#Internacional

Crisis global y convulsión colombiana

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

A nivel mundial, el momento actual puede ser caracterizado como un período de generalizados, sucesivos y desintegrados ensayos intergubernamentales por contener los efectos del COVID-19. Estos últimos se combinan con la inacabada clausura hacia los reiterados y expansivos procesos de crisis, dados desde la desintegración del bloque soviético. Hoy, al momento que se identifican nuevas cepas de SARS-COV 2, relucen las contradicciones de la competencia por ‘la mejor administración’.

En tal marco, podemos comprender las tendencias expresadas en los recientes comicios electorales de Madrid, Perú y Ecuador; la persistente tensión en las relaciones sino-americanas; y la nueva escalada del conflicto palestino-israelí. La totalidad de fracciones políticas del globo se encuentran en abierto combate por constituir sus fórmulas como hegemónicas, lejos de dar salida a un escenario particularmente complejo e inestable.


La reforma tributaria sirvió como ‘chispa que incendió la pradera’. En lugar de promover el crecimiento macroeconómico rompió la frágil estabilidad social, en medio de un ciclo de rebeliones anti-neoliberales en América Latina

En este reporte presto especial atención a lo que ha sido calificado como un estallido social en Colombia. Si bien su incubación puede leerse como una prolongación del movimiento de noviembre del 2019, su propagación se da en un cuadro de inconsistente y errática gestión gubernamental ante la pandemia. Las últimas décadas han estado marcadas por los triunfos electorales de la centro derecha en dicho país. Ello ha ido acompañado de una neutralización de la guerrilla y robustecimiento del narcotráfico. Tal es la antesala de las reformas de liberalización económica, no acompañadas con programas de asistencia social.

Si bien se ha reducido la pobreza en términos absolutos, el desempleo e informalidad laboral, indigencia, delincuencia y conflictividad han aumentado en los últimos años. Tales son las principales vulnerabilidades de los entornos pro-mercado y de austeridad fiscal, sistemáticamente exteriorizadas por el COVID-19. Ello ha justificado la adopción de paquetes redistributivos, por parte de ciertos gobiernos, incrementando el gasto y endeudamiento público, y en casos concretos también la inflación.

De ahí la búsqueda de mecanismos para fortalecer las arcas fiscales. En las condiciones actuales se apunta usualmente hacia gravámenes tributarios para grandes empresas. Desincentivando la inversión, esto promueve la ‘fuga de capital’ y la competencia interestatal por atraer capitales golondrina. Esto permite descifrar las maniobras de Hacienda en Colombia, tendientes a construir un clima pro-empresarial. No obstante, demostrada queda su incompatibilidad con el recrudecimiento en curso del nivel de vida de la población.

La reforma tributaria sirvió como ‘chispa que incendió la pradera’. En lugar de promover el crecimiento macroeconómico rompió la frágil estabilidad social, en medio de un ciclo de rebeliones anti-neoliberales en América Latina. La represión policial desplegada por el gobierno operó también como un verdadero acelerador de partículas. Impulsando los ánimos combativos del pueblo, propició la creación de espacios deliberativos, símbolos, consignas y mártires. La deslegitimación del aparato institucional queda contenida en el ‘Fuera Duque’.

Ante la violencia surgen grupos de choque entre sectores populares y de capas medias —propietarias del pequeño comercio, latifundio y transporte. Todo empeora con los casos de insubordinación uniformada, abriéndose investigaciones por vulneraciones de protocolo y violaciones a derechos humanos. Mientras las cifras oficiales de heridos llegan a un millar, se cuentan casi medio centenar de muertos. El apoyo internacional se disipa, y el Ejecutivo busca respaldo en un igualmente debilitado Congreso.

El ‘Gran Diálogo Nacional’, tendiente a evitar la renuncia del Presidente y frenar los rumores de ‘autogolpe’, reducidas posibilidades tiene de éxito. Si bien su contenido se encuentra en un paquete económico de descompresión, su falta de garantías conjetura una escalada del conflicto. La principal figura de la movilización es el ‘Comité del Paro’, compuesto por organizaciones de diverso carácter social. Sin embargo, la movilización desborda sus parámetros, siendo sólo el transcurso de los hechos el que permitirá determinar el desenlace de la rebelión en Colombia.

El desarrollo y composición del movimiento revitaliza la discusión sobre el carácter ‘rizomático’ —por sobre ‘arborescente’ (Guattari)— de la protesta social contemporánea. Asimismo, la actuación del Gobierno cuestiona la viabilidad de implementar medidas pro-empresariales en contextos de crisis y pauperización. Además justifica el debate sobre la necesidad de lograr salidas coordinadas transnacionalmente, considerando las contradicciones actuales de la globalización. Más a propósito del progresivo ascenso de proyectos nacional-populares, portadores de tendencias desglobalizantes, que amenazan al combate coordinado ante problemas mundiales.

Comportamiento COLCAP entre Octubre 2019 y Mayo 2021. Fuente: Investing.com

TAGS: Colombia Descontento Social

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

Un fenómeno cósmico como este no se puede planificar, no se venden entradas para mirar el cielo nocturno. Sólo los más escépticos han permanecido ajenos, todo el resto anduvimos, al menos por un corto ...
+VER MÁS
#Sociedad

La Aurora de Magallanes

Los parlamentarios y parlamentarias, al momento de legislar deben adecuar la legislación interna a los estándares internacionales de derechos humanos y garantizar que no se vulneren los derechos fundament ...
+VER MÁS
#Justicia

Sobre el uso de la fuerza: ¿desproporcionada y con disparos al rostro?

La buena noticia es que aún hay tiempo para impedir que las cosas empeoren aún más, siempre y cuando se comience a actuar ahora y para que el perdón sea sincero, debe ir acompañado por la acción
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Debemos pedir perdón a los niños y jóvenes

Los retos siguen coexistiendo cuando aún no se superan el trauma de las violaciones a los DDHH acontecidas durante la dictadura. Y, uno de esos, es que los DDHH no sea palabra de discurso populista y etér ...
+VER MÁS
#Sociedad

Derechos Humanos: en la medida de lo posible

Popular

La buena noticia es que aún hay tiempo para impedir que las cosas empeoren aún más, siempre y cuando se comience a actuar ahora y para que el perdón sea sincero, debe ir acompañado por la acción
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Debemos pedir perdón a los niños y jóvenes

Los retos siguen coexistiendo cuando aún no se superan el trauma de las violaciones a los DDHH acontecidas durante la dictadura. Y, uno de esos, es que los DDHH no sea palabra de discurso populista y etér ...
+VER MÁS
#Sociedad

Derechos Humanos: en la medida de lo posible

Los sondeos políticos han de tomarse con la cautela de la razón y el soporte de la duda. Cuando hablo de duda, no entiendo endilgar acusaciones simplistas de manipulación de datos, sino de asumir las enc ...
+VER MÁS
#Política

Realidad e ilusión de las encuestas

En democracia no existe el dilema entre libertad y seguridad. Tenemos derecho como ciudadanos, a exigir que el Estado de Chile y sus instituciones nos garanticen a todos, paz y seguridad para desarrollarnos ...
+VER MÁS
#Sociedad

Libertad y seguridad