#Género

Mujer, educación y conciliación en tiempos de Covid-19

11 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Quisiera visibilizar algunos puntos relevantes a tener en cuenta en términos de conciliación vida laboral- familiar, el proceso educativo de tantos niños y niñas y el actual rol de las mujeres, tanto como madres, cuidadoras, tutoras  y/o como profesoras.

El primero, se refiere a la (ya conocida) difícil conciliación de la vida laboral y familiar. La incorporación creciente de la mujer al mercado laboral ha tenido un impacto evidente en la estructura de las familias chilenas. Según los datos de la OCDE (2019), en Chile hay un 54,9% de las madres que tiene un empleo, dentro de este porcentaje, el 41,3% de ellas tiene un trabajo a tiempo completo y sólo un  13,2% trabaja a tiempo/ modalidad parcial.


Es necesario avanzar en nuevas dinámicas que favorezcan la colaboración y la corresponsabilidad de las labores domésticas, de crianza y educativas, propiciando mecanismos que vayan entendiendo estas labores desde un enfoque colectivo y social, y no desde la individualidad materna.

El segundo punto hace referencia a la feminización de la responsabilidad en la educación de los hijos y el trabajo doméstico. Según evidencia la encuesta nacional de Uso del Tiempo (2015), la carga global de trabajo femenina es mayor a la masculina, las mujeres destinan en promedio más del doble de horas que los hombres en el trabajo no remunerado y/o doméstico. Esto incluye el apoyo en las tareas propias del proceso educativo de los niños y niñas.

A los puntos anteriores, se le suma la priorización actual del teletrabajo y el cierre de centros educativos a raíz de las medidas que se han tomado por el desarrollo del Covid-19. Este contexto pone aun más tensión en un tema que afecta directamente el equilibrio y bienestar familiar.

 Tercero, el sector de la educación en Chile es uno de los sectores con mayor cantidad de mujeres. Según las cifras del Ministerio de Educación, cerca del 70% de los y las docentes son mujeres. Este contexto pone a las mujeres en un rol central en la formación, tanto como madres que acompañan y están intentando guiar académica y emocionalmente a sus hijos/as en casa, como también aquellas que trabajan a la distancia por seguir educando a sus alumnos/as.

Cuarto, surge el desafío que representa esta nueva “educación a distancia de emergencia” (Cobo, 2020), y que implica nuevas formas – tanto para las familias en lo referente a acompañar a sus hijos, como para los profesores y profesoras- de enseñar, formar y evaluar en tiempos de Covid-19. Los y las profesoras deben crear nuevas actividades, aprender y usar nuevas tecnologías así como incorporar herramientas de enseñanza que permitan que los estudiantes avancen en los conocimientos (considerando el contexto y ajustando expectativas) al mismo tiempo, y muy prioritariamente, resguardando el bienestar emocional de los niños y niñas.

Estos cuatro elementos hacen relevante visibilizar del rol de la mujer en el proceso educativo actual, con la intención de avanzar en estrategias y en medidas que propicien la conciliación vida laboral-familiar, considerando el aumento de carga que significa ejercer los roles de crianza, educación y trabajo doméstico en este contexto.

Ahora, ¿cuál es la forma de avanzar en una mejor conciliación de vida laboral y familiar? Hay que hacerse cargo de esta nueva realidad y generar orientaciones que fomenten la equidad de género de manera literal y clara por parte de los distintos actores que generan orientaciones: tanto para acompañar, como para enseñar.

Hoy tenemos una oportunidad, ya que la “educación a distancia de emergencia” no pretende ser un equivalente a la escuela (o no debiera pretender serlo). Este contexto nos permite aprender a través desde otras formas: desde las conversaciones,  la vida cotidiana, labores domésticas, asumir y aprender de las responsabilidades, generar rutinas y ejercer nuevos roles.

Por eso, el llamado es a mirar esta nueva realidad con la conciencia del papel de diversas experiencias de mujeres en este contexto y tomarlo como una gran ocasión para avanzar decididamente en la flexibilizacion de los roles tradicionales y en la equidad de género. Tal y como lo muestra la evidencia internacional, en países como Suecia o Canadá; seguramente tendrá un impacto en el bienestar de las familias y especialmente en las mujeres.

Es necesario avanzar en nuevas dinámicas que favorezcan la colaboración y la corresponsabilidad de las labores domésticas, de crianza y educativas, propiciando mecanismos que vayan entendiendo estas labores desde un enfoque colectivo y social, y no desde la individualidad materna. Por qué es justo y por los enormes efectos positivos que estas prácticas trae a las sociedades que la aplican: mejora del bienestar subjetivo, aumento de la natalidad, estabilidad laboral, mejora de vínculos afectivos entre padre e hijos, entre tantos otros.

 

TAGS: #Coronavirus #DesafíosDeLaEducación Mujeres Roles

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
anysur

15 de Mayo

Has olvidado incluir hogares monoparentales, hay un gran porcentaje de madres solteras en nuestro pais, jefas de hogar, trabajadoras….etc., no se si esta educación a distancia de emergencia, considera sus múltiples dificultades, las esta acompañando y apoyando.

15 de Mayo

Precisamente en ellas está inspirada la columna, tal como lo menciona el primer párrafo, el rol de la mujer como madre, cuidadora, tutora, profesora. Mujeres que ejercen los múltiples roles y la carga que ello implica.
Saludos!

Macarena Palominos

15 de Mayo

Interesante querida, sin duda la necesidad de visibilizar la labor de las mujeres hoy resurge en medio de una crisis sanitaria que reorganiza sistemicamente la ya sobrecargada vida de las mujeres, madres, trabajadoras.
Resulta aún más terrible ver como entre un mismo género se encegece la empatía desde madres apoderadas hacia madres educadoras. Triste, pero cierto.

16 de Mayo

Maca, es cierto, todos tenemos que avanzar en ver y concientizar este tema. Lo que les pasa a las mujeres también se produce por la necesidad de avanzar en un mundo hostil, que nos da poco espacio. Falta solidaridad de género, es cierto. Pero también hemos estado inmersas en un mundo que nos obliga a competir. Por ello es necesario avanzar a que este tema sea de responsabilidad social y colectiva, y eso incluye a hombres y mujeres. Abrazo!

Danill

17 de Mayo

“La flexibilización de los roles tradicionales en la equidad de género” se viene dando hace unos años, lamentablemente la violencia intrafamiliar, se presenta en alza y esto también es un factor que impide en muchos casos, que esta “equidad” sea real y genuina en su esencia. Quizás para sumar como factor dentro de las próximas publicaciones. En verdad fue muy interesante.

17 de Mayo

Muchas gracias por comentar. La violencia de género y su impacto hoy, es un tema en si mismo. Claramente de mi interés para investigar. Ahora, lo que habría que preguntarse es si es causa o concecuencia de los roles tradicionales de género.
Miraré las cifras de países que han implementado buenas medidas de conciliación y cuánto ha influido en los índices de violencia.
Saludos!

17 de Mayo

Gracias por comentar. La violencia de género es un tema en sí mismo. Ahora, es causa o consecuencia de los roles tradicionales de género? Yo creo que es mas bien consecuencia. Igualmente es interesante mirar lo que sucede en países que tienen políticas de equidad de género y la evolución de la violencia de género. Gran tema para una próxima publicación. Saludos!

Carmen Gloria Opazo Quiroz

17 de Mayo

Muy buena columna. Precisa y contundente. Entrega datos pero se conecta con el sentir. Tema totalmente ausente de la política pública. Por su ausencia será un gran problema de salud mental en el futuro cercano.
Muy buen aporte.

17 de Mayo

Gracias Carmen Gloria por tu comentario. Claramente es un momento crítico para visibilizar estos (y otros temas relevantes) y pensar en políticas públicas que permitan tener una mejor calidad de vida. Este era un tema relevante antes del Covid, pero a raíz de éste, los efectos negativos de la escasa conciliación, tendrán como tú dices, impacto negativo en el bienestar de las familias y especialmente de las mujeres. Además de gatillar problemáticas complejas como por ejemplo el aumento de la violencia de género a raíz del confinamiento o cuarentena.

Elisa

18 de Mayo

Interesante artículo. Siento que cómo madres tenemos responsabilidad en la “flexibilización de los roles tradicionales”. En contexto de cuarentena, tenemos una tremenda oportunidad de sensibilizar a nuestros hijos respecto de la equidad de género, educarlos y guiarlos hacia la corresponsabilidad de roles, en distintos contextos de la vida,no solo en el hogar.

19 de Mayo

Si Elisa, tenemos responsabilidad. Pero es necesario un conocimiento, sensibilización y responsabilización de estos temas a nivel social. Es importante generar y formalizar mecanismos formales que permitan que estos roles evolucionen. No podemos ser las únicas responsables de cambiar un sistema patriarcal que viene desde el Paleolítico. Esa responsabilidad no podemos ponerla sobre nuestros hombros. Por eso es relevante conocer, debatir, investigar y por parte de los cientistas sociales mostrar evidencia científica del impacto que tanto los roles tradicionales tienen en la sociedad como el impacto que tiene la flexibilización de éstos. Un abrazo.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Ahora es preciso saber gestionar el triunfo, cómo se logra representar y encauzar un proceso impulsado por el estallido social y que es más propiedad de la ciudadanía que de los partidos.
+VER MÁS
#Política

Capitalizar institucionalmente triunfo del Apruebo

Chile despertó en las poblaciones. Las gráficas de los muros que marcaban los territorios de las barras bravas, ahora gritan dignidad. La letra de la música urbana ya no va sexualizada, ahora clama justi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chile, la revuelta continúa

Como pocas veces se puede afirmar, el pueblo habló, con contundencia, claramente. No hay espacio para dobles lecturas.
+VER MÁS
#Política

Un plebiscito cuyos resultados pocos imaginaron

El Chile que se debe construir es una sociedad sin racismo sin discriminación, sin clasismo y sin extremismos violentos donde la equidad y justicia social sea parte de la misión y visión de una Carta Magna.
+VER MÁS
#Política

Reflexiones sobre mis razones para votar Apruebo.

Nuevos

Ahora es preciso saber gestionar el triunfo, cómo se logra representar y encauzar un proceso impulsado por el estallido social y que es más propiedad de la ciudadanía que de los partidos.
+VER MÁS
#Política

Capitalizar institucionalmente triunfo del Apruebo

Chile despertó en las poblaciones. Las gráficas de los muros que marcaban los territorios de las barras bravas, ahora gritan dignidad. La letra de la música urbana ya no va sexualizada, ahora clama justi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chile, la revuelta continúa

Como pocas veces se puede afirmar, el pueblo habló, con contundencia, claramente. No hay espacio para dobles lecturas.
+VER MÁS
#Política

Un plebiscito cuyos resultados pocos imaginaron

El Chile que se debe construir es una sociedad sin racismo sin discriminación, sin clasismo y sin extremismos violentos donde la equidad y justicia social sea parte de la misión y visión de una Carta Magna.
+VER MÁS
#Política

Reflexiones sobre mis razones para votar Apruebo.

Popular

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad