#Medios

Agustín Edwards Eastman, el abogado que quiso ser periodista

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Fue la pregunta, en muchos casos capciosa, que muchos hicieron al anunciarse en abril de este año la expulsión de Agustín Edwards Eastman del Colegio de Periodistas de Chile. Algunos por considerar la acción como muestra de la odiosidad de la orden profesional –de sus dirigentes, más bien- contra todo lo que aún representa la dictadura pinochetista. Otros, porque a 40 años de los hechos cuestionados eliminar a Dunny –como dicen que le dicen sus cercanos- de los registros del colegio era una blandengue y, más aún, extemporánea medida.


Sin embargo, los simbolismos y la creación de sentido sí son importantes. De eso trata, precisamente, nuestro oficio. Uno en el cual colegas son todos quienes abrazan, más allá de la formación universitaria, los principios asociados al uso de la información y la comunicación para construir una mejor sociedad para todos. No como mecanismo de control.

¿De verdad creen que le importa algo al dueño de El Mercurio?” nos dispararon en diversos formatos y plataformas. Que no podría dormir, que pararían las prensas para difundir la noticia o que no daba ni para simbolismo fueron algunas de las ironías y sarcasmos varios lanzados a ese circo romano en que, en ocasiones, se convierten las redes sociales.

Se dijo también que fue una decisión política, en circunstancias que aunque fuimos varios dirigentes quienes presentamos la denuncia, fue el Tribunal Regional Metropolitano el que adoptó la medida por contravenciones graves a los códigos de ética vigentes al momento de incurrirse en los actos cuestionados.

De toda la artillería, la pregunta más pertinente fue una que de seguro aún intriga a muchos. Incluso a colegas: “¿Y Agustín Edwards es periodista?”.

La respuesta es sí. Agustín Edwards era –y uso intencionadamente el tiempo verbal- periodista. Explicar esto es el objetivo de este artículo.

En Chile, la condición de periodista está establecida por ley. Por lo menos la posibilidad de autodefinirse como tal mas no para desempeñar el oficio, ya que en este caso no existe la exclusividad del ejercicio profesional.

Así lo estipula la Ley 19.733 sobre Libertades de Opinión e Información y Ejercicio del Periodismo aprobada en 2001. En su artículo 5º señala que “son periodistas quienes estén en posesión del respectivo título universitario, reconocido válidamente en Chile, y aquéllos a quienes la ley reconoce como tales”.

Lo del título universitario no es necesario explicarlo.

No ocurre lo mismo con la frase a quienes la ley reconoce como tales, que alude a la Ley 12.045 de 1956 que creó el Colegio de Periodistas de Chile y que fuera reformada sistemáticamente en los años subsiguientes. Tal normativa reconocía exclusivamente como periodistas a “las personas que figuren inscritas en los registros del colegio”.

Hasta el 6 de abril de 1978, fecha en que se publicó el Decreto Ley 2.146 con las últimas modificaciones a dicho cuerpo legal, la posibilidad de inscribirse en los registros del colegio no se restringía a los titulados. Podían hacerlo todos quienes acreditaran haber cotizado en la Caja de Empleados Públicos y Periodistas, que exigía demostrar haber ejercido previamente, y por un número determinado de años, como periodista o en empresas periodísticas, agencias noticiosas o radioemisoras. De seguro tal fue el caso de Agustín Edwards, porque en términos estrictos y según su biografía, él es abogado.

Al momento de publicar el DL 2.146 se dio un plazo acotado para que regularizaran su situación quienes no contaban estudios formales. De esta forma 1978 fue el último año en que muchos colegas y trabajadores de medios sin título profesional pudieron no solo inscribirse en el colegio sino que, bajo tal figura, ser reconocidos legalmente como periodistas.

Bajo este esquema si alguien tiene la condición de periodista solo por el hecho de ser colegiado, es lógico pensar que al ser eliminado del registro necesariamente deja de serlo.

Él siempre que debe firmar documentos de cualquier tipo coloca como profesión periodista, pese a que nunca estudió periodismorecordó recientemente Víctor Herrero, autor del libro “Agustín Edwards Eastman: Una biografía desclasificada del dueño de El Mercurio”.

De aquí en adelante, continuar con esta práctica debiera ser complejo para el también propietario de La Segunda. El artículo 213 del Código Penal señala que “el que fingiere autoridad, funcionario público o titular de una profesión que, por disposición de la ley, requiera título o el cumplimiento de determinados requisitos, y ejerciere actos propios de dichos cargos o profesiones, será penado con presidio menor en sus grados mínimo a medio y multa seis a diez unidades tributarias mensuales. El mero fingimiento de esos cargos o profesiones será sancionado como tentativa del delito que establece el inciso anterior”.

Está claro que la decisión del colegio no terminará con el poder que El Mercurio ejerce sobre la sociedad chilena, particularmente sobre la elite. Tampoco resarcirá el daño causado a la democracia, la vida de tantos compatriotas y al propio ejercicio del periodismo nacional.

Sin embargo, los simbolismos y la creación de sentido sí son importantes. De eso trata, precisamente, nuestro oficio. Uno en el cual colegas son todos quienes abrazan, más allá de la formación universitaria, los principios asociados al uso de la información y la comunicación para construir una mejor sociedad para todos. No como mecanismo de control.

Una asignatura que el dueño de El Mercurio por cierto que nunca cursó y, menos aún, aprobó.

TAGS: Agustín Edwards El Mercurio Medios de comunicación

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

23 de junio

No la cursó, ¿y tampoco la aprobó? Ohhh. … Que lo hayan expulsado ahora y solo a él, teniendo en cuenta que en los tiempos de la UP la cantidad de pasquines que hubo llamando al odio, la revuelta y el homicidio, indica que que simplemente una acción más de las mismas de por esos años, de una rivalidad obsoleta.

servallas

24 de junio

Ahhh, la odiosidad entre izquierdas y derechas, sus continuos rounds a través de los años no disminuyen, parece que aumentan. Ojalá algún día nazca el hombre libre, libre del odio político y religioso, libre de la maldad.

Miguel Hernández

25 de abril

Interesante punto de vista. En particular lo que establece al final: «Uno en el cual colegas son todos quienes abrazan, más allá de la formación universitaria, los principios asociados al uso de la información y la comunicación para construir una mejor sociedad para todos. No como mecanismo de control.»
Justamente lo del mecanismo de control es lo que más llama la atención. No hay como encontrar información sobre las denuncias de abuso sexual contra el Principal de los jesuitas en Chile (a diferencia de lo que ocurrió con sacerdotes de otros , es poco nada lo que se nos informa sobre el escándalo de la «universidad» ARCIS, los medios retiraron rápidamente el tema de la compra del terreno de la hija de Bachelet en las cercanías del Proyecto Dominga. ¿Qué hay de la responsabilidad ética y periodística de quienes publicaban en medios de izquierda y que contribuyeron al quiebre social que finalmente nos precipitó a la dictadura? No es mi intención defender a nadie, pero pretender que el sr Edwards era el único que ejerció el periodismo con faltas a su ética es un poco burdo.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de se ...
+VER MÁS
#Política

Lo que no fue y, esperamos, ahora sí sea

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de seguridad, migración e incertidumbre económica, no son resueltos con la velocidad que se requieren

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo s ...
+VER MÁS
#Política

Estado Social Democrático de Derecho o Salmón Tipo Jurel

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo sentido al hegemónico hasta el 18-O de 2018

Nuevos

Para esto, es necesario, entre otras cosas, reforzar a los equipos que llevan adelante investigaciones de derechos humanos, mejorar los instructivos y robustecer las capacitaciones referentes a las obligaci ...
+VER MÁS
#Justicia

Fiscal Nacional y su rol en los derechos humanos

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

La excepción de seguridad de la nación, presente en la Carta Fundamental como uno de los casos en que se permite el secreto por ley de quórum calificado, para mantener la reserva de información, debe se ...
+VER MÁS
#Política

Artículo 8° CPR: Comentario sobre una solicitud a las FF.AA.

En su natal San Juan Chamelco, Alta Verapaz, Guatemala, vestía su indumentaria indígena, en los campos de manzanas usa pantalón de lona. Su ropa de Guatemala sólo la usa para eventos especiales, dejó d ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un día tranquilo

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

El descontrolado crecimiento de la población es una de las principales causas de: sobreexplotación de los recursos naturales, destrucción del medioambiente, pérdida de biodiversidad y de la gran generac ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

COP27: Y somos 8.000 millones, sobrepoblación un tema impopular

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?