#Política

Anillos y otros agregados

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Sorpresa me causó el enterarme por la prensa en días pasados, que el concepto para  articular  los equipos del próximo gobierno, era el de los “anillos”.

Súbitamente – y digámoslo, con extrañeza- se me vino a la memoria  el término que un grupo de izquierdistas de orientación socialista en la  época de la dictadura, utilizábamos para eludir la represión salvaje de la que éramos objeto toda la izquierda y  toda forma de organización social con alguna orientación democrática. El concepto que nos ayudó a dicho propósito era el de “los círculos concéntricos”, una forma de organización compartimentada, que actuaba desde un centro motor hacia el medio externo. Entre la teoría de “los anillos” y la de los “círculos concéntricos”, por lo que se ha podido conocer, no hay una gran diferencia.


El pluralismo y la horizontalidad en el ejercicio del poder, es más recomendable que el achique y es lo que mejor se corresponde con los distintos tipos de redes y articulaciones que hoy existen en nuestra sociedad.

Pero los  círculos concéntricos, que un grupo de militantes de izquierda utilizaba para protegerse de la represión, ocurrió  hace 40 años y bajo un contexto extremo, en el que el propósito político de la dictadura cívico-militar era el de exterminar a sus adversarios, lo que nos obligaba a encontrar soluciones para eludirla. Señalar que ninguno de quienes debíamos buscar este tipo de soluciones para poder zafar de la represión, quería seguir viviendo escondido, en la clandestinidad forzosa, como medio para proteger su integridad física y la de los demás. El mayor esfuerzo, en esos duros y terribles años, era el de romper el cerco permanente que el terrorismo de Estado buscó imponerle hasta último momento a toda forma de expresión democrática y libertaria. La clave, unir y converger hacia el medio externo.

Para esta nueva etapa que vive el país, la formulación de la tesis de los anillos, para armar equipos de  gobierno, afortunadamente descartada, no corresponde y en esto es preciso ser muy rigurosos. Es un error mayúsculo puesto que, entre otros, en lugar de concentrar energías en el armado de un diseño de gobierno para un periodo complejo, genera tensiones y confunde a la opinión pública. El pluralismo y la horizontalidad en el ejercicio del poder, es más recomendable que el achique y es lo que mejor se corresponde con los distintos tipos de redes y articulaciones que hoy existen en nuestra sociedad.

Por ello que, lo que corresponde,  es  que el gobierno del presidente Boric, refleje en su gobierno del modo más próximo posible a la realidad del país,  la diversidad política que lo coronó con el triunfo, asumiendo que, incluso así,  sus propias fuerzas no son suficientes para acometer los grandes desafíos ante los cuales el nuevo gobierno quedará enfrentado a partir del día uno de su ejercicio. De hecho, ya se observan presiones de parte de distintos sectores mucho antes de iniciarse el gobierno. Y todos los complejos problemas que se han acumulado por la mala gestión del actual gobierno de derecha y la pandemia, tendrán que ser encarados  con las mismas fuerzas parlamentarias de la coalición de gobierno. Y ya sabemos que eso no da.

El Presidente y su equipo más cercano han venido dando muestras de talento político y versatilidad para enfrentar los problemas: Han dado muestras de mucha flexibilidad y capacidad para volver al centro de sus convicciones, cuando la realidad los ha abrumado; rectificar rumbos, como en la segunda vuelta presidencial, pero por sobre todo una gran predisposicion al aprendizaje, que en politica es muy poco vista. Pero no hay que abusar de aquello.

En lo esencial, porque existen a lo menos otros  dos ejes  que las nuevas autoridades del país tendrán que enfrentar en esta etapa de diseño y con toda seguridad en la de implementación. El primero de ellos es la relación entre Estado-Sociedad; el segundo,  la compleja y a veces traumática relación entre  “lo Técnico y lo Político”.

En cuanto al primer eje, lo que concierne a la relación entre el Estado-Sociedad, una  gran ventaja radica en el hecho que el Presidente Boric y su equipo surgieron a la alta política desde las movilizaciones sociales y por lo tanto son sensibles a los pálpitos de la sociedad. Conocen, por otro lado, el funcionamiento del Parlamento y de buena parte de la Institucionalidad. Esos  elementos, juntos, constituyen de por si una excelente base para la gestión política propia de un gobierno transformador. Además de mayorías parlamentarias y apoyo social, los cambios, para que sean duraderos y sustentables en el tiempo, deben expresarse en la Institucionalidad y en los cuerpos legales.

No obstante aquello, cuando la política de la calle comienza a institucionalizarse, corre el riesgo de separarse de los movimientos en los que encontraban sus nutrientes para la acción. Este es un riesgo con el que en algún momento se topan todas las organizaciones políticas de izquierda y algunas, debido a deformaciones como  la lucha descarnada  del poder por el poder, la ingeniería política de lotes, el clientelismo, la despolitización, nunca lo superan y aceleran su descomposición debido básicamente a que son consumidas por  la autorreferencia y el conformismo. Pero tampoco lo hacen muy bien aquellas otras que piensan en los beneficios propios, por encima, en este caso, de la marcha del gobierno y la gobernabilidad del país.

Ocurre, por otra parte, que la energía de los movimientos sociales no es eterna, se agota como todo organismo vivo. Cuando por una parte la política institucional se separa de la sociedad – caso chileno- y esta última se repliega de la política como respuesta a la incapacidad del sistema político de hacerse cargo de sus demandas, entonces se produce un coctel corrosivo que sirve de caldo de cultivo para la violencia. Hoy ello está canalizado institucionalmente, pero los desafíos persisten.

Un segundo gran eje tiene que  ver con la relación entre lo Político y lo  Técnico. Este es un tema parecido al del huevo y la gallina,  pero qué mejor que apoyarnos en un especialista de renombre internacional como Thomas Piketty, quien, desde su experticia, ha reflexionado sobre este asunto.

En efecto, en su extensa investigación contenida en el libro Capital e Ideología, Piketty nos ofrece una interpretación respecto a las razones que han llevado al empoderamiento de la ciencia económica, muy por encima de las demás ciencias sociales y humanas, entre ellas la propia política.

En lo esencial, Piketty señala que el excesivo empoderamiento que ha alcanzado estos últimos lustros el conocimiento económico “también es consecuencia de que historiadores, sociólogos politólogos y otros filósofos hayan abandonado con demasiada frecuencia el estudio de las cuestiones económicas en beneficio de los economistas”.

Pero va mucho más allá de  esta evidencia, que en Chile conocemos muy bien, al señalarnos que las cuestiones económicas son complejas para los economistas tanto como para todo el resto de la sociedad y que en consecuencia “no se justifica su abandono a una pequeña casta de expertos, sino todo lo contrario”. Capital e Ideología, página 1233.

En el fondo, la invitación de Piketty es hacia la deliberación democrática de aquellos asuntos  públicos que nos conciernen a todos. Y que en mi opinión, la política, tanto Institucional como partidaria, debe facilitar para que ello ocurra.

TAGS: #GabrielBoric #GobiernoBoric #MovimientosSociales pluralismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Mario Mardones

11 de Enero

Tiene toda la razón. Deliberación democrática en todos los asuntos públicos, es lo que deberá ocurrir a partir del gobierno de Gabriel Boric. Y debería continuar más allá de él.
El viejo esquema que dejaba en manos de supuestos expertos de la economía, todo lo que como sociedad requeríamos, feneció por su propia mano.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

La cultura es libre como el agua y fluye como un río, su caudal es el territorio, las calles, las plazas, las comunidades, las organizaciones ciudadanas.
+VER MÁS
#Política

Tres dimensiones por la cultura en la nueva Constitución

Nuevos

En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

Institucionalizar el llamado “capitalismo con rostro humano”, el del estado social y solidario que, con un mínimo del 35% del Producto Interior Bruto, puede financiar la garantía en derechos sociales ...
+VER MÁS
#Política

Gobierno de Boric: ¿echarle agua al mar?

Al final converso con un Nosferatus, me dice que necesitan sentirse parte de algo. “En Chile, la gente está desilusionada de todo. Este es un fin de mundo. El negro refleja algo”; pero tú no eres un v ...
+VER MÁS
#Cultura

Recuerdos de un patiperro: primera impresión en medio de vampiros

Guantánamo es una mancha imborrable en el historial de Estados Unidos, un capítulo que debe cerrar ya y no repetir nunca más.
+VER MÁS
#Internacional

Después de 20 años, Biden debe cerrar Guantánamo de una vez por todas

Popular

China, está construyendo el mayor proyecto de control social y de vigilancia digital, gracias a modernos sistemas de reconocimiento facial, análisis de huellas digitales y perfiles de comportamiento en la ...
+VER MÁS
#Internacional

China, la potencia que actúa en total impunidad

Si no nos vacunamos, estamos poniendo en riesgo a nuestro entorno social y familiar, principalmente a los más débiles, como son los niños, ancianos y enfermos
+VER MÁS
#Salud

Novak Djokovic y su punto de quiebre en contra por antivacunas

Es importante, que, en tiempo de incertidumbre climática, las inmobiliarias confíen en la institucionalidad ambiental del país. En materia de humedales por primera vez se les han definido las reglas clar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ley de humedales urbanos, inmobiliarias y metas climáticas

Que las sirenas que quieren atraer a nuestro Presidente electo al mar turbulento con sus canciones mágicas “expertas, ponderadas y juiciosas” no sean escuchadas y permitan a Gabriel Boric hacer los cam ...
+VER MÁS
#Sociedad

Ulises y los cantos de sirenas