#Internacional

Una ventana a la vida

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Karina Maya


Ellas y ellos son cuestionamiento. A todos cuestionan, su naturaleza es así, ¡para qué quedarse con la duda cuando tienen tanto por descubrir!.

Cada minuto hay una niña o un niño haciendo ruido, ya sea con un grito, una carcajada, un llanto, decenas de enojos o frustración. Que se escuchen, da cuenta de que están vivas, vivos. Llegaron a este mundo ruidoso a ponerle su toque particular. Cuando una niña o un niño no dice nada, viene el silencio, para algunos puede resultar maravilloso porque la cabeza descansa, para otros, significa quitarle color a la vida.

Las niñas y los niños, son la razón de vivir de un padre o una madre, la alegría de los abuelos, el entendimiento entre generaciones, la sencillez y lo natural.

Ellas y ellos son cuestionamiento. A todos cuestionan, su naturaleza es así, ¡para qué quedarse con la duda cuando tienen tanto por descubrir! Si no encuentran respuesta satisfactoria, no se inmutan, por el contrario, ellas y ellos se responden, disponen de información necesaria para construir aquello que resuelva la inquietud.

También cada minuto hay una niña o un niño sin decir nada. Imposibilitados por su entorno, por quienes se encuentran a su alrededor. El silencio se les ha impuesto como regla, una regla no consensuada. Aquí, la niña o el niño es inferior, carecen de capacidad de decisión, desconocen lo bueno y lo malo, lo que les favorece o necesitan, por lo tanto, alguien adulto debe ser quien decida por él o ella. Así, para que pueda saberse, es imperativo que guarden silencio, el adulto debe hablar.

En los minutos, detrás de esos silencios y los ruidos hay historias no contadas, palabras que no miramos pero que son necesarias para comprender la importancia de la vida, de sus vidas. Es la oportunidad de abrir una ventana y ver lo que ocurre del otro lado, apreciar lo que allí existe, descubrir, sorprendernos, sensibilizarnos y decidir.

Inicio en este espacio invitando a que les demos su tiempo y espacio, ellas y ellos son parte de las sociedades, las regulan y transforman, a veces sin darnos cuenta, conducen destinos. No podemos borrarlos del escenario, ahí están y son indispensables, deben ser valorados, son las semillas, su cuidado puede dar grandes frutos.

Es importante conocerlos, comprenderlos. Tal vez, a través de historias de vida podamos lograrlo. Nuestras sociedades demandan que lo hagamos de manera urgente pues millones de ellas y ellos silenciosamente piden nuestra protección.

Escribo desde México, de donde soy y me encuentro, luego de haber vivido algún tiempo en Santiago. Por lo tanto, las historias serán de niñas y niños habitantes principalmente de la Ciudad de México. Espero que a partir de ellas, podamos reflexionar juntos, juntas. Mirar a través de la venta, reflejarnos y entonces, salir y darles la oportunidad de ser felices.

TAGS: Empatía Infancia Niños

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

El conjunto de las humanidades puestas en el currículo escolar aloja una certeza brutal: sin estas artes y ciencias, se hace más difícil entender la forma cómo enfrentarse a las distintas decisiones de ...
+VER MÁS
#Educación

Sin la Historia, menos libres

Es urgente y necesario -no sólo mantenerla en la enseñanza media- sino también que sea fiel a sí misma como ciencia de las primerísimas causas de las cosas;
+VER MÁS
#Educación

Ser y quehacer de la Filosofía

Ningún gobierno se ha comportado a la altura, luego, nunca se ha tramitado un proyecto de ley para que con el Ombudsman, Defensor del Pueblo en castellano, a la cabeza, los ciudadanos de a pié puedan ser ...
+VER MÁS
#Política

Los discursos ni sirven para combatir la corrupción

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo

Popular

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir