#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Foto: composiciòn propia

He manifestado en otra parte un amable interés por asumir en lo posible la reflexión que corresponda, dentro de la incierta tradición chilena de la filosofía, al pensamiento relacionado con el ámbito que usualmente se denomina filosofía del arte –estética filosófica o filosofía de la obra de arte.


El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”

Un personaje una vez querido que en esta área rápidamente identificamos se presenta en el nombre de Luis Oyarzún Peña. Este nombre vive la constante de incerteza histórico-social tan propia de un miembro presunto de la tradición que barruntamos. La biblioteca de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile ha sido bautizada con él; ocupó un “asiento” en la Academia Chilena de la Lengua, en la década de los años 60 del siglo XX –o sea, no más unos añitos atrás, mirados desde cómo frecuentan el desafío del tiempo los llamados “grandes” nombres de la historia Occidental que es la filosofía (digamos: Heráclito o Hegel).

Y el ejercicio de perduración en esa historia, lo miles de veces revisitado, reinterpretado, redescubierto, en Chile, en estos australes, se da como galopante amnesia –y Luis Oyarzún es apenas conocido en la misma Universidad de Chile (en su lado de estudios de estética y en su lado de filosofía en general).

Lo mismo me pregunto yo cuánto vale la pena de escribir acerca de un presunto olvidado como este, con la certeza de ser, a su vez, olvidado. Pues, simplemente, ¿quién se interesará por leer estas mismas líneas si no se trata de un singular especialista, o de un marginal dentro de los marginales que en Chile dedican algo de su vida filosófica a reencontrar a los chilenos que antes la han hecho (pues los demás habitan las derivas internas del continente europeo)? Pues cuando entre algunos se entiende: “filosofía en Chile”, se entiende pensamiento filosófico-político (o moral, práctico) –y hasta de Andrés Bello se olvida lo que fue a sus intereses llamemos de poética, muy distintos de los que probablemente lo llevaron al sitial de aquel rectorado del siglo XIX (que [email protected] dicen debiera ser reencontrado como un proyecto del XXI).

En fin, después de esta por demás extendida introducción, concentremos las líneas en la figura del hombre Luis Oyarzún Peña.

Me resulta determinante en ese pensamiento de filosofía del arte la mismísima noción de “arte” por la que navega nuestro invitado –al menos de manera general, sin resultar al parecer el concepto mismo uno, como se dice ahora, “tematizado”.

“Arte” en este pensador del siglo XX chileno, orienta una reflexión al modo como lo hacen las teorías del sujeto moderno. Es decir, arte significa aquí mayormente una aplicación del concepto de “consciencia”, o del de “subjetividad”.  Arte (¿qué es arte?; ¿cómo saber cuándo algo es arte y cuando no?) resulta algo que sucede alrededor de esos conceptos –y en sus lados que han sido llamados “misteriosos” o “inspirados”; o, también, “angustiosos”; los lados constitutivos de la incertidumbre del sujeto humano moderno (típicamente: el individuo que se piensa aislado, incomunicado, vaciado, etc.), cuando quiere pensarse en las totalidades del mundo (como las “masas urbanas anónimas”).

Por entonces no habían llegado a estas tierras de Allende Los Andes –bueno, tampoco a muchas partes del mundo–, los teóricos estructuralistas, los del lenguaje, de la deconstrucción o de la hermenéutica filosófica.

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”, aparece como un eje en Oyarzún. Que el arte debe juzgarse en tanto capacidad de dar forma a esa interioridad –la que entonces se piensa como anterior a la forma externa: que el artista es aquel que “vive” un estado de cosas invisible para sus [email protected], y que, si lo es “verdaderamente”, encontrará los materiales para configurar con esas cosas un mensaje que llegará a los contemporáneos (o a los tan geniales como él de entre los posibles espectadores).

Pues la teoría del genio en el arte es casi contemporánea a la teoría del sujeto moderno. Un H-G. Gadamer estaba, en Europa, diciendo algunas de estas cosas precisamente cuando Oyarzùn navegaba todo rodeado por el océano de los sujetos y los artistas.

En esta lógica, la habitación de lo “extraño” del/en el mundo es peculiar, dice, a su manera, Oyarzún. En su ensayo “Ideas sobre el arte contemporáneo”, especifica que se trata de una extrañeza no total, de una que, paradojalmente al menos, contiene una familiaridad.

“se trata de una extrañeza con identificación, de una extrañeza con un esbozo de identificación, como que sentimos este arte de algún modo significativo”

Es importante que conceptualmente destaque en esto, que lo meramente extraño, completamente extraño, diríamos, limita con la indiferencia: si nada nos toca, nada reconocemos, una nada nos afecta (esto es “sin afectarnos”; no hay emoción a la vista). Esto es, si lo extraño llega a su límite, entonces desaparece el lugar, la posibilidad del lugar mismo del límite. Hay allí mero “vacío”, lo “sin nombre posible” (que los modernos identificamos con lo sin afectividad del vacío).

En cambio, lo extraño y familiar –que más tarde precisamente otro Oyarzún, otro chileno, y otro pensador del arte, Pablo Oyarzún Robles, ha trabajado como pensamiento inquietante/siniestro–, relaciona, por ejemplo, con una pintura vanguardista donde “no se entiende nada”, y, sin embargo, parece que también refleja que “uno entiende poco” del mundo que cohabita como humano moderno. O que, por otra, si “entiende” algunas cosas en el cuadro, y ve allí monstruos pintados que son como los monstruos que se topa en las calles (que hoy, más bien, vemos en los “reportajes” de los noticieros “centrales” de la tv de las tardes-noches).

Pero, como a la pasada anteriormente recordábamos, Luis Oyarzún pensó bastante de estas cosas desde un decanato académico o desde una oficina de la ONU. O desde su poesía, por demás al modo suave e intimista, en las vivencias de las angustias de quién quiere impulsivamente (así debe decirse) comprender ciertas cosas, y no puede, se confunde irremediablemente –y pide auxilios en unos brazos amorosos.

TAGS: #Filosofía Arte

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

21 de enero

[email protected], acaba de salir mi tercera publicaciòn acerca del filòsofo
chileno del siglo XX, Luis Oyarzùn Peña. El àmbito filosòfico que tal
vez màs interesa en este Oyarzùn, se encuentra en sus escritos acerca
de estètica y, luego, en un pensamiernro en cierta manera inuaugural del
ambientalismo contemporàneo de la Naturaleza. Por otro lado, lo màs
decisivo, quizà, de mi escrito, es la relaciòn que intento entre dos
Oyarzun en la historia de la filosofìa en Chile: Luis Oyarzùn P. y
Pablo Oyarzùn R. Sin duda un desafìo entrar en estos movimientos
de nuestro quehacer pensante chileno.

Freddy Aguirre Morales

26 de enero

Hola quiero expresar mi agradecimiento por sus excelentes escritos sobre los filósofos Oyarzún y sus teorías del arte moderno. Soy venezolano, pintor y me gusta escribir. Estoy muy interesado en sus escritos porque son esclarecedores en conceptos referidos al arte y la obra de arte, sobre todo el arte de la vanguardia

Daniel

26 de enero

Fome.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”
+VER MÁS
#Política

Reflexiones electorales independientes y nuevo proceso constitucional

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”

Nuevos

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

El proceso constituyente y las características que tiene, responden al momento político que vivimos luego del triunfo del Rechazo. Lo que pretendió ser una revitalización de un contrato social, fue real ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo proceso constitucional y el llanto de quienes no hicieron política en el proceso pasado

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional

Popular

La llegada del tren no reemplaza a buses ni camiones, el objetivo es desarrollar un modelo que trabaje de forma integrada creando un sistema intermodal. En conclusión, recuperar el tren es una necesidad na ...
+VER MÁS
#Política

Comentarios al tren Santiago “El Salto” (Viña del Mar)

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?