#Medio Ambiente

Independencia Energética de Chile: una realidad posible

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Sabemos que Chile es limitado en cuanto al abastecimiento interno de combustibles fósiles, sin embargo, es privilegiado en poseer las condiciones necesarias para desarrollar energías limpias que, sin duda, serán las que marcarán la pauta a lo largo de todo el siglo XXI.

La estructura geográfica de Chile, es caracterizada por la gran diversidad de formas territoriales, somos uno de los países con más extenso territorio marítimo, abundan los canales  y fiordos en el sur, existe una cantidad impresionante de volcanes (2.900 de los cuales 80 se encuentran activos), zonas cubiertas de grandes lagos y ríos, climas que varían de norte a sur, de este a oeste, etc.  Estas características, hacen ver que el país presenta las condiciones ideales para el desarrollo de fuentes de Energía Renovables No Convencionales (ERNC), tales como eólica, mareomotriz, hidráulica, solar, geotérmica, entre otras.

No obstante, si se revisan las fuentes de energía que actualmente subsisten en el país, se puede encontrar que  la matriz energética, en primer lugar no considera las ERNC como una de sus prioridades, en segundo lugar la diversificación existente es casi nula,  y en tercer lugar, que es lo más penoso, la mayoría de las fuentes convencionales de energía son importadas a un precio muy alto.

Prueba de lo anterior, es que el 66% del consumo de energía primaria en Chile se basa en combustibles fósiles, donde su principal fuente, está dada por el petróleo, crudo, gas natural y carbón, del cual solamente el 19% del consumo de esta energía, corresponde a las hidroeléctricas. El conjunto de éstas fuentes de energía son consideradas como las más contaminantes del planeta.

Si se mira el comportamiento de Chile respecto a toda la industria energética, es posible constatar que es un fiel reflejo de la brecha de desigualdad que está presente  en la mayoría de los países subdesarrollados, debido a que las fuentes de energía son escasas, los dueños de las empresas productoras de energía son unos pocos, y los beneficiados son también unos pocos,  como las grandes empresas mineras que tienen normalmente la prioridad de abastecimiento y quienes están obligados a pagar muy caro son los consumidores finales con la energía doméstica.

No está en discusión la necesidad latente de ampliar las fuentes de energías actuales, sino que esto no puede hacerse en desmedro de la sustentabilidad (hacer todo lo posible para mantenerse en el tiempo).  Ciertamente hay proyectos hidroeléctricos que son parte de las energías renovables (pero convencionales), los cuales pueden cumplir con las normas legales, pero esto es solamente una parte de esta madeja, pues resulta primordial tomar en consideración estudios muchos más serios que garanticen como factor fundamental el respeto del entorno social y cultural de los territorios que se intervienen.

Son buenas las luces presentadas por el actual Gobierno al no aprobar el Proyecto de HidroAysén, sin embargo esto representa solamente la punta del iceberg, pues existe una cantidad importante de otros proyectos que están en evaluación, haciendo que de alguna u otra forma vuelvan a aparecer estos Highlander, esto porque, se rehúsan a morir, no porque tengan vida eterna, sino que porque se les ha permitido inmiscuirse de alguna u otra forma en el país, queriendo mostrar las cualidades de esa industria como la panacea, que resuelve todos los problemas de abastecimiento energético.

Por otro lado se da la existencia de la llamada Agenda de Energía esbozada por el Ministro de Energía  Máximo Pacheco, la cual basa su estrategia en tres criterios que quieren  apuntar hacia la sustentabilidad del sistema energético de Chile, los cuales son:  la ordenación territorial energética a nivel regional, innovación y crecimiento, y finalmente habla del eficiente uso de la leña.  Pero la evidencia empírica obtenida hasta el momento, señala que se necesita muchas más acciones concretas para hablar verdaderamente de sustentabilidad, prueba de ello, es la meta de incrementación de las ERNC que se planteó en Septiembre del año pasado, donde se propone aumentar en 20% a nivel nacional este tipo de energías hacia el año 2025, lo que claramente resulta insuficiente si se quiere hablar en serio de sustentabilidad.

No saca nada un país con proyectarse a ser desarrollado, tener un Producto Interno Bruto (PIB) en crecimiento, aumentando sostenidamente el ingreso per cápita e ingresar a los clubes exclusivos de países a nivel mundial, si va a seguir exportando materias primas, para después importar productos terminados provenientes de los mismos países del primer mundo a precios mucho más altos.

Tomando en consideración los criterios de sustentabilidad e innovación que se presentan en la Agenda de Energía, Chile hoy tiene la posibilidad de tomar el toro por las astas y atreverse a desarrollar la industria energética, invirtiendo en tecnologías avanzadas, que permitan ocupar de manera eficiente, los recursos naturales que posee.  Con esto tiene la oportunidad de exportar tecnología asociada a la ERNC, abriendo una veta de una industria que se encuentra en pañales en el mundo, y en consecuencia, tomar la delantera y de paso ayudar a disminuir la contaminación en el planeta.

Para que esto sea posible, es necesario no caer en la misma trampa de la acumulación de capitales, por parte de los grandes grupos económicos, para ello se requiere de estrategias que potencien en materia de ERNC a las micro, pequeñas y medianas empresas, con el fin de que realmente se tengan los efectos positivos esperados.  Esto simplemente para evitar que nuevamente las grandes empresas obtengan el poder oligopólico que han mal utilizado hasta hoy en desmedro de los consumidores finales.

Sabemos que Chile es limitado en cuanto al abastecimiento interno de combustibles fósiles, sin embargo, es privilegiado en poseer las condiciones necesarias para desarrollar energías limpias que, sin duda, serán las que marcarán la pauta a lo largo de todo el siglo XXI.

TAGS: Energías Renovables No Convencionales Política Energética Recursos Naturales

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad

Este dilema que tiene la derecha en Chile, no es exclusivo de dicho país. Se repite en otros confines. En EEUU con el partido republicano, donde tienen al Tea Party en su interior, o en España, donde el P ...
+VER MÁS
#Política

El dilema de la derecha: Kast o Sichel

Hay una palabra compleja, y de pronto eso la hace inmensamente bella, la parresía, profundamente explorada por esos viejos atenienses y otros clásicos.
+VER MÁS
#Política

Provoste, centró el centro

Popular

La música tiene importancia como fuente de educación. Marca tiempos y educa generaciones. Influye en la manera en la cual las personas hablan sobre sus ideas.
+VER MÁS
#Cultura

El reguetón como expresión cloacal de una cultura decadente

Si queremos combatir la corrupción, el blanqueo de dinero y la desigualdad global, es imprescindible tener bajo control a los paraísos fiscales.
+VER MÁS
#Economía

De los Offshore Leaks a los Papeles de Pandora

Hay quienes quieren certezas de otra índole, como la seguridad y el combate de la delincuencia, y creen que esto se soluciona apelando a cierto patriotismo, a una política identitaria en que los límites ...
+VER MÁS
#Política

Cuidado con Kast

Se estima que hay alrededor de 70 mil proyectos inmobiliarios que, en vez de realizar sus obras en terrenos sujetos al proceso de cambio de uso de suelo (de rural a urbano), emplazan las construcciones habi ...
+VER MÁS
#Ciudad

La nueva ruralidad