#Cultura

Un trío crítico: A Perez-D Eltit-F Viveros y el sol

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Me puse a la tarea de una autoconsciencia. Entonces, y paradojalmente, no miré para dentro sino en derredor. No a mis fascinantes horrores de niño ni a mis ensoñaciones adolescentes. Ni a mis amantes, de las buenas y de las malas, sino a las mujeres. Imaginé unos juegos de conversaciones con amigos y amigas.

Estaban Roberto Parra y Andrés Pérez. Y por ahí, la Negra Ester, la chiquilla del Luces del Puerto, un local del ambiente en San Antonio. En octosílabos Roberto cantaba:

«Un día por la mañana

Anteh que rayara el sol

Mah linda que un arrebol

Fresquita como manzana

Muy alegre muy afana

Venía la Negra Ester»

Llegaba, en seguida, Diamela Eltit. Y nos releía, muy seria (como es ella), un párrafo de su Padre Mío:

«Esa exterioridad se construía desde la acumulación del desecho y la disposición para articular una corporalidad barroca temible en exceso. La saturación de prendas era correspondiente a la carnalidad maquillada de tierra, formando la costra de una asentada suciedad, contraviniendo así el estereotipo del cuerpo higienizado y vestido según la lógica de la composición oficial».

Entonces me ocurría intervenir. “Por estos días bajo el sol, que son casi todos los días, dije, podemos partir de cerca o de muy lejos. ¿Es acaso arbitrariedad de estas páginas poner juntas estas obras, la Negra literaria-teatral y el Padre Mío, nueva-novela-verbal, a partir del hecho concreto que, para l@s chilenos, aparecieron el mismo año de 1989? Como a menudo, ¿pura coincidencia? Miremos mejor hacia el lado que las reúne en el sentido de ejercicios de lo que, un siglo antes, las habrían llamado vanguardias”.

Ahora puedo hacer a Andrés Pérez añadiendo: “Había estado ya con el teatro en las calles y en la Plaza de Armas de Santiago por algunos años, abriendo esos escenarios y esos públicos callejeros a un nuevo arte contra la dictadura. No descuidé, ahora con la Negra, mis aprendizajes de vanguardias teatrales que florecían en el Theatre du Soleil (sol), en la Francia de la década de los 80 —donde hace poco había llegado a roles protagónicos con mi “Gandhi”. Por tanto, intenté enriquecer la experiencia de la escena con nuevos sentidos de la performance actoral, de construcción de personajes, con los maquillajes, los vestuarios, la música como otro actor más. Con ciertos tipos de parlamentos e improvisaciones (refranes y chistes populares).  Y logré, me dicen, una obra que acomodó muy bien con el gusto –el juicio sensible/teórico chileno masivo–, lo que entonces decía: el gusto de las clases sociales y los barrios más disímiles de Santiago mismo. El montaje de “La Negra Ester” a platea completa”.

Diamela Eltit entonces decía: “El mismo año 1989, apareció esa novela, “El Padre Mío”. Un texto que me gusta llamar: «un prólogo y tres hablas». Había estado, varios años, en una investigación/documentación yendo a la comuna popular–periférica de Conchalí, de la capital de Chile.  Algunos me llamaron «neo-vanguardista», y yo solamente continuaba mi destino vital de esos años que también se llamaban Lumpérica. Del lumpen de la patria y los márgenes”.

“Pero, la interrumpí yo, esa obra de novela parecía del gusto de gentes afectas a la experimentación con una «teoría y bordes del lenguaje». Un poco del arte como teoría en un sentido moderno. Y cómo las categorías de la semejanza y la diferencia se determinan mutuamente, así la obra de la Negra Ester se hizo, en cambio, de audiencias multitudinarias. Se aplaudía el final en una fiesta de alegrías compartidas de los actores, los músicos, el director, el dramaturgo y los espectadores por montones, que acogían esa novedad de lenguajes en la celebración de su mezcla. Mientras, los lectores del Padre Mío leían pálidos, parecían seleccionados entre cierta intelectualidad de artistas y teóricos o filósofos. Notablemente menos, recibían tus obras, Diamela, más bien para conversaciones de iniciados”.

“Y tod@s los que ahí estábamos, continué, habíamos pasado los mismos años con la misma dictadura y la misma miseria del PEM y el POJ. Y el mismo sol.” Sin quererlo, a esta altura, me había tomado la palabra del juego de la conversación.

¿A cuál de esas formas se encuentra más próximo esta introducción a unos estudios del sol? Tal vez sólo plantearlo resulta desubicado, y tal vez a ninguna.

Pues hay aquí, como en el Padre Mío, unos alcances más bien filosóficos —y yo los puedo nombrar, quizá, una variante de fenomenología hermenéutica, y menos inclinadas a unas teorías contemporáneas del lenguaje (verbal). No para nada, los poemas que todavía esperan en este libro, “Estudio del sol”, se quieren leer un poco mejor después de estas introducciones.

Por otro lado, el verso —porque es verso— de este sol, nada tiene que ver con las décimas (o con las muy formales improvisaciones en lengua popular, “de la tribu” traduciría Parra) de la Negra. Ya no es verso tradicional, asentado en un pasado rural y en la crianza campesina. Es urbano, más bien de la ciudad globalizada. Aunque también «llano», como refería Humberto Giannini —el único filósofo chileno de la academia que conozco como una figura pública.

TAGS: Negra Ester Sol

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

25 de mayo

Es decir, en el libro «Estudio del sol» se han encontrado much@s.
Como aquì, Roberto Parra y Andres Pèrez y la Negra Ester. Como aquì,
Diamela Eltit y el Padre Mìo. Como aquì, Fernando Viveros, el Oscuro
Mongol y el sol brilloso del mundo.
Desde San Antonio a la comuna de Conchalì, y pasando por Parìs y
Santiago de Chile. Pasando por la democracia y la dictadura y la vuelta
a la democracia.
Para tod@s ellos y en todos esos rincones del planeta, m/m el
mismìsimo sol. Sol de todas las mañanas del mundo, sus mediosdìas y
atardeceres y noches (otro nombre para el sin-sol) —

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

Es esencial entender que la prisión preventiva no debe ser utilizada como un castigo anticipado, especialmente en casos políticos. La justicia debe ser imparcial y basada en la ley, sin ceder a presiones ...
+VER MÁS
#Política

La prisión preventiva en el contexto político

Esta región tiene un enorme potencial que, en un ambiente descentralizado, con mayor capacidad de toma de decisiones regional, puede contribuir tanto o más al desarrollo nacional que aquellas que han sido ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

La región de Los Lagos en la encrucijada

La vida es una eterna batalla, nunca hay que bajar los brazos... desde niños les enseñé mirar la vida con fuerza y valor, sé que somos débiles, pero sacamos fuerza de lo insondable de la vida. Trato de ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

Palabras de un hombre

Lamentablemente, la gran mayoría de las personas refugiadas LGBTIQA+ se exponen a sufrir las mismas amenazas y violencia de género en el país de asilo que en su país de origen, en donde incluso se les n ...
+VER MÁS
#Justicia

Orgullo y refugio

Popular

los dueños y administradores de grandes empresas privilegian las ganancias económicas y desprecian los informes, avisos y alarmas que dan los especialistas y científicos. Su accionar busca hacer cada vez ...
+VER MÁS
#Economía

Nos pasa al colocar las ganancias por sobre el bienestar humano

Estamos hablando de candidatos vencedores cuya cuna de independencia está enquistada racional y afectivamente a colectividades partidarias tradicionales (...) que decidieron dejar el carné de lado del partido
+VER MÁS
#Política

Primarias partidarias e independientes

los propietarios podrán ejercer las acciones judiciales respectivas, exigiendo una justa indemnización, en contra de esa municipalidad por haber otorgado un permiso contrario a derecho y en contra del fon ...
+VER MÁS
#Ciudad

Los socavones en las dunas afectaron a edificios ilegales

Las influyentes asociaciones gremiales empresariales argumentan que el cuello de botella se produce exclusivamente en los distintos servicios públicos que deben dar sus aprobaciones a los mismos
+VER MÁS
#Ciudad

Utilizan el vocablo "permisología" para presionar al gobierno