#Educación

Todo Chile al pizarrón mirando el siglo en que vivimos

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

¿Cómo debiera ser la escuela de este siglo ? La escuela debiera emocionar, atraer, encantar, entretener, acompañar y orientar a los niños, tratando de ser lo menos invasiva posible, para que puedan vivir la maravillosa aventura de aprender por sí mismos.

En los años 2006 y 2011, el movimiento estudiantil puso en cuestión el modelo educacional chileno. La comunidad, en todos sus niveles, debiera preguntarse acerca de los fines de la educación. Por mi parte, reivindico que el fin último de la educación es la felicidad y en torno a este objetivo debiera dibujarse el nuevo paisaje de la educación de nuestro país.

Otra pregunta imprescindible es si la educación actual sirve a los niños de hoy. Por tanto, cabe hacernos la siguiente pregunta:
¿Cómo son los niños de hoy?

Son inquietos, a veces hiperactivos; usan triple pantalla simultáneamente ; piensan en hipertextos; aprenden haciendo; autónomos; lúdicos, a través de los videojuegos desarrollan el sentido lógico, enfrentan distintos grados de dificultad y resuelven problemas. Son en definitiva nativos digitales. Tienen un desarrollo neuronal y emocional distinto; silenciosamente ruidosos, conciben el error como un detalle dentro del aprendizaje, y su relación con los mayores son horizontales y son amigos de los amigos y del mundo virtual.

¿ Y cómo es la escuela de hoy, en los diversos espacios geográficos, sociales y culturales? La escuela de hoy no da cuenta con las características descritas de los niños y menos de su entorno. La escuela de hoy es aburrida, homogeneizante, punitiva, y principalmente, responde a un mundo del siglo pasado. El curriculum imperante está basado en objetivos, donde las bases institucionales son los contenidos y sus paredes refractarias son el conductismo y la memoria de corto plazo.

¿ Cómo debiera ser la escuela de este siglo ? La escuela debiera emocionar, atraer, encantar, entretener, acompañar y orientar a los niños, tratando de ser lo menos invasiva posible, para que puedan vivir la maravillosa aventura de aprender por sí mismos.

Los indicadores

Un tema aparte son los indicadores. Casi al final del año escolar 2013, con el SIMCE, el movimiento estudiantil nos sacó a todos y a todas al pizarrón para preguntarnos acerca de la utilidad efectiva . Desde mi perspectiva, el SIMCE es “la cola que mueve el perro”, subordinando el curriculum, la escuela, la comunidad escolar y el país en búsqueda de los resultados esperados. Por ello, debemos procurar que la escuela responda a los intereses de los niños y niñas de hoy.

En síntesis, el curriculum instalado, en Chile, busca resultados para verificar “la inversión” más que medir la calidad. Por ello, la escuela se enajena por subir los puntajes en el SIMCE.

Desde la Escuela Internado G -35 de Visviri de la Región de Arica y Parinacota hasta la escuela F-50 de Villa las Estrellas de la Región de Magallanes y la Antártica de Chile, tienen el mismo curriculum diseñado, planificado, organizado, administrado, controlado y medido por el nivel central. En el SIMCE las escuelas compiten de la misma manera, como si las 15 Regiones, 54 provincias y 345 comunas fueran idénticas.

Pensando en la enseñanza media deberíamos cuestionar el orden establecido en torno a la educación humanista científica. Puesto que hoy no es ni humanista, ni científica. ¿Qué pasaría si en lugar de ordenarse en torno a la separación, se organizara en base a proyectos, vinculados a los gustos, habilidades, talentos y emociones de los adolescentes, con un mayor énfasis en la colaboración y la tecnología? ¿Y si en la educación terciaria sus modelos curriculares fueran de corta duración, 3 años y basado en competencias, conectados con prácticas colaborativas, buscando agregar valor?

Estamos convocados a conversar, a debatir, a escucharnos de manera empática, y dispuestos a llegar acuerdos, desde la mirada de los niños y niñas de hoy, considerando su diseño neuronal y las permanentes innovaciones de las tecnologías.

Ahora debemos salir todos al pizarrón (o a las pizarras interactivas) a responder las preguntas que nos han puesto los estudiantes de nuestro país y a proponer otras nuevas interrogantes que nos permitan avanzar hacia una educación del Siglo XXI.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Leticia

08 de Enero

Buenisimo tu empeño por tratar de innovar en lo complejo de la
Educación Chilena.
Te has ganado mi estima y agrado de saber que existes

Let”

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
La profundización democrática exige provocar un momento constituyente distinto a la lógica de competencia y marketing electoral establecido
+VER MÁS
#Sociedad

Desborde de la multitud y cause constituyente

La democracia moderna -como la antigua de Aspacia y Pericles- arrancó como un intento de ensanchar la sociedad civil y de incorporar a más personas en el espectro de los libres e iguales.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Rescatando la fraternidad

El triunfo del 25 de octubre ha sido un logro del pueblo movilizado, de la ciudadanía plena, fueron jóvenes estudiantes saltando torniquetes, trabajadores y sindicalistas paralizando las faenas, fueron lo ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Somos una nación despierta que se levanta

Con su muerte, a mediados de los 2000, no sólo desapareció el personaje, sino que también se fueron diluyendo los relatos que daban coherencia, cohesión, rigidez y estabilidad a los bloques políticos.
+VER MÁS
#Política

¿Cuál es el relato político después de Pinochet?

Nuevos

La profundización democrática exige provocar un momento constituyente distinto a la lógica de competencia y marketing electoral establecido
+VER MÁS
#Sociedad

Desborde de la multitud y cause constituyente

La democracia moderna -como la antigua de Aspacia y Pericles- arrancó como un intento de ensanchar la sociedad civil y de incorporar a más personas en el espectro de los libres e iguales.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Rescatando la fraternidad

El triunfo del 25 de octubre ha sido un logro del pueblo movilizado, de la ciudadanía plena, fueron jóvenes estudiantes saltando torniquetes, trabajadores y sindicalistas paralizando las faenas, fueron lo ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Somos una nación despierta que se levanta

Con su muerte, a mediados de los 2000, no sólo desapareció el personaje, sino que también se fueron diluyendo los relatos que daban coherencia, cohesión, rigidez y estabilidad a los bloques políticos.
+VER MÁS
#Política

¿Cuál es el relato político después de Pinochet?

Popular

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad

Hoy en día, tenemos al alcance otros artefactos, distintos canales y una generación de ciudadanos impetuosos y concientes de colaborar con su trabajo comunicacional e informativo
+VER MÁS
#Medios

´El otro disparo` y su justificación social