#Educación

SIMCE o el canibalismo académico

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Necesitamos instrumentos de evaluación acordes a los procesos identitarios de los colegios, acordes a cada realidad educativa, no diferenciándola en una bolsa de resultados sino que integrando los mejores resultados con los más bajos en un proceso de años. No nos interesa que los doctorados y magísteres inunden nuestras escuelas, aun cuando pocos de ellos le den valor al proceso educativo, con revitalizaciones sectarias o partidistas de cuantificación de la persona.

Había un contexto social en el que el Sistema de Medición de la Calidad de la Educación (SIMCE) servía, hoy ya no. Y los que estamos en aula, los que nos zambullimos en la realidad educativa, donde las papas queman y resuenan, lo entendemos a la perfección. Dejó de cumplir las expectativas, dejó de ser un producto de un proceso, para convertirse en una suerte de canibalismo académico, único fin para lograr los objetivos: hay que medir sólo a los buenos con tal de recibir el tan ansiado bono de excelencia académica. Los resultados pueden variar de un año a otro, el colegio de 250 en un año al otro obtiene 251 y tiene excelencia, así de simple. Que respondan los colegios particulares subvencionados sobre resultados en el SIMCE, les aseguro que en la balanza los municipales rasguñan. Los particulares se eximen, están en otro país.

El canibalismo académico consiste en resguardar intereses económicos y sociales de un establecimiento en pos de la división de clases. No interesa el proceso, no interesa el cómo, interesa sólo el resultado, a como dé lugar el resultado primará a la hora de la evaluación.  Usted sabe, la educación es un proceso que nunca se acaba, pero en el colegio tiene un rango de competitividad y si el alumno y alumna está bajo ese yugo sin dar cuenta del curriculum oculto del establecimiento ya se puede imaginar quienes son los que administran esa institución y qué fines quieren para la escuela. Al fin y al cabo, hay que discriminar y el SIMCE es una de las tantas maquinarias para diferenciar los buenos de los malos.

El método primario del SIMCE es enviar al alumno o alumna de bajo rendimiento para la casa con tarea el día del examen. La mayoría de los colegios medios con buenos resultados lo hace, basta revisar la asistencia de 35 alumnos regulares en los meses anteriores al examen para que el día de rendición aparezcan 20. Magia del sistema. El ministerio lo sabe, pero necesita validarse ante la comunidad, ante una sociedad que le premiará o le condenará por los resultados y a su tan vilipendiada burocracia administrativa. No es majadero repetirlo, somos la contradicción de los sistemas de medición internacionales, no porque estemos en el lugar 340, sino más bien porque no podemos comparar a un sistema muerto con otro doblemente vivo.

El método esencial del SIMCE es tener al alumno (a) aprisionado con exámenes regulares y permanentes durante el año, aparte de los que realiza en todas las asignaturas y así prepararlo para el mes de noviembre, fecha clave del examen. Da para otro artículo la fecha de rendición de examen. Pero, ¿por qué pretender realizar exámenes antes de la rendición del SIMCE cuando es de primera necesidad evaluar a los alumnos in situ y sin antecedentes sobre contenidos para tener un resultado mucho más objetivo? Todos sabemos que con entrenamiento tendremos buenos resultados, qué duda cabe, pero ¿qué pasa con los que se entrenan y no lo obtienen? Quedan en el tintero. Es entonces cuando este sistema de evaluación de la calidad de la educación queda huérfano e inutiliza su función.

Automáticamente niega toda posibilidad de crecer digna a cualquier institución fuera de los resultados, porque ahora todo es medible. Medible. Que ostentosa sigla nos tacha de malos y buenos en educación.

El método final del SIMCE es separar y ordenar a quienes poseen una mejor oferta académica o escolar a sabiendas del oportunismo de los resultados y no de un proceso elemental de integración educativa: los doce años. No se mienta, las palabras del Ministro sobre los nombres en inglés no están lejanas a la realidad. Así, una institución educativa pasa de ser la peor a la mejor, o viceversa, de un mes a otro, de un año a otro, y así sucesivamente. Problemas del sistema se preguntará usted. No, para nada, los intereses económicos son gigantes y es difícil ignorarlos.

Necesitamos instrumentos de evaluación acordes a los procesos identitarios de los colegios, acordes a cada realidad educativa, no diferenciándola en una bolsa de resultados sino que integrando los mejores resultados con los más bajos en un proceso de años. No nos interesa que los doctorados y magísteres inunden nuestras escuelas, aun cuando pocos de ellos le den valor al proceso educativo, con revitalizaciones sectarias o partidistas de cuantificación de la persona. Necesitamos instrumentos humanizadores que tengan y lleven consigo la inclusión con sistemas más reales y acordes a nuestro país. No sacamos nada con compararnos con Finlandia o Noruega, pero si podemos tomar prestados sus métodos de enseñanza y aprendizaje para acomodarlos a nuestra realidad.

Necesitamos escuelas que sean reflejo de nuestra sociedad mestiza y trabajadora, no de instrumentos cuantificadores que nos cosifican y nos separan. Por ello, romper con el maleficio de este SIMCE canibalesco es fundamental para el desarrollo de nuevos objetivos y metodologías que hablen de lo nuestro y que traigan nuevamente a ese normalismo que nos enseñaba para la vida y a ese director que era nuestro amigo en pos de un colegio más sano.

El SIMCE segrega, cuantifica y anula cualquier disposición educativa, independiente de la problemática económica que también es constante; el SIMCE crea el método punitivo de enseñanza y en educación, los resultados, en cada ciclo, necesitan de espacio y tiempo, pero este instrumento no da oportunidad porque desde 1988 no ha habido reforma que lo reformule y lo inutilice ni ministerio que sea consciente de que el contexto es otro y la sociedad más diversa.

————-

Foto: multisanti / Licencia CC

TAGS: #SIMCE

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

10 de junio

Muy de acuerdo con tus observaciones.

Creo que es necesario partir de una base común y elemental para construir la solución: así como vamos estamos empeorando; debemos corregir el rumbo.

La pregunta subyacente es ¿queremos educarlos a todos (igual)?

Yo opino que si (igual). Para eso, definir un currículo estable, y q no se preste a cambios para darle pega al empleado de turno, es fundamental . Mínimo que dure una generación: 12 años. Y esa base enriquecida en cada escuela de acuerdo con su realidad y respuesta local.

De las evaluaciones hemos hecho un fin en sí mismas. Las tenemos por montón y desproporcionadas: no hay de procesos, ni retroalimentativas ni formativas!!
Una al día es aberración. Pregúntenle a sus hijos.

Finalmente, los docentes debiéramos tener el tiempo, los conocimientos o herramientas, la especialización y la continuidad para hacer re-ingeniería dentro del aula; con el patrocinio de sus directivos; dejar de ser un títere obsecuente a los intereses obscuros e infinitos del sostenedor (lucro, resultados SIMCE, necesidades de la empresa, ajustes de personal y un largo turbio e insospechado etcétera)

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de se ...
+VER MÁS
#Política

Lo que no fue y, esperamos, ahora sí sea

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de seguridad, migración e incertidumbre económica, no son resueltos con la velocidad que se requieren

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo s ...
+VER MÁS
#Política

Estado Social Democrático de Derecho o Salmón Tipo Jurel

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo sentido al hegemónico hasta el 18-O de 2018

Nuevos

Para esto, es necesario, entre otras cosas, reforzar a los equipos que llevan adelante investigaciones de derechos humanos, mejorar los instructivos y robustecer las capacitaciones referentes a las obligaci ...
+VER MÁS
#Justicia

Fiscal Nacional y su rol en los derechos humanos

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

La excepción de seguridad de la nación, presente en la Carta Fundamental como uno de los casos en que se permite el secreto por ley de quórum calificado, para mantener la reserva de información, debe se ...
+VER MÁS
#Política

Artículo 8° CPR: Comentario sobre una solicitud a las FF.AA.

En su natal San Juan Chamelco, Alta Verapaz, Guatemala, vestía su indumentaria indígena, en los campos de manzanas usa pantalón de lona. Su ropa de Guatemala sólo la usa para eventos especiales, dejó d ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un día tranquilo

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

El descontrolado crecimiento de la población es una de las principales causas de: sobreexplotación de los recursos naturales, destrucción del medioambiente, pérdida de biodiversidad y de la gran generac ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

COP27: Y somos 8.000 millones, sobrepoblación un tema impopular

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática