Naturaleza/ser humano y sus relaciones. Quienes están cooperando para hacer que esto aparentemente tan dificultoso (o inverosímil) se torne posible son los jueces constitucionales colombianos.

Se trata de la argumentación y justificación racional de esos tribunales para aceptar un río, el Atrato, como “sujeto de derechos” -derecho a la protección, conservación, mantenimiento y restauración-, en este caso a cargo del Estado colombiano y las comunidades étnicas que habitan sus riberas. Se trata de una novedad jurídica latinoamericana tanto más llamativa porque Colombia carece de la prevención constitucional que muestra el ordenamiento jurídico del Ecuador respecto de unos derechos de la Naturaleza.

La argumentación de la Corte que reconoce al río Atrato como sujeto de derecho evalúa, en esa geografía, la incidencia de la Naturaleza en la vida humana como determinante en la cultura de las comunidades. La sentencia plantea que existe una “fusión indisoluble” de la Naturaleza y sus elementos con la cultura especialmente de los grupos étnicos. La Naturaleza local, se dice, “define las tradiciones, costumbres, valores y saberes de los colectivos humanos”. Como tal ella está estrechamente ligada al “derecho a la vida y a la salud de las personas”. Y, si ella se perturba, se causan daños irreparables en los humanos. Habla, en este caso, de una “biocultura” de las comunidades étnicas.

El río debe ser preservado y protegido porque de su existencia depende la existencia misma de la sociedad humana que vive en sus riberas, de manera tal que los derechos de esas sociedades se identifican con el derecho a la preservación y permanencia del río mismo. Cualquier inhabilitación del río en sus caracteres naturales amenaza con extinguir las tradiciones y saberes ancestrales colectivos.

 

TAGS: #Naturaleza Derechos de la Naturaleza

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Se trata de una propuesta para un mundo alternativo que no se aparece como algo ya del todo elaborado; se trata de un “camino que debe ser imaginado para ser construido”
+VER MÁS
#Política

(Re)pensando una complejidad para el buen vivir

El ingreso mínimo universal viene a construir un nuevo contrato social, en la búsqueda de crear una sociedad más justa y sostenible. Sería de gran utilidad para mantener controlada la desigualdad
+VER MÁS
#Política

COVID-19 hace necesario pensar en el Ingreso Mínimo Universal

Tenemos la pretensión de dejar notar que en Colombia hubo un presidente de piel negra que ha ocupado el cargo más alto de la política (la presidencia) a pesar de sus orígenes humildes.
+VER MÁS
#Cultura

Orígenes humildes de Juan José Nieto Gil. Primer presidente negro de Colombia

El saludable efecto, constatado en Israel, con la reducción ostensible de la tasa de contagios, posterior a la vacunación, nos da la esperanza, de que en Chile se pueda lograr ese mismo efecto. Pero se re ...
+VER MÁS
#Salud

Responsabilidad: la única vacuna

Nuevos

Se trata de una propuesta para un mundo alternativo que no se aparece como algo ya del todo elaborado; se trata de un “camino que debe ser imaginado para ser construido”
+VER MÁS
#Política

(Re)pensando una complejidad para el buen vivir

El ingreso mínimo universal viene a construir un nuevo contrato social, en la búsqueda de crear una sociedad más justa y sostenible. Sería de gran utilidad para mantener controlada la desigualdad
+VER MÁS
#Política

COVID-19 hace necesario pensar en el Ingreso Mínimo Universal

Tenemos la pretensión de dejar notar que en Colombia hubo un presidente de piel negra que ha ocupado el cargo más alto de la política (la presidencia) a pesar de sus orígenes humildes.
+VER MÁS
#Cultura

Orígenes humildes de Juan José Nieto Gil. Primer presidente negro de Colombia

El saludable efecto, constatado en Israel, con la reducción ostensible de la tasa de contagios, posterior a la vacunación, nos da la esperanza, de que en Chile se pueda lograr ese mismo efecto. Pero se re ...
+VER MÁS
#Salud

Responsabilidad: la única vacuna

Popular

Las palabras, en sí mismas, están vacías de significado y les otorgamos sentido mediante las asociaciones ancladas a objetos y experiencias de la vida. El cuico por ahora está rodeado de contenido, de r ...
+VER MÁS
#Política

Los cuicos y extranjeros

El seguidor de extrema derecha odia por igual a negros, judíos, latinos, árabes, feministas y cualquier otro grupo que invada según ellos su espacio nacional conquistado a los nativos, después recuperad ...
+VER MÁS
#Internacional

Trump y la revuelta de los bastardos

Para prevenir o disminuir nuestra vulnerabilidad a la desinformación, debemos aprender a ser escépticos, dejar de creer lo primero que nos llega por las redes sociales simplemente por ir en línea con nue ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La lección que nos deja lo ocurrido en Estados Unidos

Cada piedra y montaña, árbol y bosque, animal y jauría, persona y comunidad pertenecen a un todo (todos) de una manera tal que son las interrelaciones las que hacen los miembros o elementos.
+VER MÁS
#Política

Razones del todo en los rituales del buen vivir