#Cultura

La cultura humanista ante el ´todo es posible`

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Una “elevada cultura” en lo que se llama humanismo no es garantía ni requisito suficiente que nos aleje de la barbarie: este parece constituir un testimonio temible del siglo XX. Escuchar con deleite a Mozart, o leer a Platón o Kant, se ha demostrado, puede ser compatible con atribuir a otros humanos la condición infrahumana.


Percibir en el otro la humanidad significa activar la sensibilidad para comprender sentimientos y entender historias. Permite entender o imaginar el dolor ajeno como si fuera nuestro

Un extremo de la barbarie política surgió entonces del meollo de Europa. Dos siglos después que Voltaire hubiera proclamado el fin de la tortura, ésta volvió a ser un procedimiento normal de la acción política. El hecho es que la difusión de valores literarios, culturales, no puso freno a los totalitarismos. La barbarie prevaleció en la tierra misma del humanismo cristiano, de la cultura renacentista y del racionalismo clásico. “Sabemos que algunos hombres que concibieron y administraron Auschwitz habían sido educados para leer a Shakespeare y a Goethe, y que no dejaron de leerlos”- recuerda George Steiner.

Un valor máximo del humanismo ilustrado concede la igualdad a todo individuo por el solo hecho de ser humano. La barbarie parece precipitarse entonces como denegación al otro de su condición de dignidad. La privación de humanidad conlleva el impulso de violencia contra el otro. “No es tan civilizado”, se dice; no es tan humano.

La cuestión pasa por la valoración del otro como no poseedor de un mínimo intocable por el mero hecho de ser humano. Lo señalado como primitivo, lo pretendidamente más cercano a la Naturaleza -la concepciòn de una Naturaleza amoral, inferior a la obra humana-, se ha mostrado como constante articuladora de los discursos e ideologías colonialistas y racistas. Establecer aquí esa diferencia pareciera un recurso estratégico de lo que entonces llamamos barbarie.

Percibir en el otro la humanidad significa activar la sensibilidad para comprender sentimientos y entender historias. Permite entender o imaginar el dolor ajeno como si fuera nuestro; permite identificar, y hasta denunciar, una cruel discriminación contra ese ser humano concreto que está allí delante. Podemos decir que la preocupación social, la “consciencia social” respecto de ese otro, proviene de una identificación empática con él. En un lugar clave, somos individuos igualados por el sufrimiento. Así el espectáculo de la desgracia ajena no nos deja impasibles.

El filósofo Richard Rorty se refiere a las novelas sociales de Dickens como escuela donde “cada cual puede comprender a quien se cruza por la calle. Su intención consistía en… que se reconociera el derecho de cualquier persona a ser comprendida”.

El escritor Milán Kundera propone una utopía democrática de tipos humanos incontables, diversos e inclasificables. Lo humano no es definible, parece decir. Para él no hay patrón normativo previo; hay que percibirlo como una fuga abierta poblada por figuras y novedades impensables.

No estaría demás, pues, continuar un debate inacabado en torno de las virtualidades morales de la filosofía y la literatura, de modo que la “generalidad vacía” de los principios logre la encarnadura plena de las historias de personajes, ni ángeles ni demonios, que todos podamos reconocer y en los cuales podamos reconocernos. En este sentido, sin embargo, seguimos señalando la “cultura” como vehículo de humanidad. Si “nada de lo humano me es indiferente” quizá debamos aceptar la crueldad como otro signo de lo humano. La admiración ante la apertura a la libertad de la acción humana puede significar el vértigo de todo lo entonces posible.

 

TAGS: #Filosofía #Humanismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

Lo que necesitamos como sociedad, es que gobierno y oposición, actúen con responsabilidad. El flagelo de la delincuencia, afecta todos los aspectos de nuestra vida, y era que no, produce severos efectos e ...
+VER MÁS
#Internacional

El legado de Cúcuta

Es urgente que las autoridades den el ejemplo y que el Estado de Chile haga rendir cuentas a los responsables de estos crímenes con premura y determinación, pues la impunidad no puede continuar en el paí ...
+VER MÁS
#Justicia

Una más del general Yáñez

Según la Encuesta de Bienestar Social (2021), en Chile las personas dedican más de un tercio de su tiempo diario a labores de cuidado, y un 85% de aquellos que pasan más de 8 horas al día en esta labor ...
+VER MÁS
#Sociedad

Avances y retos en el cuidado familiar en Chile

Los empresarios, por la gran responsabilidad que cae sobre sus hombros, no tienen que ambicionar ser los mejores y más ricos del planeta, sino que ser los mejores “para” el planeta, colocando a las per ...
+VER MÁS
#Sociedad

Razas y subhumanos una creencia para justificar atrocidades

Popular

Según la Encuesta de Bienestar Social (2021), en Chile las personas dedican más de un tercio de su tiempo diario a labores de cuidado, y un 85% de aquellos que pasan más de 8 horas al día en esta labor ...
+VER MÁS
#Sociedad

Avances y retos en el cuidado familiar en Chile

No hemos logrado dar una lectura a la percepción de clases medias y bajas sobre posibles choques culturales, el miedo a la perdida de trabajo o si en su comuna no colapsará la entrega de diversos servicio ...
+VER MÁS
#Política

El sesgo de clase en la batalla cultural del frente amplio

La información pluralista y de calidad, la cultura de buen nivel, los valores democráticos y de civilidad, deben ser considerados igualmente derechos de todos los chilenos, y un deber a cargo de los recur ...
+VER MÁS
#Política

Tv pública, una reforma pendiente

La bandera de Ucrania está en todas partes. En los pines metálicos de las tiendas de souvenirs, en los edificios públicos(...) Museos y otras atracciones turísticas ofrecen precios rebajados para ucrani ...
+VER MÁS
#Internacional

Cómo se vive la invasión rusa en los países bálticos