#Internacional

Cuba: (R)evolución permanente

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Cuba, a pesar de sus logros, derivó en un burocratismo que, de hecho, posibilita la restauración capitalista. Entonces, la solución es la de siempre: la (r)evolución permanente. Es decir, la tarea no se limita sólo a acabar con la burocracia sino de recuperar el Estado obrero para así volver a imponer la economía planificada por los trabajadores a través de su propia organización.


Por lo tanto, y de acuerdo a Trotsky, la isla se está convirtiendo en capitalista, en especial a través del imperialismo venido de Europa y Canadá.

Es grave lo que pasa porque estamos a las puertas del mismo proceso que se dio en la Unión Soviética. Cuando el burocratismo arrebató el poder de decisión a los sectores populares, se desarrolló un debate sobre el carácter de clase de ese Estado: ¿cómo definir un régimen en el que ni la burguesía ni el proletariado tenían el control? La posición de Trotsky fue que aquel carácter de clase del Estado “se define por las formas de propiedad y relaciones de producción que el Estado protege y defiende”. Entonces, la URSS era un “Estado obrero degenerado” porque al dominar el estalinismo como ideología, no existía la gestión del gobierno por parte del pueblo aunque sí se habían nacionalizado los medios de producción.

En Cuba este Estado obrero degenerado cede, porque la planificación económica es paulatinamente reemplazada por la economía de mercado que el burocratismo hoy reivindica. Por lo tanto, y de acuerdo a Trotsky, la isla se está convirtiendo en capitalista, en especial a través del imperialismo venido de Europa y Canadá. De hecho, en los últimos 20 años el poder adquisitivo del salario perdió más del 75% de su valor al mismo tiempo que se terminó con el pleno empleo de la fuerza de trabajo. Entonces, estamos ante terribles dramas sociales, similares a las que produjo la restauración capitalista en la URSS y en el Este de Europa. No reconocerlo podría derivar en la pérdida de la revolución con toda su historia de resistencia y dignidad.

No se puede construir la dirección revolucionaria que esté a la altura de las circunstancias para evitar la restauración conservadora, si a su vez no se responde a los problemas de los trabajadores: a la necesidad de enfrentar este plan de ajuste y a la pelea por más libertad. Pero, antes que plantear una oposición radical hacia regímenes como el cubano o contra esos procesos más tibios como el de Argentina, Brasil o Uruguay, deberemos reafirmar el apoyo crítico hacia ellos para así sumar voluntades a nuestro favor. ¿Cómo hacerlo? Ocurre que el discurso del progresismo y de la revolución puede ser aprovechado para crear conciencia sobre la necesidad del cambio real.

Por ejemplo, en Chile se apela al “progresismo” para administrar de la forma más eficiente posible el neoliberalismo, y ello legitima como opción de poder a la derecha. Es decir, si puede existir un gobierno capitalista “eficaz”, ¿quién mejor capacitado para conducirlo que los capitalistas, la derecha? Es lo que nos pasó. Como nunca hubo una transición, la Concertación legitimó a RN y a la UDI como alternativa “democrática”, por lo que son responsables directos del fenómeno Piñera. Pero, este discurso falsamente progresista (que nos insiste en la igualdad, etc), también produjo el surgir del movimiento social que hoy intenta organizarse políticamente para cambiar el país.

Esa es nuestra tarea: desde una oposición tajante en el caso de Chile -precisamente porque el gobierno es neoliberal a más no poder- y a partir de un apoyo crítico hacia Cuba, Argentina y demás, deberemos luchar por radicalizar las contradicciones de esas distintas realidades como estrategia que nos conduce a la democracia de los trabajadores.

TAGS: Cuba Revolución Permanente

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
federico

11 de Noviembre

jajajaja….que cosa mas delirante

Leo

19 de Noviembre

Alfredo, agradezco por poner en la conversación y debate este tema, mucho que nos hace falta preocuparnos de nosotros como sociedad y personas, que en gran medido creo, no se dan el tiempo de informarse y participar en los temas políticos que tanto nos afectan y delimitan en nuestras vidas, arriba los revolucionarios de Chile y del
Mundo, vamos por la revolución !!!!

Ver todos
Ocultar