#Política

La revuelta social de Chile de 2019, una lectura desde los lazos sociales

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La revuelta social de 2019 ha sido uno de los hitos más relevantes que han acontecido en los últimos años en el país. Desde los medios de comunicación, tertulias políticas, think thanks y académicos/as han intentado producir un diagnóstico respecto a las causas de este malestar y las consecuencias del mismo. Así, de los argumentos más esgrimidos, por toda la anterior variopinta anteriormente mencionada, se puede decir que las causas de dicho malestar son las desigualdades groso modo, en todo orden de situaciones de la vida cotidiana: desde las pensiones, la salud, educación, salarios, etc. Dentro de esta amalgama de desigualdades, verdaderas, por cierto, también se esgrime la falta de derechos sociales o, más específicamente, la exigencia de que se respeten los derechos sociales, también, en todas las esferas de la vida cotidiana. Todo esto, subyugado a las consecuencias nocivas y perversas del “sistema” neoliberal imperante en todo el planeta, la falta de calidad de vida y la falta de dignidad, pues, son atribuidos al mismo. De esta manera, se presupone, o se esgrime a nivel discursivo mediático y desde casi todos los sectores políticos y, también, desde la Academia, que lo que la “gente” desea es cambiar de modelo.


La situación del malestar social de Chile de 2019 no es que la “gente” quiera cambiar de modelo, sino que, hay que considerar una mayor democratización del lazo social

Lo que quiero plantear aquí es una lectura crítica sobre los argumentos utilizados para comprender lo que sucedió el 2019. Mi impresión, tomando como referencias a los sociólogos/as Kathya Araujo, Danilo Martuccelli y el rector de la Universidad Diego Portales Carlos Peña, es que más que tratarse de que las personas quieran un “cambio de modelo”, lo que ocurre en Chile se trata de tres puntos importantes, que explicaré sucintamente:

1) El primero tiene que ver con el lazo social existente en este país, donde la demanda por una mayor horizontalidad y trato, independiente de origen, es transversal. Esto se relaciona con el proceso de democratización pos dictadura en el cual, precisamente, el ideario de justicia e igualdad construido, dista bastante de lo que se vive y se siente todos los días.

2) El segundo punto tiene que ver con la ambivalencia propia de los procesos de modernización capitalista donde, por un lado, nunca las condiciones materiales de existencia (y, por ende, uno de las fuentes de goce del “sistema”, el consumo) habían sido mejores, es decir, grupos sociales que antes no tenían acceso a prácticamente nada material, que solían ser bienes simbólicos de élite, ahora ya no es así. Pero, por otro lado, la sensación de desasosiego, de desesperanza de no pertenencia a ningún grupo social y de que los proyectos individuales de vida no puedan ser llevados a cabo por falta de apoyo institucional es abundando y cómo no, produce muchísimo malestar.

3) Tenemos las altas expectativas de vida generalizadas y el poco o nulo reconocimiento del ideario del mérito personal y, quizás, éste sea un punto muy controvertido en Chile. Las altas expectativas de vida, de los proyectos personales individuales, anclados en la idea liberal de que mediante el esfuerzo y la perseverancia se puede alcanzar un mayor bienestar personal y social, no se ven “recompensados”, no son reconocidos por los pares ni por las instituciones. Más bien, lo que impera son los “pitutos”, o las redes sociales de conocidos/as. En las sociedades moderas más equitativas, el mérito es una forma de dirimir quienes “merecen” estar o no donde están, no por el origen, sino, por lo que argumentamos, por su esfuerzo y capacidades personales. Pero, no obstante, aquello, tendría que existir una base de oportunidades mínimas para que ese mérito pudiese operar y en Chile ello no se produce.

Por lo tanto, la tesis y la reflexión que propongo es que la situación del malestar social de Chile de 2019 no es que la “gente” quiera cambiar de modelo, sino que, hay que considerar una mayor democratización del lazo social, las ambivalencias de los goces y problemáticas del sistema en el que vivimos y por el reconocimiento del mérito y el amparo institucional que deben tener los proyectos individuales de vida, que conlleva, también, a proyectos sociales colectivos.

TAGS: #Desigualdad #EstallidoSocial Descontento Social

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad

Este dilema que tiene la derecha en Chile, no es exclusivo de dicho país. Se repite en otros confines. En EEUU con el partido republicano, donde tienen al Tea Party en su interior, o en España, donde el P ...
+VER MÁS
#Política

El dilema de la derecha: Kast o Sichel

Hay una palabra compleja, y de pronto eso la hace inmensamente bella, la parresía, profundamente explorada por esos viejos atenienses y otros clásicos.
+VER MÁS
#Política

Provoste, centró el centro

Popular

Si queremos combatir la corrupción, el blanqueo de dinero y la desigualdad global, es imprescindible tener bajo control a los paraísos fiscales.
+VER MÁS
#Economía

De los Offshore Leaks a los Papeles de Pandora

Hay quienes quieren certezas de otra índole, como la seguridad y el combate de la delincuencia, y creen que esto se soluciona apelando a cierto patriotismo, a una política identitaria en que los límites ...
+VER MÁS
#Política

Cuidado con Kast

Si el prestigio y credibilidad de las Instituciones ya venían cuesta abajo antes de conocerse los Pandora Papers, el aporte del Presidente Piñera es despejarles el camino para que sigan rodando.
+VER MÁS
#Política

Pandora Papers y algo más

Se estima que hay alrededor de 70 mil proyectos inmobiliarios que, en vez de realizar sus obras en terrenos sujetos al proceso de cambio de uso de suelo (de rural a urbano), emplazan las construcciones habi ...
+VER MÁS
#Ciudad

La nueva ruralidad