#Ciudadanía

La letra chica del llamado a la unidad nacional

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El Gobierno ha realizado un llamado a la unidad nacional en torno a las tareas de emergencia y reconstrucción de las regiones afectadas por el terremoto y posterior maremoto ocurridos el 27 de febrero en la zona centro sur del país. ¿Publicidad engañosa? Veamos.

 ¿Unidad en torno a qué?

La unidad sólo es posible en torno a un plan integral de emergencia y reconstrucción, que debe ser conocido, con determinación de su financiamiento y formas de gasto, definición de medidas y beneficiarios, diferenciando los distintos sectores y sus necesidades, para que pueda ser democráticamente discutido y fiscalizado por la ciudadanía. No se puede entender unidad nacional como la firma de un cheque en blanco, particularmente cuando se habla de privatizaciones y concesiones, mayor flexibilidad laboral, mayores incentivos tributarios a las donaciones, mayores facultades presidenciales. No se puede entender la unidad nacional como una excusa para reconstruir a costa de los derechos adquiridos y del desmantelamiento del sistema de protección social, desvistiendo un santo para vestir a otro. No se puede entender unidad nacional como un permiso para gastarse el dinero de todos los chilenos comprando lo que quiero, a quien quiero y porque sí.

 ¿Da lo mismo quién toma las decisiones públicas y cómo lo hace?

Que no nos pasen gato por liebre. Las decisiones públicas y su responsabilidad, por definición deben ser tomadas por las autoridades democráticamente elegidas, y no pueden ser externalizadas al sector privado. Por ejemplo, no pueden pretender responsabilizar a Un Techo Para Chile de la tarea de proveer techo a las familias en medio de la emergencia, ni a Celulosa Arauco de la reconstrucción de Constitución. Además, como es obvio, no es posible reconstruir una ciudad sin la ciudadanía, ni es posible soñar el futuro sin sus protagonistas. Esto exige asegurar la plena participación de la ciudadanía en la toma de las decisiones que los afectan.

 ¿Cualquier reconstrucción?

La emergencia y reconstrucción debe situar en el centro de sus desafíos a las personas y al conjunto de sus necesidades. En consecuencia, la tarea no se acaba con el abastecimiento de alimentos, la reposición de viviendas, el restablecimiento de los servicios básicos, la reconstrucción de las obras públicas, la recuperación del empleo digno y el repotenciamiento de la capacidad productiva. Es necesario considerar el daño provocado en las personas, sus vulnerabilidades, inseguridades e incertidumbres, las que son también parte integral de la tarea de emergencia y reconstrucción.

 Emergencia y reconstrucción, ¿es sinónimo de borrón y cuenta nueva?

La urgencia de la emergencia y el imperativo de la reconstrucción no deben dejar de lado la defensa del interés público. Producto del terremoto han quedado en tela de juicio el profesionalismo en la construcción de viviendas que han presentado severos daños y de obras públicas que se derrumbaron, en la prestación de servicios básicos que se vieron interrumpidos , incluso hasta el día de hoy, en ciertas localidades que aún no cuentan con agua ni electricidad. Igual situación en la defensa de los derechos de los trabajadores, donde la sola invocación de la causal “caso fortuito o fuerza mayor”, sin justificarla adecuadamente, se malentiende como permiso para no pagar las indemnizaciones legales.

 Frente a esto, se espera que el Estado juegue un rol activo en la fiscalización y defensa de derechos de los trabajadores, de los derechos de la comunidad frente a obras públicas construidas con fallas o defectos, de los derechos de los consumidores en la construcción y venta de viviendas con fallas o defectos, o en la mala prestación de servicios básicos como agua, electricidad y telefonía. 

En suma, no corresponde que la defensa del interés público quede en manos de la iniciativa privada.

 Hoy estos elementos forman parte del entendimiento común que ha desarrollado una comisión especial del Partido Socialista, de la que formo parte como un militante más, entendimiento compartido en un trabajo común con los demás partidos de la Concertación y su primer cónclave.

 Luego, se requiere que el Gobierno ponga todas las cartas sobre la mesa, para poder deliberar de manera transparente y democrática nuestros sueños de futuro para el país. Unidad, sí, pero para la reconstrucción que juntos determinemos.

 

——————————————————————————————————-

 

Foto: Pumanque, Valle de Colchagua – Roberto Mardones Santisteban
 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

13 de abril

Claramente donde el Estado deja de hacer su pega, donde los individuos deben confiarse a las empresas (plop!), donde los despidos están a la orden del día y de yapa nos amenazan con menos indemnizaciones, hay al menos el legítimo derecho a preguntarse si a una no le estarán viendo la cara. En esas condiciones, es complejo colaborar a ojos cerrados con planes misteriosos que, además, a juzgar por el valor de la palabra del presidente, pueden ser así, o más o menos así, o para nada así.

16 de abril

No dejo de pensar en lo que plantea Naomi Klein en su libro “La doctrina del Shock”. Más allá de la necesidad de que estemos atentos a cómo el Estado y el Gobierno encaran el proceso de reconstrucción, a que no podemos permitir la expropiación de nuestros logros en pos de la “unidad”, lo que me parece central es ver como el Estado Corporativista, que muy bien describe la autora en los capítulos finales del libro, se implanta en Chile.
Ya no es que el Estado busque privados para llevar a cabo sus acciones, es que los privados están EN el Estado y así, deja de existir la posibilidad de que desde el sector público se puedan realizar ciertas iniciativas, en tanto ha sido completamente desmantelado y el sector privado lo ha conquistado.
Así, las redes que podrían unir al Estado con los privados desaparecen, no porque se acabe la relación, sino porque deja de existir tal separación. Ya no es posible distinguir a los actores, pues empiezan a cumplir múltiples roles. Ya no se es sólo ministro, ahora se es un ministro empresario. Sino les queda claro, sólo vean el caso del Canciller Moreno.

jrpaves

16 de abril

Por qué no da lo mismo. Porque el Privado y el Público no “piensan” igual, las acciones tienen consecuencias y caminos diferentes.

Un ejemplo:

Imagina al Dr. Pepito que te recomienda venirte de Antofagasta con tu hijo a a operarlo en Santiago, en la Clinica XXX donde él trabaja. Que hay camas de intensivo disponible, porque las va a necesitar y las drogas que ayudarán a mejorar los resultados.

Al doc, le pagan sus honorarios y al equipo. La clínica te dará una factura suculenta, la línea aerea y el laboratorio también gana algo. Y tu niño está sano.

Imagina al Dr. Pepito que te recomienda venirte de Antofagasta con tu hijo a a operarlo en Santiago, en el hospital de niños público, donde él trabaja. Que hay camas de intensivo disponible, porque las va a necesitar y las drogas que ayudarán a mejorar los resultados se las va a “conseguir”.

El hospital después de una aspera pelea con el doctor, aceptará al niños, porque en realidad de otra manera no es posible que tenga chance. El doctor se consigue la cama crítica en el hospital y llama a la secretaria de coordinación para que vea la manera de que vengas a Santiago con tu niño. Tu conyuge tendrá que partir en bus dos días antes, pero a ti y a tu guagua la traen en avión. Le ofrecieron bus al doctor, pero alegó hasta por los codos. Qué decir de las drogas. Ya con los pasajes “gestionados”, el doctor exige las drogas..ahh, pero noi sabíamos que las iba a necesitar. Bueno, al final se las consiguen.

El doctor recibe su sueldo mensual, el equipo también. El Hospital, se endeuda, y FONASA no le paga porque el niño se salió de la red. Tu niño, eso si está sano. Te vas a Antofagasta.

Al hospital le bajan sus calificaciones porque se endeuda, y se endeuda porque los doctores se traen estos casos, tan caros…pero como vas a dejar a los niños así…pero no están financiados…

No es tan fácil, ni tan blanco y negro, pero si es DIFERENTE.

Ah, en ambos casos, la línea aerea y el laboratorio también gana algo.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

Hasta ahora la dispersión ha primado en la centroizquierda y la falta de diálogo ha impedido reconstruir y articular un espacio político que no solo se limite a fiscalizar al gobierno de Piñera
+VER MÁS
#Política

No es tiempo de candidaturas presidenciales

 La sencilla idea es que se consideren como primera opción, alternativas tan serias como las otras que se han impuesto en siglos de colonización mental.  Es incorporar esta reflexión como una variable ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Saber y acción local sustentable: Ni pintoresco ni folclórico

¿Cómo podremos entender que el camino que se ha tomado no nos llevará a otra realidad que no sea una en que la derecha y el verdadero abuso sigan triunfando? No lo sé.
+VER MÁS
#Política

El nuevo progresismo sacerdotal no es de izquierda

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

El impacto que las tecnociencias producen en la sociedad, no solo cambia la vida de las personas, sino que impone modelos y relaciones de vida nuevos, y no siempre mejores
+VER MÁS
#Política

¿Qué hacer frente al transhumanismo?

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas