#Educación

Interculturalidad crítica en el ámbito educativo, un desafío en la nueva Constitución

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Al reflexionar acerca de las políticas educativas con enfoque intercultural que se han generado en América Latina a lo largo de las tres últimas décadas, sobre “educación intercultural”, en la gran mayoría de los países latinoamericanos en la praxis es algo que atañe únicamente a la población indígena y no como una política general para la población nacional no indígena, el modelo cultural occidental asimilador ha sido el modelo dominante.

[…]No podemos pensar la interculturalidad sin la dominación/sumisión. Hablar de la interculturalidad como de una relación horizontal, no es más que un eufemismo para disfrazar relaciones verticales. La interculturalidad no es algo que hay que crear en el futuro, como algunos teóricos lo asumen, la interculturalidad existe ahora y ha existido en América desde la conquista. Pero la dominación/   sumisión imprime a la relación intercultural, por un lado, condiciones económicas, sociales, políticas y legales, y por el otro, disposiciones, actitudes y valores asimétricos, desiguales pero complementarios y que en su complementariedad se reiteran y refuerzan diariamente a través de las conductas rutinarias, esquemáticas entre sujetos dominados y sujetos sumisos (Gasché 2008, pp. 373-374).


El modelo curricular cultural chileno colonizador sigue produciendo las asimetrías culturales y la sumisión de las identidades culturales que se han integrado en la actualidad producto del proceso migratorio

La política educativa actual en Chile (2018- 2022) para estudiantes extranjeros en su propuesta está centrada en la inclusión en todos los niveles de formación que incluye las culturas originales del país de proveniencia, al menos esto señala el discurso oficial en las normativas que orientan hacia su inclusión. Sin embargo, en las praxis formativas, esas propuestas se contradicen, dado que prevalece el modelo educativo mono cultural a través del currículum único para toda la población de estudiantes.

En este contexto, a través de estas dos décadas de la inserción de estudiantes inmigrantes en contextos multiculturales urbanos y el programa intercultural de educación Bilingüe que data desde 1996, el cual reconoce a nuestros pueblos originarios en la praxis, nada ha cambiado en la operatividad, el modelo curricular cultural chileno colonizador sigue  produciendo las asimetrías culturales y la sumisión de las identidades culturales que se han integrado en la actualidad producto del proceso migratorio, no cabe duda que hoy  la sociedad chilena existe una configuración multicultural aunque la dominancia cultural hegemónica colonizadora nunca ha querido reconocer la multiculturalidad y su riqueza, desde sus albores en la sociedad chilena existe en su ADN un anhelo e impronta eurocéntrica y mira en desmedro nuestras raíces amerindias desde el Sur global.

Frente a la inercia del actual sistema educativo que no logra articular propuestas educativas interculturales críticas y descolonizadora y que desaprovecha la enorme riqueza de diversidad sociocultural, lingüística y cosmovisiones de sus estudiantes, la actual retórica desde los discursos educativos hegemónicos, muestra una falta de voluntad política de producir cambios que implemente un dinamismo de valoración de la Alteridad de las identidades cultural que actualmente coexisten quedando atrapada en  el reconocimiento desde una visión superficial folclórica tradicionalmente.

Sin embargo, la actual realidad migratoria conlleva a nuevos retos que atañen al campo educativo en los contextos multiculturales urbano del sistema educativo nacional, se debe dar un salto desde las transitividad multicultural hacia un enfoque intercultural crítico que implica transformar el currículum único por un curriculum que preste la relevancia de las identidades socioculturales, lingüística y cosmovisiones  que oriente a caminar hacia nuevas epistemologías con  participación activa de todas  las identidades en el diseño, implementación, gestión y evaluación de los programas educativos.

[…] dentro del debate sobre la interculturalidad están en juego perspectivas que, por un lado, intentan naturalizar y armonizar las relaciones culturales a partir de la matriz hegemónica y dominante (el centro, la verdad o la esencia universal del Estado nacional globalizado) y, por el otro, perspectivas que denuncian el carácter político, social y conflictivo de estas relaciones” (Walsh 2002, p.116).

La educación intercultural desde esta postura ontológica implica adoptar un paradigma crítico que permita “Desmantelar, deconstruir y descolonizar desde adentro las epistemologías occidentales” (Denzin, 2005) que, en el ámbito educativo formal, han erigido a la categoría de “universales” los conocimientos, habilidades y valores de la modernidad occidental. Según mi parecer, el tema que desarrollo en esta columna es vital en la formación de las nuevas generaciones de estudiantes que conviven en este siglo XXI dado que aceptar la multiplicidad de riquezas socioculturales en la sociedad actual es una apuesta a la convivencia intercultural y la ciudadana desde un modelo inclusivo donde todos y todas juntos podamos cambiar la realidad estructural discriminatoria y xenofóbica que ha llevado a la deshumanización del hombre. Como país tenemos la oportunidad en la nueva Constitución chilena de cambiar el modelo categorizador colonial eurocéntrico e implementar el modelo descolonizador que propone la aceptación y valorización de las diferentes cosmovisiones desde nuestra realidad amerindia.

Luis Enrique Pincheira Muñoz.
Dr. en Educación.
Investigador asociado.
Centro de Estudio Latinoamericano de Educación Inclusiva. CELEI- Chile.

 

TAGS: #DesafíosDeLaEducación #Multiculturalidad nueva

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Tatiana Guerrero

20 de Abril

Excelente contribución para visibilizar lo que a diario vivimos las escuelas que recibimos a la población migrante! Dado que recibir a un niño intercultural es un aprendizaje mutuo para las familias y el resto de la comunidad escolar; lo que sin duda es una experiencia muy enriquecedora, no obstante trae los bemoles propios de una tolerancia mal entendida en la cual muchas veces prima el dialogo de sordos y el único que tiene la razón es el “tolerador”. Por eso debemos migrar culturalmente desde la tolerancia y avanzar hacia el respeto para todas las singularidades.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Los partidos tradicionales fueron, en su mayoría, muy castigados con estas elecciones.
+VER MÁS
#Política

Una convención ciudadana

Mas allá de los cambios de signo político en las comunas del país, lo que ha sucedido en la elección de gobernadores regionales, también redistribuye el poder, y constituye una oportunidad de escribir ...
+VER MÁS
#Política

La región que queremos está de vuelta

El diálogo, la política, la buena política, puede permitir dejar de lado la guerra y el dolor del pueblo palestino de ver fallecer a sus jóvenes.
+VER MÁS
#Internacional

Rechazo a la guerra israelí contra Palestina

Nada es más nocivo para el ser humano, que el olvidarse de lo único que le da sentido a nuestra existencia: la noción de la propia muerte como un «morirme».
+VER MÁS
#Sociedad

Covid-19, muerte y sentido

Nuevos

Los partidos tradicionales fueron, en su mayoría, muy castigados con estas elecciones.
+VER MÁS
#Política

Una convención ciudadana

Mas allá de los cambios de signo político en las comunas del país, lo que ha sucedido en la elección de gobernadores regionales, también redistribuye el poder, y constituye una oportunidad de escribir ...
+VER MÁS
#Política

La región que queremos está de vuelta

El diálogo, la política, la buena política, puede permitir dejar de lado la guerra y el dolor del pueblo palestino de ver fallecer a sus jóvenes.
+VER MÁS
#Internacional

Rechazo a la guerra israelí contra Palestina

Nada es más nocivo para el ser humano, que el olvidarse de lo único que le da sentido a nuestra existencia: la noción de la propia muerte como un «morirme».
+VER MÁS
#Sociedad

Covid-19, muerte y sentido

Popular

El sentido de comunidad es un factor que debemos desarrollar aún más. Implica a los familiares, amistades, profesionales de los equipos de salud directamente relacionados y, obviamente, los propios enfermos.
+VER MÁS
#Salud

¡Viva la Corporación ELA!

El populismo que viene creciendo con fuerza en nuestro país puede ser convertido, más allá de los propósitos y la consciencia actual de sus representantes más notorios, en una vía de escape, una salid ...
+VER MÁS
#Sociedad

¿Hablemos de populismo en el Chile de hoy?

Creemos que en el momento constituyente en el que estamos, se hace necesaria una revisión de las potestades del presidente sobre el legislativo, así como también una oportunidad de los congresistas de ej ...
+VER MÁS
#Política

No es ´cocina`, es cambio de régimen. La obsolescencia del sistema presidencialista

No nos engañemos, no confundamos los conceptos de estratificación, con los de clase. Las clases difícilmente se mueven, se superan, ascienden y dejan atrás el lastre de las carencias.
+VER MÁS
#Política

La clase media o en vez de la miseria