#Justicia

Que a nadie se le prive de la Dignidad humana

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

“Que a nadie se le prive de la Dignidad humana”, fue parte del discurso de Nelson Mandela, ante la Asamblea General de las Naciones Unidas el 21 de septiembre de 1998, haciendo alusión a la Declaración Universal de los Derechos Humanos y que en ese entonces se conmemoraba cinco decenios desde su declaración. Hoy ese mismo mandato, sigue estando vigente, siendo motivo de luchas y reivindicaciones sociales.  


Necesitamos un sistema penitenciario que ponga en el centro el reconocimiento de la Dignidad. Donde se comprenda la reinserción no exclusivamente como la “no reincidencia”.

Escribo Dignidad con mayúscula, por la relevancia que tiene en el marco del reconocimiento del otr@ como sujet@ de derecho, pero como mencionaba anteriormente hay sujetos que a lo largo de la historia han sido despojados de sus derechos humanos, y ejemplo de esto son las personas privadas de libertad.

En el mes de julio, se conmemoran las “Reglas de Mandela” o Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos, que son normas adoptadas por las Naciones Unidas en 1955. Esta normativa establece que los principios fundamentales que rigen las penas privativas de libertad estén en el marco del respeto a la Dignidad humana, que los juicios sean imparciales y que no haya discriminación en las sentencias, que no sean sometidos a tratos inhumanos, crueles y degradantes y más importante aún, que el sistema penitenciario no debe agravar los sufrimientos que implica la privación de libertad y lo que significa “El despojo del derecho de las personas detenidas”.

Estas reglas no conforman una obligatoriedad para los Estados, pero sí se constituyen como estándares básicos para las políticas penitenciarias. En Chile, el sistema penitenciario se encuentra en crisis y es posible dar cuenta que las Reglas de Mandela no han sido integradas. Tenemos un sistema judicial punitivo,  que tiene como base el castigo y altas penas y un sistema penitenciario sobrepasado incapaz de asumir el desafío de la reinserción.

La cárcel no es la solución a la problemática de la “delincuencia”, sino que es la consecuencia de la desigualdad social y a la violencia estructural a la que se encuentran sometidos la población más empobrecida y marginada de nuestra sociedad. Ejemplo de esto es el estudio de ONG ENMARChA, que informa que  70% de las familias usuarias del Abriendo Caminos en Maipú (Programa del Ministerio de Desarrollo Social sobre niñez y familiares encarcelados), vivían en los mismos 3 km2 de la superficie total de la comuna de 135,5 kms2,  sector que coincide con los índices de mayor pobreza y la exclusión.

Sabemos quiénes son los que se encuentran encarcelados y sabemos que sus derechos han sido vulnerados de forma sistemática. La cárcel ha sido la respuesta para los más pobres y excluidos, no para todos quienes delinquen. Por eso necesitamos un sistema penitenciario que resguarde que quienes perdieron la Dignidad por la pobreza y la cárcel puedan recuperarlas, tal como lo proponen las Reglas de Mandela.

Necesitamos un sistema penitenciario que ponga en el centro el reconocimiento de la Dignidad. Donde se comprenda la reinserción no exclusivamente como la “no reincidencia”, sino una reinserción que comprende que la mejor  herramienta para reducir las tasas de delincuencia es entregando a las personas las herramientas que necesitan para vivir vidas más satisfactorias. Una  reinserción como la que apostaba Mandela, la que trata de cambiar una forma de vida y evitar la exclusión social.

La única vía hoy posible para lograr el respeto a la Dignidad y a los Derechos Humanos de las personas privadas de libertad es que los tratados y acuerdos firmados y ratificados por el Estado chileno sean de obligatoriedad y no meras recomendaciones, logrando así evitar que se transformen en una lucha de minorías. Porque tal como dijo Mandela, a nadie se le debe privar de la dignidad humana.

Joan Navarro,  Vocera Ley Sayén

ONG ENMARCHA

TAGS: #Delincuencia #DerechosHumanos #NelsonMandela #SistemaPenitenciario

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica