#Educación

¿Para qué volver a las aulas?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Volver o no a las escuelas hoy no debería ser el centro de la discusión. No estoy diciendo  que la decisión sea, sin discusión, volver o no volver.

Creo que como muchas otras veces no estamos viendo ni analizando  con la suficiente profundidad la situación, lo que implica, las oportunidades que tenemos, los problemas de fondo y los aspectos a tener en cuenta.


En vez de la porfiada insistencia por el retorno a las aulas ahora, la preocupación de las autoridades, junto con la academia y los docentes deberíamos estar trabajando en prepararnos para el retorno a una nueva forma de enseñar y de aprender.

Volver ahora, si las condiciones sanitarias lo permiten y se cumple con los protocolos de las autoridades de salud, conlleva una serie de adecuaciones que es  lo que nos han mostrado   profusamente  los medios de comunicación  comentados y  argumentados por el Ministro de Educación. Entre otras las demarcaciones en las entradas y patios, las separaciones de los pupitres, las micas separadoras, los alcoholes y geles para desinfección, los limpiapiés, etc., etc.

Todo esto está bien, es necesario, pero observando la insistencia del Ministro por el regreso a las aulas, mi pregunta es ¿por qué y para qué deben volver los estudiantes a las aulas?

Esa es la pregunta que debe hacerse el Ministerio de Educación y orientar, proyectar y proponer caminos. Deben preguntárselo las autoridades educativas y también la Academia, los formadores de formadores, los docentes y las familias.

Al principio de esta  emergencia sanitaria, por la urgencia y la necesidad de resolver en la marcha,  nos preguntábamos qué era lo importante que los estudiantes debían aprender y así sobre la mientras los acontecimientos se sucedían con más velocidad de lo que éramos capaces de procesar, hicimos priorización de aprendizajes (espero que haya sido una real priorización de lo más importante) para que los niños y niñas, jóvenes y adultos a distancia, por los medios que constatamos  no eran lo que creíamos porque el mito de la virtualidad nos golpeó en la cara con estudiantes subiéndose a los techos para conectarse.

Ya estamos a un par de meses del término del año escolar. Ya hemos hecho lo que más hemos podido en este formato. Los estudiantes han aprendido muchas cosas, las que los y las profesores han preparado para ellos, pero también muchas otras que el momento histórico les ha provisto.

Y entre las cosas que han aprendido es que echan de menos la escuela, los compañeros y compañeras, a los docentes.

Y nosotros los docentes también hemos aprendido y deberíamos indagar en nuestros aprendizajes para hacer transformaciones que no solo serán necesarias, sino que serán un enorme desafío para que la educación esté respondiendo a lo que se requiere.

Entonces, en vez de la porfiada insistencia por el retorno a las aulas ahora, la preocupación de las autoridades, junto con la academia y los docentes deberíamos estar trabajando en prepararnos para el retorno a una nueva forma de enseñar y de aprender.

Sabemos, de lo poco que conocemos aún, que las posibilidades que ocurran otras pandemias en plazos no tan lejanos. Si sabemos eso y además hemos comprobado a partir de la experiencia vivida y que aún no acaba que hay otras formas de hacer en la escuela entonces ¿por qué no empezar a analizar profundamente todo esto?

¿Por qué no nos preguntamos, bien en serio, cuáles son los aprendizajes que deben ocurrir en la escuela y colectivamente?

¿Por qué no nos preguntamos qué y como van a desarrollar esos aprendizajes los y las estudiantes?

¿Por qué no nos ponemos a desarrollar nuevas estrategias que busquen la complementariedad de los aprendizajes individuales con los colectivos?

¿Por qué no nos damos este tiempo que queda del año para prepararnos seriamente para un retorno que ya sabemos por dónde puede ir?

¿Por qué no nos preparamos para incorporar todos los aprendizajes que los estudiantes han alcanzado en este tiempo?

El abandono escolar  tan temido, se relaciona exactamente con lo mismo de siempre. Aparte de situaciones sociales que sacan a los estudiantes del sistema, la gran mayoría de ellos y ellas sale porque el sistema no es capaz de asumir las necesidades, la diversidad, no es capaz de hacerlos sentir que importan y que el fin de la educación es lograr desarrollar todas sus potencialidades para que sean personas felices.

Ahora no es marzo, no necesitamos tomar la decisión de un día para otro, tenemos la posibilidad de pensar en el futuro cercano y en el no tan cercano también.

Ahora podemos abrir las escuelas, pero no para hacer lo mismo de siempre, sentar a los estudiantes después de ocho meses a mirar una presentación power point cuando las han visto todo este tiempo no es recuperar lo que hace falta de la escuela. Y lo que hace falta de la escuela, es la pertenencia a un colectivo, la identidad, los objetivos comunes, aprender a ser sociedad, a convivir, a compartir.

Y la misión de nosotros los docentes, ojalá con la conducción de autoridades y expertos es generar aquellas estrategias para enseñar que, si no las descubrimos juntos  después de todo esto vivido, es que no estamos aprendiendo nada.

No se trata de volver o no volver, se trata de saber para  qué volver.

TAGS: #AulasDeClases #Coronavirus #Desconfinamiento #RetornoAClases

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Los alcances de la visibilidad que adquirió el ajedrez vinculado a la lucha política desarrollada en la guerra fría fueron insospechados
+VER MÁS
#Política

La Política y el Ajedrez

Las desigualdades no terminarán mágicamente con la nueva Constitución, pero sí da una oportunidad para tener un marco general que permita efectivamente combatir las desigualdades
+VER MÁS
#Justicia

Tenemos la oportunidad de abrir una vía para encontrar soluciones

Esta revuelta sólo finalizará cuando el reconocimiento de cada uno/a de nosotros/as quede plasmado en más derechos y en la valoración de la participación de nuestros/as habitantes en la nueva Constituc ...
+VER MÁS
#Sociedad

Octubre 18

Este 25 de octubre, al igual que compatriotas de antaño, con un lápiz y un papel, y dada las circunstancias, con mascarilla y alcohol gel, seremos capaces de seguir navegando en este barco, con un rumbo ...
+VER MÁS
#Política

Un barco llamado Chile

Nuevos

Los alcances de la visibilidad que adquirió el ajedrez vinculado a la lucha política desarrollada en la guerra fría fueron insospechados
+VER MÁS
#Política

La Política y el Ajedrez

Las desigualdades no terminarán mágicamente con la nueva Constitución, pero sí da una oportunidad para tener un marco general que permita efectivamente combatir las desigualdades
+VER MÁS
#Justicia

Tenemos la oportunidad de abrir una vía para encontrar soluciones

Esta revuelta sólo finalizará cuando el reconocimiento de cada uno/a de nosotros/as quede plasmado en más derechos y en la valoración de la participación de nuestros/as habitantes en la nueva Constituc ...
+VER MÁS
#Sociedad

Octubre 18

Este 25 de octubre, al igual que compatriotas de antaño, con un lápiz y un papel, y dada las circunstancias, con mascarilla y alcohol gel, seremos capaces de seguir navegando en este barco, con un rumbo ...
+VER MÁS
#Política

Un barco llamado Chile

Popular

Así como los médicos de la época de Freud desmentían a las pacientes histéricas clasificándolas de “simuladoras”, la clase política y la elite chilena rechazan constantemente las demandas del pue ...
+VER MÁS
#Sociedad

Psicoanálisis y estallido social: La pregunta por la dignidad

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad

Es evidente que el país enfrenta una situación muy difícil, en diversas dimensiones. Sin embargo, la nueva institucionalidad debió haber defendido con más convicción un presupuesto, de por sí bajo, p ...
+VER MÁS
#Ciencia

Becas Chile, la oficina al fondo del pasillo y la pérdida de confianza